Newtral
El día que se inventaron Casablanca
Siguiente

El día que se inventaron Casablanca

Casablanca llegó a los cines un 23 de enero de 1943, aunque un año antes se había estrenado de manera puntual. De esta manera, nació el mito

23 de enero de 1943. Tras un preestreno en diciembre para las tropas americanas situadas en Europa, Casablanca llega a los cines de Estados Unidos. La película, que llegó a España en 1946, es considerada como una de las mejores de la historia. Entre otros motivos, por un guion que encandiló al público.

Pero el guion, lejos de estar marcado, fue una sucesión de blancos en los que el conflicto entre guionistas… o ese es el mito que ha vivido con la película. Casablanca es la adaptación cinemotográfica de la obra teatral Everyone Comes to Rick’s (Todo el mundo viene al [bar de] Rick), de Murray Bennety Joan Allison.

El productor de la película, Hal Wallis, tenía ya al actor protagonista (Humphrey Bogart) pero necesitaba cambiar ciertos aspectos del guion. El final era muy duro y el personaje de Rick Blaine era poco profundo, necesitaban una buena historia “americana” para airar los ánimos.

Here’s looking at you, screenwriter

Wallis encargó a los gemelos Julius y Philip Epstein la adaptación de la obra teatral a la gran pantalla. Estos guionistas eran reconocidos, principalmente, por hacer producciones propagandísticas para el Gobierno de los Estados Unidos como Why We Fight. Además, a pesar de lo que creían, no trabajaban sobre la obra.

Ya poco antes Wallis había encargado a Aeneas McKenzie y Wally Kline hacer un primer borrador de la película, pero no trascendió. Mientras los gemelos Epstein escribían el guion, un tercer guionista se encargaba, principalmente, de dar forma al personaje de Rick, de convertirlo en un “hombre estadounidense”: Howard Koch. Y un cuarto también participó, pero en mucha menor medida que el resto, Case Robinson, y que ni siquiera apareció en los créditos.

Esta situación dio vida al mito de Casablanca. Durante muchos años, el imaginario popular está la idea de que Casablanca se rodó sin guion alguno. El mito asegura que el reparto desconocía cómo iba a transcurrir la historia. Pero esto no es más que un mito.

Louis, este es el final de la película

La improvisación es un arte propio de cualquier actor o actriz, y quizás de ahí nace el mito. Hay tres cuestiones que son verdad y que pueden haber dado pie a esta leyenda.

La primera es que Humphrey Bogart improvisó una de las frases más icónicas de la película: “Here’s lookingat you, kid”. La frase de despedida, las últimas palabras que le dice a Ilsa Lund (Ingrid Bergman) antes de partir con Victor Laszlo (Paul Henreid). En el doblaje en castellano, este detalle se perdió, pero para el American Film Institute esta cita es la quinta mejor de la historia del cine.

La segunda es que Ingrid Bergman, tal y como ha explciado ella misma en varias ocasiones, no sabía el final de la cinta. La actriz desconocía por completo si, finalmente, Ilsa decidiría partir con Laszlo o quedarse en Casablanca con Rick. Esto ayudó a su interpretación a lo largo de la película, retratando el limbo moral en el que se encontraba.

La tercera, y última, es la famosa frase final de Casablanca: “Louis, presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad”. La cita fue doblada a posteriori por el propio Bogart ante la petición de Wallis de incluirla, quien hizo algunos cambios ligeros en el guion durante el proceso de postproducción.

Fuentes

  • America’s Greatest Quotes in the Movies, de la AFI.
  • El mito del guión de ‘Casablanca’, por Beatriz Maldiva en espinof.
  • Casablanca at 75: Why it’s still the most quoted movie of all, de la BBC.
  • Siempre tendremos Casablanca, de Letras Libres.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente