Newtral


El precio del crudo de Brent se dispara por los ataques en Arabia Saudí
Siguiente

El precio del crudo de Brent se dispara por los ataques en Arabia Saudí

El precio del barril de Brent se disparó más del 14% el lunes tras el ataque a dos refinerías de Arabia Saudí, lo que ha mermado la producción de petróleo.

El ataque a dos refinerías saudíes con drones reivindicado por los rebeldes hutíes de Yemen el sábado 14 de septiembre ha causado grandes pérdidas y una subida histórica en una única sesión en los precios del crudo. Estados Unidos ha culpado a Irán de la ofensiva contra las refinerías saudíes y acusa a Teherán de haber perpetrado «un ataque deliberado contra la economía mundial».

La rapidez con la que se pueda recuperar la producción de las plantas y resolver el conflicto determinará la escalada o no de los precios del crudo Brent, de referencia en Europa. Sin embargo, Irán rechaza los señalamientos estadounidenses y cierra la puerta a una posible reunión entre el presidente iraní, Hasan Rohaní, y Trump en Naciones Unidas. “Tal reunión no tendrá lugar”, dijo el portavoz de Exteriores iraní, Abbas Mousavi, según Reuters.

¿Por qué es importante?

La consultora Capital Economics imagina tres posibles escenarios futuros a raíz del ataque a las refinerías saudíes. En el primero, que considera el más probable, Aramco, la petrolera estatal saudí dueña de las de las refinerías, lograría restablecer el bombeo la próxima semana, con lo que la cotización del Brent regresaría a un nivel en torno a 60 los dólares por barril.

En otro escenario en el que se tarde meses en solventar el problema, el crudo podría escalar hasta 85 dólares por barril. Como último escenario, si las tensiones derivaran en un conflicto militar abierto existiría la posibilidad de que el precio se llegara a disparar hasta 150 dólares por barril antes de final de año. Por su parte, Goldman Sachs, considera que si la producción en Arabia Saudí se reduce en más de 4 millones de barriles diarios durante más de tres meses el barril de Brent podría dispararse hasta los 75 dólares.

El incremento del precio beneficia a las petroleras y a industrias auxiliares del sector, pero puede golpear al mismo tiempo a las economías de países importadores de crudo, así como a empresas dependientes de la compra de derivados del petróleo. «Aerolíneas y turoperadores, que dependen del precio del crudo para volar, para sus combustibles, se verán más golpeadas en el aspecto negativo», indicó a Efe Aitor Méndez, analista de IG Markets.

¿Cuál es el contexto?

El lunes 16 de septiembre el precio del barril de Brent, el de referencia en Europa, se disparó el 14% respecto al cierre del viernes, hasta los 67,35 dólares estadounidenses, según recoge el histórico de Cinco Días. El incremento se produjo tras el ataque a dos refinerías en Arabia Saudí. El sábado 14 de septiembre los rebeldes yemeníes atacaron dos refinerías de la petrolera Aramco con drones.

Esto causó grandes pérdidas y una subida en los precios del crudo. Los ataques redujeron a la mitad la producción total de petróleo saudita, una pérdida de 5,7 millones de barriles por día que superan el 6% del suministro mundial de crudo. No obstante, Arabia confía en compensar estas pérdidas con la producción ininterrumpida, con el colchón de 188 millones de barriles almacenados y recurriendo a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Aún así, ha adelantado que llevará varias semanas restablecer las operaciones, lo que puede tener un fuerte impacto en el suministro mundial de crudo. Por ello, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó la liberación de reservas de petróleo de su país, para, si fuera necesario, garantizar el suministro mundial. Estados Unidos tiene reservas de 645 millones de barriles para casos de emergencia, según explicó el secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, el martes.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Horas después de los ataques, EE.UU. apuntó a Irán como responsable, en tanto que respalda a los hutíes. El secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a Teherán de haber «lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro mundial de energía». Esto unido a la histórica hostilidad entre Arabia Saudí e Irán dispara los temores de un estallido de un nuevo conflicto geopolítico, con unas consecuencias impredecibles en la zona del Golfo Pérsico, clave en el suministro mundial del petróleo.

#Fact 

El precio del crudo se disparó el lunes y cerró con el 14,6% de aumento en la que resultó su mayor subida en una sesión desde hace 28 años cuando se disparó el 13,7% en 1991 con motivo de la guerra del Golfo. La subida llegó hasta los 69 dólares, lo que no supone el mayor precio registrado.


¿Cerrará el barril de Brent a más de 75 dólares antes de que acabe el mes?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente