Newtral


El vulnerable escaño de Boris Johnson en Uxbridge
Siguiente

El vulnerable escaño de Boris Johnson en Uxbridge

Los cambios demográficos en la circunscripción por la que se presenta el candidato conservador pueden costarle su estatus de diputado

Foto: Facundo Arrizabalaga (EFE/EPA)

Boris Johnson se enfrenta en próximo 12 de diciembre a un adelanto electoral que le empuja a lidiar con el hartazgo por el Brexit de nunca acabar y en el que su figura aglutina todo el voto conservador tras una purga del moderado. Tener a un impopular Jeremy Corbyn enfrente (con un 21% de popularidad) es su mayor baza, a pesar de que la ventaja sobre los laboristas empieza a contraerse por debajo de los diez puntos, según YouGov, la empresa referente en sondeos en Reino Unido.

Además, Johnson ocupa un escaño desde 2015 por Uxbridge & South Ruislip, un próspero distrito al noroeste de Londres donde no ha vivido nunca y donde se critica su desarraigo, en la que ha crecido la población de votantes jóvenes de diverso origen étnico y en la que el Partido Laborista ha desplegado la campaña ‘Unseat Boris’ con un candidato musulmán de origen iraní de 24 años, Ali Milani. 

Lo más importante

Boris Johnson se expone a convertirse en el más reciente primer ministro que pierde su asiento en la Cámara de los Comunes desde 1906, cuando el tory Arthur Balfour renunció a ocupar ese puesto. Un informe del think tank Onwards identificó la vulnerabilidad de las posibilidades conservadoras en el distrito de Uxbridge debido al rejuvenecimiento de los candidatos. Si Johnson no es reelegido como diputado pero el Partido Conservador consigue la mayoría, podría ejercer como primer ministro constitucionalmente, aunque cabe la posibilidad de que pese sobre él una fuerte presión para que se retire.

¿Cuál es el contexto?

Uxbridge & South Ruislip es una circunscripción de tradición conservadora con la que Johnson no tenía relación alguna pero que quedó vacante hasta 2014 y abrió una ventana para que el candidato conservador pudiera regresar a la Cámara de los Comunes en 2015 después de siete años. Los resultados del Partido Conservador en Uxbridge en las últimas tres elecciones rondaron la mayoría (48,3% en 2010; 50,2% en 2015 y 50,8% en 2017) pero lo cierto es que la diferencia de votos sobre los laboristas se redujo a la mitad en 2017 con respecto a 2015; al caer a 5.034 votos desde los 10.695.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El sistema electoral británico tiene una estructura uninominal que distribuye un parlamentario a cada una de las 650 circunscripciones repartidas entre Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Para que gane un candidato debe ser el más votado de todos los que se presenten con lo que se favorece a las grandes mayorías y a algunos partidos territoriales como el escocés SNP, aunque se prescinde del criterio de proporcionalidad. Para que un partido obtenga mayoría absoluta, por lo tanto, debe conseguir 326 diputados. Hasta el momento, Johnson contaba con el apoyo de 298 parlamentarios para sacar adelante sus planes de romper con la Unión Europea, y el caladero para ganar esos cerca de 30 escaños estarían en el norte de Inglaterra y las Midlands.

#Fact 

En 2015, quien se quedó sin escaño fue el líder del euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, quien se presentaba por la circunscripción inglesa de South Thanet y quedó derrotado por el candidato conservador. Farage había perseguido mantener los dos escaños que tenía desde la anterior legislatura, pero sus expectativas quedaron reducidas a uno, de manera que finalmente decidió dimitir del liderazgo de su partido.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente