Newtral
En qué consiste el estudio de inmunidad para el que se ha ofrecido Navarra
Siguiente

En qué consiste el estudio de inmunidad para el que se ha ofrecido Navarra

La comunidad foral ha propuesto al Gobierno central protagonizar el estudio piloto que busca detectar la proporción de la población que ya ha desarrollado anticuerpos para poder organizar la fase de desescalada

EFE/Nacho Gallego

Navarra se ha ofrecido como voluntaria para protagonizar el piloto del estudio que busca calcular cuántas personas han pasado el coronavirus y, por tanto, están inmunizadas si hubiera nuevos brotes, como anunció la presidenta de Navarra, María Chivite, en una rueda de prensa el sábado 5 de abril

Los resultados de este estudio son clave para preparar la fase de desescalada o ralentización. Te explicamos en qué consisten este tipo de estudios y cuáles son las recomendaciones.

¿En qué consiste el estudio?

Este tipo de estudios buscan conocer cuántas personas han superado el virus y, por lo tanto, qué porcentaje de la población ha desarrollado anticuerpos que los hacen inmunes ante otro posible brote, lo que se conoce como ‘seroprevalencia’.

Hasta ahora, las pruebas se han priorizado entre los pacientes con síntomas graves y no hay información sobre cuántas personas han tenido infecciones leves o asintomáticas. Eso hace que las estimaciones actuales de contagios y letalidad no sean representativas. En cambio, el estudio serológico permite conocer todo el espectro de la enfermedad.

Los test serológicos detectan la presencia de anticuerpos para responder a la infección. Los anticuerpos se encuentran en la sangre y otros tejidos después de la enfermedad, e indican que una persona ha sido capaz de desarrollar una protección ante el coronavirus, tanto si ha desarrollado síntomas como si es asintomático. 

El Helmholtz Centre for Infection Research, en Alemania, ya coordina un proyecto similar en ese país, mientras que en Reino Unido se han planteado entregar ‘certificados de inmunidad’ para que quienes hayan superado el coronavirus puedan volver a la vida normal lo antes posible.

¿Qué utilidad tiene el estudio?

Los resultados del estudio ayudarían a responder con precisión a la pregunta de cuántas personas se han infectado con el coronavirus, pero, además, sirven para preparar la fase de transición o desescalada del estado de alarma de forma minuciosa.

Conocer este dato es clave para estudiar cómo se pueden ir relajando las medidas de confinamiento «sin dar pasos atrás» y evitar que se generen nuevos brotes, como explica la consejera navarra de Salud, Santos Induráin, en una rueda de prensa.

«Es una de las patas del desescalamiento», señala Induráin. «Eso supone planificar y prever esta nueva fase, pero no solamente es el estudio de seroprevalencia, sino que también hay que monitorear otras cuestiones. ¿Cómo nos estamos anticipando? Formando un grupo de trabajo y el ofrecimiento es que Navarra podría pilotar esta fase de esta nueva medida». 

Los datos de estos estudios también son un aporte cualificado para tomar decisiones de prevención y control de enfermedades en el futuro, ya que permiten evaluar cuánto tiempo dura la inmunidad y cuáles son los niveles de inmunidad de la población en las diferentes etapas de la epidemia, como precisa el Centro europeo de Control y Prevención de Enfermedades.

¿Por qué se ha propuesto Navarra?

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha ofrecido que la comunidad foral se sume al equipo que está trabajando en la salida por fases o desescalada del estado de alarma, y que el estudio piloto se pueda desarrollar en Navarra.

«La evolución sanitaria, la respuesta de nuestro sistema sanitario y la experiencia de nuestro Instituto de Salud Pública, donde ya trabajamos en ese escenario posterior», son las razones que ha argumentado Chivite para reforzar su propuesta. «Creemos que podemos hacer una aportación importante y nos ofrecemos a contribuir con ese conocimiento y esa experiencia para pilotar ese desescalamiento».

En Navarra, el lunes 6 de abril se registran 3.231 casos y 187 fallecidos. 

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha ofrecido que la comunidad foral se sume al equipo que está trabajando en la salida por fases o desescalada del estado de alarma.

¿Cómo se realizará el estudio nacional?

El Instituto de Salud Carlos III y el Instituto Nacional de Estadística ya están preparando el estudio para conocer el porcentaje de inmunizados, según señaló la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), María José Sierra, en la rueda de prensa del domingo 5 de abril, aunque no precisó más detalles.

La OMS ha elaborado un protocolo sobre cómo realizar este tipo de estudios en el que se explica que, a partir del control de la seropositividad (la presencia de anticuerpos) en una determinada población se puede deducir la amplitud de la infección y la incidencia acumulada.

«Esto es crítico para entender realmente qué nivel de circulación puede tener o haber tenido este virus en personas con una infección leve que tal vez no buscaron atención o no fueron recogidos a través de los sistemas de vigilancia actuales», explicó el director de la OMS, Tedros Adhanom, en una rueda de prensa el pasado 27 de marzo.

¿Cuándo conviene realizarlo?

Este tipo de estudios se realizan cuando el brote del virus se está apagando, para estimar las posibilidades de que hubiera una posible segunda ola de contagio al volver a la vida normal, como explica el Gobierno navarro en un comunicado.

[Inmunes contra el rebrote: el día después del confinamiento]

Gabriel Reina, especialista en Microbiología Clínica Universidad de Navarra, explica a Newtral.es que los anticuerpos tardan entre 10 y 15 días en generarse después de que ha empezado la infección. «Hay un periodo ventana, en el que están infectados y todavía no han desarrollado anticuerpos, lo que puede dar lugar a falsos negativos. Por eso no era conveniente hacerlo antes. Ahora, este estudio debería ir seguido de otros en los siguientes meses para valorar cómo va evolucionando».

La OMS también indica que «conviene completarlo cuando se haya superado el momento de la máxima transmisión en la oleada epidémica».

Las pruebas son «muy sencillas», a través de una pequeña muestra de sangre en el dedo, y el resultado se obtiene muy rápido, entre 5 y 15 minutos, señala el Ministerio de Sanidad. Gracias a eso, la técnica permite hacer pruebas masivas a bajo coste y «de manera portátil», ya que los resultados se obtienen en el lugar de la muestra, sin necesidad de personal especializado.

¿Cuánto dura la inmunidad?

Todavía es demasiado pronto para saber cuánto durará la respuesta inmune protectora contra el coronavirus, asegura el Centro europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC). «Esto requerirá de estudios serológicos longitudinales que sigan la inmunidad de los pacientes durante un período prolongado de tiempo». 

El doctor Reina añade que aún «no sabemos si los anticuerpos van a permanecer detectables para siempre o solo unos meses», y eso es clave para documentar si la población está protegida frente a nuevas infecciones. «La vacunación permite esta protección, pero sin pasar la infección», explica.

Los estudios realizados ante otras infecciones por coronavirus (SARS y MERS) apuntan a que la inmunidad puede durar hasta tres años y la reinfección con la misma cepa de coronavirus circulante estacional es altamente improbable en el mismo o siguiente temporada. «Esto también podría ser cierto para el COVID-19 ya que hay evidencia emergente de los primeros estudios», detalla en el informe del ECDC.

Esta inmunidad es el efecto que pretende alcanzar la vacuna sin pasar la enfermedad, resume el Ministerio de Sanidad. 

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente