Newtral
¿Elecciones catalanas en una fecha de alta carga simbólica?
Siguiente

¿Elecciones catalanas en una fecha de alta carga simbólica?

El entorno de Torra defiende que será el president quien convoque los comicios cuando lo considere conveniente, lo que los demás partidos entienden como un aplazamiento al otoño

Foto | EFE

El adelanto electoral de las catalanas anunciado por el president de la Generalitat, Quim Torra, sigue sin tener una fecha adjudicada. La aprobación de los presupuestos del Govern en el Parlament —algo que se estima para mediados de marzo— iba a ser el punto de partida para la convocatoria de los comicios, pero la semana pasada, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, aclaró que no sería algo inmediato.

“La decisión es del presidente”, remarcó para responder así a las presiones previas de algunos miembros de ERC para que la fecha fuera consensuada entre los socios de gobierno de una legislatura que, según dijo Torra, “ya no tiene más recorrido político”. El mensaje es claro: quien controla los tiempos es el president.

Lo más importante

Esta puerta abierta al aplazamiento de las elecciones catalanas fue interpretada por algunos partidos como una pista de que el momento elegido sea el otoño. Los comunes, que decidieron abstenerse en la votación de las cuentas de JxCat y ERC, han pedido al president que no controle el calendario electoral para favorecer la reordenación de su partido para buscar un candidato.

Tampoco este escenario convence a ERC, como demostró el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, en los micrófonos de la Cadena Ser: “Creemos que lo razonable es no alargar en exceso una legislatura que en ciertos aspectos merece un reset”.

¿Cuál es el contexto?

Lo cierto es que ni ERC ni JxCat tienen por el momento un candidato claro. El líder republicano por antonomasia, Oriol Junqueras, sigue en la cárcel de Lledoners y su formación considera que debe encabezar él la lista. Mientras tanto, en el espacio postconvergente, se junta la circunstancia del próximo vencimiento de la inhabilitación del expresident Artur Mas, la posible inhabilitación de Torra y la incógnita sobre los movimientos desde Bélgica del también expresident Carles Puigdemont.

Aún así, las primeras encuestas apuntan a que el independentismo se revalorizará. El más reciente sondeo de GAD3 para La Vanguardia refleja que una eventual repetición de la actual coalición de Gobierno—a pesar de la crisis en la que están sumidos— superará la mayoría absoluta con 74 escaños y que los republicanos serían la fuerza más votada. También sumarían 74 escaños ERC, el PSC y los comunes.

¿Qué hay que tener en cuenta?

A lo largo de la última década, el otoño se ha convertido en una estación clave para el independentismo catalán. Desde 2012, la (irregular) movilización alrededor de las manifestaciones de la Diada garantiza un clima óptimo y la carga simbólica es fuerte tanto el 11 de septiembre como el 1 de octubre, fecha de la celebración del referéndum ilegalizado de 2017. Las elecciones al Parlament de Cataluña de 2017 se celebraron el 21 de diciembre, jueves. Otra convocatoria electoral que cayó entre semana, aunque festivo, fue la del miércoles 1 de noviembre de 2006.

Foto | Flickr JxCat

La convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña está regulada por la LOREG, dado que esta comunidad carece de ley electoral propia. Esta ley, en su artículo 42.2, establece que “los decretos de convocatoria señalan la fecha de las elecciones”, y cifra en 54 días tras la firma del documento la fecha de la celebración de los comicios. Para que se celebraran el 1 de octubre, por ejemplo, el president de la Generalitat debería firmar el documento el 11 de agosto.

#Fact 

En 2017, el 11 de septiembre tuvo una convocatoria temática y puso el foco en el referéndum. Se llamó la ‘Diada del sí’, transcurrió al grito de «Votarem» y aglutinó suficiente voluntad cívica como para mantener las calles llenas de cara a la consulta del 1 de octubre.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente