Newtral
El Washington Post no ha confirmado el origen del paciente cero del coronavirus
Siguiente

El Washington Post no ha confirmado el origen del paciente cero del coronavirus

El diario estadounidense no ha publicado que dicho paciente sea «un empleado» del laboratorio de Wuhan


Un mensaje viral en WhatsApp y en Facebook asegura que el Washington Post ha confirmado el origen del paciente cero del coronavirus y que éste era empleado del «famoso laboratorio de virología» de la ciudad china de Wuhan. Sin embargo, el diario estadounidense no ha publicado ninguna investigación que afirme tal cosa, sino una columna de opinión  de Josh Rogin con base a un cable, un tipo de comunicación entre autoridades diplomáticas, de 2018. En dichas comunicaciones, expertos norteamericanos habían advertido de las deficiencias del laboratorio.

«Los cables han fomentado el debate dentro del gobierno estadounidense acerca de si este u otro laboratorio de Wuhan fueron el lugar de origen del virus, aunque aún no existen pruebas concluyentes al respecto», afirma en el primer párrafo el columnista, que cubre temas de política exterior y seguridad nacional. Aún no se conoce del todo el origen de la nueva cepa del coronavirus pero la mayoría de los científicos creen que está en la vida silvestre. 

El artículo, que menciona la visita de oficiales de la embajada estadounidense en China al Instituto de Virología de Wuhan, fue publicado el 14 de abril en inglés. En ningún momento se habla de un «paciente cero» ni que el origen de la pandemia es un trabajador de esos laboratorios. Además, el editor de Opinión en español de The Washington Post, Mael Vallejo, ha desmentido en un post en Facebook que la columna del periódico afirma que el paciente cero saliera del laboratorio. 

El mensaje viral cita también a Bret Baier, que es un presentador de la cadena Fox News, canal en el que suele intervenir el líder norteamericano regularmente. Esta cadena se ha hecho eco del artículo del Washington Post y de la teoría de que el virus salió del laboratorio de Wuhan. En el portal, un artículo cita a fuentes de inteligencia pero de manera anónima. Además, estas reconocen que es solo una teoría y afirman que hay una investigación abierta.

La revista The Lancet publicó un comunicado el pasado 19 de febrero en el que científicos de múltiples países condenaban «las teorías de la conspiración que sugieren que el COVID-19 no tiene un origen natural». En el texto, se recuerda que gracias a la colaboración científica internacional, se ha podido publicar y analizar los genomas del agente causal y así concluir «abrumadoramente» que el actual coronavirus se originó en la vida silvestre como tantos otros patógenos emergentes.

Algunas voces de la comunidad científica reaccionaron a la columna del Washington Post y la intervención de Bret Baier en la cadena Fox News. La teoría de que el SARS-CoV-2 provenga de este laboratorio se ha extendido, entre otros motivos, porque trabajan con virus similares, en concreto una cepa llamada RaTG13. En un artículo de El País, el genetista de la Universidad de California en Berkeley, Rasmus Nielsen, recuerda que el virus del murciélago que se investiga en el laboratorio de Wuhan  y el actual coronavirus se parecen «más o menos como una persona y un cerdo». El País también cita al virólogo australiano Edward Holmes, que recordó en un comunicado el jueves que «no hay evidencias de que el SARS-CoV-2, que causa en humanos la COVID-19 se originase en un laboratorio en Wuhan».  

En Newtral.es, habíamos contactado con James Leduc, director del laboratorio nacional de Galveston de la Universidad de Texas, que ha colaborado con el laboratorio de Wuhan. Como expone el instituto estadounidense en su página web, ha impartido capacitación en materia de seguridad en los laboratorios a científicos y personal de operaciones en más de 70 países, incluida China y el Instituto de Virología de Wuhan. “Es muy altamente improbable”, nos contestó, cuando le preguntamos sobre la posibilidad de que el virus haya podido “escapar” del laboratorio. “Toda la información que tenemos hasta ahora es consistente con un virus que sale de la naturaleza e infecta a humanos y así empezó la transmisión. Es la explicación más lógica y científicamente defendible”, aseguró.

  • Esta es nuestra metodología de trabajo. Después del proceso de verificación, y en función de los datos, otorgamos una de estas categorías:

  • Engañoso

    Engañoso

    El contenido contiene datos correctos, pero ignora elementos muy importantes o se mezcla con datos incorrectos dando una impresión diferente, imprecisa o falsa

  • Falso

    Falso

    El contenido es falso

Siguiente