Newtral
¿Elecciones catalanas en una fecha de alta carga simbólica?
Siguiente

¿Elecciones catalanas en una fecha de alta carga simbólica?

El calendario judicial y el futuro en el espacio posconvergente definirán la fecha final de los comicios que Torra no llega a definir frente a las presiones de ERC y de Puigdemont

ACTUALIZADO 2/7/2020

Foto: Toni Albir | EFE

El adelanto electoral de las catalanas anunciado hace unos meses por el president de la Generalitat, Quim Torra, se aleja ahora de los planes de JxCAT, que quiere agotar por todas las vías la legislatura. Sacar adelante los presupuestos del Govern en el Parlament iba a ser el punto de partida para la convocatoria de los comicios, pero estos fueron aprobados en abril sin anunciarse una fecha para las elecciones. 

El anuncio de la cita electoral se acercaba en marzo y sonaba como posible fecha el 1 de octubre, por su fuerte carga simbólica y para repetir el esquema de un calendario de comicios otoñales en Cataluña. Pero llegó la crisis sanitaria. 

El ministro de Sanidad y secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, instó la segunda semana de junio a Quim Torra a poner fecha «cuanto antes» a las elecciones en Cataluña y a pasar página de su Govern «agotado». A principios de julio, según informó La Razón, en corrillos de JxCat se barajan dos posibles fechas: el 27 de septiembre o el 4 de octubre.

Lo más importante

Torra se había comprometido en enero a convocar elecciones después de que se aprobase el Presupuesto de la Generalitat, pero ahora con las cuentas en vigor y la epidemia sin estar del todo controlada, no se siente aludido por este compromiso.

  • «No está prevista ninguna fecha de elecciones. Solo le corresponde al president Torra fijar una fecha de elecciones. Pero en este momento de excepcionalidad, requiere centrarse en la crisis sanitaria, económica y social. Necesitamos un Gobierno fuerte y concentrado para hacer frente a esta pandemia. Las elecciones no están sobre la mesa», insistía Mertixell Budó en mayo. 
  • ERC pide elecciones, ya que aboga por que la crisis del COVID-19 es algo tan grave que la ha de afrontar un Gobierno fuerte, y sus correspondientes presupuestos, y que por lo tanto se han de convocar elecciones lo antes posible y que los votantes sepan con qué programa va a afrontar cada uno la caída de la economía.

¿Cuál es el contexto?

A lo largo de la última década, el otoño se ha convertido en una estación clave para el independentismo catalán. Desde 2012, la (irregular) movilización alrededor de las manifestaciones de la Diada garantiza un clima óptimo y la carga simbólica es fuerte tanto el 11 de septiembre como el 1 de octubre, fecha de la celebración del referéndum ilegalizado de 2017. Las elecciones al Parlament de Cataluña de 2017 se celebraron el 21 de diciembre, jueves. El final del año es la fecha favorita para elecciones en Cataluña. 

  • El líder republicano por antonomasia, Oriol Junqueras, sigue en la cárcel de Lledoners y su formación consideraba que él debía encabezar la lista. Sin embargo, ahora el partido tiene todo preparado y el actual vicepresidente, Pere Aragonès, sería el candidato a ser el próximo president
  • Mientras tanto, en el espacio postconvergente, se juntan el vencimiento de la inhabilitación del expresident Artur Mas en febrero, la posible inhabilitación de Torra y la incógnita sobre los movimientos desde Bélgica del también expresident Carles Puigdemont.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El Tribunal Supremo debería admitir pronto a trámite el caso de la inhabilitación de Quim Torra, ante lo que se debería nombrar a otro president

  • Según apuntaba El Confidencial en mayo, el plan es convertir a la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, en presidenta de Cataluña.
  • Pero como advierten fuentes republicanas a ese diario, no está claro que ERC fuese a apoyar esta iniciativa y califican esta jugada de “nuevo chantaje convergente”.
Foto | Flickr JxCat

#Fact 

La convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña está regulada por la LOREG, dado que esta comunidad carece de ley electoral propia. Esta ley, en su artículo 42.2, establece que “los decretos de convocatoria señalan la fecha de las elecciones”, y cifra en 54 días tras la firma del documento la fecha de la celebración de los comicios. En los plazos también hay simbolismo:

  • Para que se celebraran el 1 de octubre, por ejemplo, el president de la Generalitat debería firmar el documento el 11 de agosto.
  • Si la fecha elegida fuera el 27 de septiembre, la campaña empezaría el día 11, coincidiendo con la Diada.
  • Y si fueran el 4 de octubre, estarían precedidas por el tercer aniversario del 1-O y del paro de país del 3 de octubre de 2017.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente