Newtral


Newtral Hemeroteca: lo que decía Ayuso de Cifuentes y Aguirre
Siguiente

Newtral Hemeroteca: lo que decía Ayuso de Cifuentes y Aguirre

Cómo ha cambiado el discurso de la presidenta de la Comunidad de Madrid tras la imputación de sus predecesoras, a quienes ensalzaba como ejemplo.

El lunes 2 de septiembre se conoció la imputación de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en el ‘caso Púnica’, la causa en la que la Audiencia Nacional investiga la financiación del PP madrileño. Las exmandatarias declararán el 1 y 18 de octubre, algo que Aguirre asegura que irá a hacer con mucho gusto”, mientras que Cifuentes, por ahora, guarda silencio. 

Isabel Díaz Ayuso, por su parte, ha optado por distanciarse de quienes la precedieron en el cargo. A las pocas horas de conocerse la imputación, la presidenta regional ha asegurado en una entrevista en Onda Cero que son “temas de hace más de dos legislaturas” y que su única obligación es la de “seguir trabajando sin descanso” para los madrileños, sin entrar en más detalles y evitando defender explícitamente a sus predecesoras.

La postura dista con la mantenida hasta ahora, cuando señalaba a sus predecesoras como referentes: “Voy a trabajar con la misma pasión que Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Mujeres valientes, ganadoras y que han convertido a Madrid en una región abierta, moderna”. 

Antes de presidir la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso trabajó tanto con Cristina Cifuentes como con Esperanza Aguirre. La primera dimitió por el caso Máster y la segunda -la última vez que lo hizo- por la operación Lezo, ambas cuestiones relacionadas con corrupción. Sin embargo, esto no fue motivo para que la actual dirigente del PP no defendiera públicamente la gestión y figura de quienes le precedieron en el cargo.

Elogios a “los pasos” de Cifuentes contra la corrupción

Diputada desde 2011, Díaz Ayuso fue nombrada por Cristina Cifuentes en 2017 viceconsejera de Presidencia y Justicia, quien la consideraba una persona “muy trabajadora” que ayudaría a “modernizar la administración”. 

Ese mismo año, a partir de un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, comenzó a relacionarse a Cifuentes con la supuesta adjudicación irregular del servicio de cafetería de la Asamblea de Madrid, que ahora le ha supuesto la imputación. No obstante, en noviembre de 2017, Díaz Ayuso consideraba inéditas las políticas de regeneración y transparencia ejercidas por la mandataria. Ante unas declaraciones de Aguado en las que aseguraba que la por entonces presidenta “estaba atada de pies y manos por la corrupción”, respondía: “De verdad que leer esto me produce sonrojo. Encuéntrese un político que esté dando los pasos, caiga quien caiga, de Cristina Cifuentes. No todo vale en política”

Un año después, Cristina Cifuentes fue a declarar a la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre la supuesta contabilidad irregular del PP. Algo que, según Díaz Ayuso, “nada tenía que ver con ella”.

Pasadas apenas dos semanas, estalló el ‘caso Máster’, en el que Cifuentes está procesada por un supuesto delito de falsedad documental. Desde que eldiario.es comenzó la publicación de las investigaciones, Ayuso ha defendido la inocencia de su predecesora, quien -aseguró- “no estará imputada por nada”. Lo publicó en su perfil de Twitter el 28 de abril de 2018, tres días después de que Cifuentes dimitiera como presidenta de la Comunidad de Madrid. 

En octubre de ese año, cuando se publicó que se trasladaría a París por haber encontrado trabajo, Díaz Ayuso aseguró: Ahora veremos cómo los ataques de mucho cobarde desaparecen  porque sus oídos ya no solo son sordos sino que a partir de ahora, también, están un poco más lejos. En diciembre de 2018 mantenía la misma postura: “Hasta que no acaben en todos los sentidos con Cristina Cifuentes no van a parar”.

En defensa de Esperanza Aguirre

Antes de todo ello, Isabel Díaz Ayusó inició su vida política con Esperanza Aguirre, de cuyo equipo de comunicación formó parte. Como tal, desde que ocupara el cargo, salió en numerosas ocasiones en su defensa desde su cuenta de Twitter personal: @IdiazAyuso

Entre 2011 y 2014, fueron varias las ocasiones en las que se relacionó a Aguirre con alguna actuación irregular, con idéntica respuesta por parte de Díaz Ayuso: la descalificación de quien las profesaba. Ocurrió con ‘el pequeño Nicolás’ (“este chico está fatal”), el ‘caso Bárcenas’ y la polémica sobre que declarara por escrito cuando a finales de 2013 fue citada como testigo por escrito en el juicio de la trama Gürtel: La diferencia entre que Aguirre declarare como testigo por escrito o en persona es que el séquito progre se queda sin imagen para difamar.”

En septiembre de 2014, Aguirre acudió a una nueva llamada del juez. Esta vez acudía como imputada por un supuesto delito de desobediencia derivado del incidente de tráfico que protagonizó en la Gran Vía madrileña. La causa fue archivada pero, en los días previos a la comparecencia, Díaz Ayuso defendía la postura de la expresidenta: “Aguirre irá a declarar como un ciudadana más, con ganas de comparecer y que se sepa lo que pasó”.

Cinco años después, ahora que ha sido imputada en el ‘caso Púnica’, Esperanza Aguirre mantiene una posición prácticamente idéntica: irá a declarar “con mucho gusto”. Pero en esta ocasión , Isabel Díaz Ayuso no la ha refrendado. Al menos por ahora.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente