Newtral


El experimento de la ANC para favorecer la contratación pública proindependentista
Siguiente

El experimento de la ANC para favorecer la contratación pública proindependentista

La prueba piloto se hará en la comarca de Osona, y es la continuación al plan ‘Consum Estratègic’ de la asociación independentista-

Imagen de archivo de una Diada | Yves Seguier (Wikipedia)

La comarca catalana de Osona, compuesta por 50 municipios y cuya capital es Vic, será el laboratorio en el que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) planea poner en marcha su campaña de consumo de servicios de empresas comprometidas con la república catalana a través de municipios. La Vanguardia informó este martes sobre esta iniciativa que consiste en enviar una moción a los partidos políticos independentistas para que los promuevan su votación en los ayuntamientos, con el fin de poder saber a finales de mes cuántos de los municipios de Osona tienen previsto someter a votación en cada pleno la contratación de empresas que favorezcan la economía catalana.

¿Por qué es importante?

Se trata de una fase más de la campaña Consum Estratègic, concretamente la que planea trasladar el público objetivo de los consumidores particulares a las instituciones catalanas. La ANC describe las empresas en las que está interesada como aquellas “que están al margen de las empresas del IBEX 35 y de los poderes políticos del Estado español. En la declaración de intenciones de la página web, esta campaña afirma que el objetivo es “empoderar a la sociedad catalana, en este caso en el ámbito económico mediante la toma de decisiones de consumo cotidiano”. Y protegerse de la “estrategia de miedo” de octubre de 2017, cuando varias empresas desplazaron su sede social fuera de Cataluña. 

¿Cuál es el contexto?

La moción titulada “Por un consumo estratégico nacional” llama a “aprobar la adhesión” de los consistorios a “la iniciativa de consumo estratégico impulsada por la ANC, inscribiéndolo en su registro de consumidores estratégicos y comprometiéndolo a estudiar la contratación de los suministros y los servicios ofrecidos por las empresas inscritas en el registro de proveedores estratégico”. De manera que el experimento en Osona se asienta sobre la polémica base de datos de empresas afines a la causa independentista de la ANC, que dio sus primeros pasos en noviembre de 2018 y culminó a finales de junio en forma de buscador. Tanto proveedores como consumidores se inscribieron voluntariamente, y en junio, según La Vanguardia, ya se habían atado 148.000 cambios de contratos para 11 empresas catalanas. 

Como consumidor, se puede acceder a empresas eléctricas, de gas, financieras, telefónicas, grandes superficies, seguros, así como organizaciones sindicales y patronales, entre otras. En la plataforma no se accede a la cifra actualizada de compañías registradas. La patronal Foment del Treball acusó a la ANC de incitar “al boicot empresarial” y también la rechazó la organización de Empresarios de Catalunya al considerarla “perversa”. En los últimos años, la ANC ha diversificado sus acciones en el marco social y de pensamiento del independentismo. Además de organizar grandes movilizaciones como la Diada, ha respaldado a candidatos en elecciones sindicales y de las cámaras de comercio catalanas

¿Qué hay que tener en cuenta?

De acuerdo con una información publicada en Vozpópuli, “el verdadero poder de la ANC es una gigantesca base de datos, obtenidos todos ellos de forma voluntaria”. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) sancionó a esta entidad, inscrita como asociación, y a Òmnium Cultural, con 90.000 euros por tener una base de datos inoperativa en Estados Unidos en plena redefinición del protocolo internacional sobre datos en 2017. Además, antes les había embargado 240.000 euros por la Gigaenquesta de las entidades soberanistas en 2014, antes del 9N. 

#Fact 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cargó este lunes en su primer acto en Barcelona contra los empresarios catalanes que no se haya opuesto de forma clara a los partidarios de la autodeterminación. “Unirse a los independentistas es el peor error que ha cometido esa parte del empresariado catalán que se ha abandonado a sus consignas. Las empresas no pueden vivir ni de subvenciones, ni de favores, ni mucho menos de consignas políticas contrarias a la razón”.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente