Newtral
De las mentiras sobre el ‘kit gay’ en Brasil a los bulos sobre el veto parental
Siguiente

De las mentiras sobre el ‘kit gay’ en Brasil a los bulos sobre el veto parental

Bolsonaro, ahora presidente, lideró una campaña electoral en 2018 con información falsa contra la educación sexual

El veto parental o “pin parental” se ha convertido en el último caballo de batalla de PP y Vox. Ambos partidos pretenden que los padres y madres de alumnos puedan vetar la asistencia de sus hijos a ciertas actividades escolares obligatorias. En el punto de mira: cursos sobre educación sexual que, según el partido de Abascal, enseñan juegos eróticos que corrompen a los menores. Una estrategia política similar fue utilizada en campaña por Jair Bolsonaro antes de ser presidente de Brasil. 

En las elecciones del país sudamericano de 2018, la desinformación y los ataques a los talleres de educación sexual y contra la LGTBIfobia también se convirtieron en la diana de la ultraderecha. Aquí hay varios ejemplos, desmentidos por la Agencia Lupa. Lo que usó Jair Bolsonaro, por entonces candidato, fue algo que llamó ‘Kit gay’ para arremeter contra un programa de educación que pretendía prevenir la homofobia.

Se trata del programa educativo Escuela sin Homofobia. El origen de la polémica está en 2011 cuando el gobierno de Dilma Roussef aprobó una partida presupuestaria para ponerlo en marcha. Desde aquel año, Bolsonaro se opuso firmemente a esta medida, pero su negativa a la aplicación en los centros educativos cobró notoriedad con su candidatura a las pasadas elecciones, que vino acompañada de un buen cúmulo de fakes.

Entre los elementos de esta campaña de mentiras: Biberones con forma de pene, que según se decía en los mensajes y vídeos como este, formaba parte del supuesto kit gay que había denunciado Bolsonaro. De hecho, se aseguraba que el partido de Lula y Dilma Rousseff los había repartido en guarderías.

La contracampaña homófoba de Bolsonaro

Otro recurso de Bolsonaro y que sacaba en las entrevistas era un libro sobre la sexualidad que, según él, también repartía el Gobierno en las aulas. También lo hizo en las entrevistas electorales, espacios de gran audiencia que aprovechó para asegurar que se estaba colocando en las bibliotecas de las escuelas públicas, algo que no era cierto.

No era la primera vez que Bolsonaro sacaba este libro para hacer campaña. Ya lo había hecho dos años antes, en 2016, poco antes del proceso de destitución a Dilma Rousseff. «Es una puerta abierta a la pedofilia también», llegaba a decir sobre estos libros y medidas en los centros educativos. 

Sin embargo, las mentiras de Bolsonaro sobre el ‘kit gay’ no quedaron sin respuesta judicial. El Tribunal Superior Electoral de Brasil ordenó retirar todos los vídeos que había hecho la campaña del candidato, que además había vinculado a su oponente, el líder del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad.

Toda una campaña de mentiras basadas en un supuesto kit gay que nos recuerdan al debate sobre el veto parental de nuestro país. Y es que en las últimas semanas han sido muchos los bulos que desde las redes sociales se han difundido para desinformar sobre lo que los niños aprender en los centros educativos del país. Alguno de estos contenidos ha sido compartido por Vox o por miembros de su partido.

Bulos en España

Uno de ellos fue un monólogo de Pamela Palenciano quien, después de hablar de forma agresiva a un novio ficticio, llamado Antonio, pregunta si “alguien además de yo en esta sala tiene ganas de pegarle una hostia a este tío”, a lo que el público ríe. Se trata de una charla que en realidad duraba una hora y que estaba grabada en una universidad. Aunque el partido de extrema derecha se encargó de descontextualizarlo y asegurar que ocurrió en un centro educativo.

También un vídeo en el que se ve a una niña tocando la mano de un hombre tumbado y desnudo frente a otras personas se está difundiendo en redes sociales con textos como «¡No quiero experimentos pederastas con mis hijos!#PinParental». Sin embargo, las imágenes fueron grabadas en el museo de arte moderno (MAM) de Sao Paulo, en Brasil, en 2017 durante el 35º Panorama de Arte Brasileño. No es ningún curso para niños.

Relacionados

Más vistos

Siguiente