Newtral
COVID-19, Bill Gates y la dominación mundial: ¿por qué creemos en las teorías de la conspiración?
Siguiente

COVID-19, Bill Gates y la dominación mundial: ¿por qué creemos en las teorías de la conspiración?

«En estos momentos estamos en una tormenta perfecta para las teorías de la conspiración», explica a Newtral.es, Daniel Jolley, profesor titular de Psicología en la Universidad de Northumbria en Reino Unido e investigador de teorías de la conspiración.



Las teorías de la conspiración han existido siempre: que el hombre no llegó a la Luna, que Elvis o Michael Jackson siguen vivos, que la Tierra es plana… Pero estos días las teorías giran en torno a la COVID-19, el 5G, Bill Gates y la dominación del mundo, alguno de ellos ya desmentidos.

«Las teorías de la conspiración surgen por muchas razones. Una de ellas es que florecen en tiempos de crisis en la sociedad, cuando nos sentimos amenazados, desconcertados o ansiosos«, explica a Newtral.es Daniel Jolley, profesor titular de Psicología en la Universidad de Northumbria en Reino Unido e investigador de teorías de la conspiración.

«Y sí, en estos momentos estamos en la tormenta perfecta para las narrativas conspiranoicas», continúa Jolley, puesto que los alicientes para que nazcan van desde «cambios políticos» hasta «ataques terroristas o brotes de virus».

El porcentaje de personas que cree en alguna de estas teorías de la conspiración roza el tercio de la población «de manera general y en cualquier país, ya sea Inglaterra, Estados Unidos o Canadá», asegura Carol Galais, Doctora en Ciencias Políticas por la Universitat Pompeu Fabra y con experiencia investigadora en los ámbitos de la participación política y la opinión pública.

Un ejemplo concreto es un estudio de YouGov con la universidad de Cambridge, en 2019, que asegura en España el 35% de la población cree que «un grupo de personas controla y dirige de forma secreta el mundo» independientemente de quiénes estén al mando en los gobiernos u organizaciones.

Este otro estudio arroja datos parecidos. Es de un grupo de investigación en Andalucía, del que forma parte Estrella Gualda, catedrática de Sociología en la Universidad de Huelva. «Una de las cosas que hemos medido en este estudio andaluz ha sido el nivel de creencia en teorías en teorías de la conspiración de forma genérica», relata.

«Hemos detectado que al menos la mitad de los andaluces tiene un alto nivel de creencia en teorías como que algunos sucesos que parecen no estar conectados son resultado de actividades secretas», explica Gualda.

Ese concepto, ‘de forma secreta’, es muy recurrente al hablar de teorías de la conspiración. De hecho, una de sus definiciones es que, la mayoría, se basan en que «existen poderes secretos o manipulaciones conscientes (“entre bambalinas”) para esconder o alterar los hechos al público».

El perfil de la persona que cree en ellas

«No existe necesariamente un perfil que se crea las teorías de la conspiración», asevera Jolley. «Hay diferentes factores que hacen a las personas más susceptibles a ellas, como aquellos que tienen la necesidad de sentirse únicos o de tener una imagen positiva de sí mismos», al poseer una información ‘secreta’ que nadie más tiene.

En esa misma línea se expresa Galais: «Las teorías de la conspiración suelen tener más éxito entre las personas que tienen una percepción de vulnerabilidad».

«Creen que están en una posición más desfavorecida y, por lo tanto, aceptan ciertos discursos para intentar comprender y procesas lo que les ocurre», prosigue.

Jolley también incide en lo mismo. «Las personas de grupos minoritarios tienen más probabilidades de que les llame la atención las teorías de la conspiración», dice. «Y se cree que es porque recibieron discriminaciones en el pasado», termina.

6 Comentarios

  • George Soros hablando explícitamente de «Nuevo órden mundial»; la ID2020, fundación no gubernamental que promueve crear y gestionar la identidad digitalde mil millones de personas mediante chips, etc. etc… ¿Esto tampoco son hechos contrastados? ¿no son más que «teorías de la conspiración»?
    Claro que hay mucho «conspiparanóico» chiflado, pero eso no os da derecho a los medios de comunicación a meternos a todos a los ciudadanos que pensamos diferente en el mismo saco de tontos sin criterio a todos, como hacéis en este (mediocre) artículo.

  • Estais fuera de la realidad total con la excusa que poneis…
    La informacion esta ahy no esta escrita por conspiranoicos, es oficial,si fuese de un blog dudaria pero no es el caso, las webs y videos de youtube referente al Nuevo orden Mundial (afirmaciones de pedro sanchez,Rufian,ministra de hacienda), ID2020, vacuna para todo el mundo literalmente,blockchain (moneda digital), I.A, Internet de las cosas, y otras muchas cosas….

    • Magda, el coronavirus del resfriado y la gripe común también se expanden en verano. La diferencia entre estos y el nuevo coronavirus es el grado de letalidad. Esta disminuye con el tiempo, pues lo normal es que la población aumente su resistencia hacia ellos a medida que pasen las generaciones. Si este coronavirus no desaparece, se acabará volviendo un resfriado más.
      La clave es lo acostumbrada que una población esté a un patógeno. Recuerda que los indígenas en América vieron diezmada su población cuando se contagiaron de viejos virus de origen europeo que a nosotros no nos hacían nada pero para ellos eran desconocidos.

    • Totalmente de acuerdo. Qué sencillo para cualquier psicólogo basarse en lo aprendido en la facultad, pero no válido en la comprobacion de la maldad humana, que siempre ha existiro, pero queno había llegado jamás a estos limites de una cuestión tan absurda como la de un virus gripal, vuelto monstruo y mundial, y además con un límite de vigencia, como el mismo, coronavirus ya existente nunca jamás habia tenido es decir, rebasando a una epidemia gripal, estacional y pasando los limites del invierno, la primavera y rascando el verano, y sin ningún asomo de desaparición a la vista, pero a la vez moviéndose en semáforos rojos y anaranjados y de nuevo a rojos y otra vez y así sucesivamente. ¿A qué estamos jugando? Ya basta, hay que dilucidar lo que pasa. Y que este ignorante psicólogo, no estereotipe esta situación, con otras de verdaderos absurdos de su consultorio. Aquí no estamos hablando de marcianos imaginarios, estamos hablando de una realidad que rebasa cualquier lógica.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente