Newtral
«Llegan consultas sin parar»: los profesionales sanitarios que se ofrecen en las redes para atenderte desde casa
Siguiente

«Llegan consultas sin parar»: los profesionales sanitarios que se ofrecen en las redes para atenderte desde casa

Norberto es cirujano cardiovascular jubilado, Juan Francisco es médico del 061 en Murcia, Blanca es matrona e Irene es veterinaria; todos persiguen lo mismo: ayudar.

Muchos profesionales sanitarios, entre ellos matronas, médicos jubilados o veterinarias, han publicado estos días en las redes sociales su disposición a ayudar en lo que haga falta para paliar la situación tan complicada que están viviendo los hospitales. Resolviendo las dudas de los pacientes por las redes, contribuyen también a desahogar de trabajo las urgencias. Muchos de ellos se han unido bajo el hashtag #iniciativasanitaria.

Tras comprobar que sus perfiles son reales, hemos hablado con algunos de ellos. Es el caso, por ejemplo, de Norberto González De Vega, de 80 años y cirujano cardiovascual jubilado en Málaga. «Estoy a su disposición en estas circunstancias de emergencia para intentar resolver dudas médicas. Se agradece difusión», escribía en su cuenta de Twitter el sábado 14 de marzo. Un tuit que acumula ya más de 5.000 retuits y me gustas.

«Yo me jubilé de la sanidad pública hace ya 15 años», explica Norberto González a Newtral.es. «Pero aunque me jubile, un médico no puede jubilar la cabeza. He seguido estudiando y además desde entonces he aconsejado a muchas personas, además de mantener una consulta presencial un día a la semana», dice.

«No pretendo otra cosa más allá de ayudar a la gente», asegura, «y sobre todo ahora». Cuenta además que, desde que publicó el mensaje en las redes, le han escrito unas 40 personas: «Todas entre antes de ayer por la noche y hoy».

Fuente: foto cedida por Noberto González.

«Muchas de las personas me han escrito preguntando si son pacientes de riesgo por haber sido operados de corazón o por tener arritmias», asevera. «Otros, en cambio, me preguntan por sus familiares mayores con problemas de tensión«, continúa. «Gracias a Dios tengo tiempo para atenderles a todos», bromea. Y dice que lo alterna «con leer una novela buenísima» que acaba de empezar.

Médico del 061 que te responde por privado si los teléfonos están saturados

Juan Francisco Morales es médico del 061 en Murcia y lleva solamente atendidas en la noche del domingo 15 de marzo más de 30 consultas. Publicó también un tuit en el que se ofrecía voluntario para hacerlo si los propios teléfonos del 061 «están saturados».

«La verdad es que solamente pretendo ayudar con pequeñas consultas», responde a Newtral.es. Asegura que le suelen preguntar «de todo un poco, desde que el peque tiene catarro hasta posibles contactos» con una persona positivo. El propio Francisco pedía «paciencia» a los usuarios si tardaba en contestar: «Preferiblemente haced la consulta entera y así os la respondo sin necesidad de repreguntas. Sois unos cuantos ya», avisaba.

Fuente: foto cedida por Juan Francisco Morales.

‘Matronas voluntarias’: más de 900 consultas en tan solo unos días

Un grupo de matronas se han unido para crear las ‘matronas voluntarias’. Ellas han hecho público en las redes sus teléfonos móviles para atender preguntas de mujeres embarazadas durante el estado de alarma. Blanca López, que forma parte del mismo, también publicó en twitter un mensaje que lleva más de 10.000 retuits.

«El embarazo es un momento único en la vida de una mujer y en la de su pareja. La situación que vivimos actualmente es excepcional, y pensé en la cantidad de dudas que podían tener muchas de ellas», responde Blanca a por qué dio el paso para ser voluntaria estos días. «En estos momentos considero que colaborar es fundamental y valoré la posibilidad de ayudar resolviendo alguna duda o proporcionando recursos online útiles», prosigue.

Fuente: foto cedida por Blanca López

Entre todas las matronas que forman el grupo han contestado aproximadamente unas 900 consultas por ahora. «Nuestra función fundamental es tranquilizar, aportar recursos online para la educación maternal y apoyar a las matronas de primaria», asegura Blanca.

«Es un momento complicado, se entremezclan las ganas de ayudar con la necesidad de descansar. Los turnos son agotadores a todos los niveles, por la complejidad de las situaciones que vivimos a nivel personal y profesional, pero continuaremos prestando la mejor asistencia que podamos», insiste.

Imagen del cartel: Matronas Voluntarias.

Carmen de la Fuente, de 26 años, también es matrona y actualmente trabaja en atención primaria en Cantabria. «Me ofrecí voluntaria porque empecé a ver a gente que ofrecía su ayuda por Twitter y pensé que quizá yo también tenía algo que ofrecer para echar una mano», explica.

Explica también que ha recibido en tan solo unos días más de 700 consultas. «Voy respondiéndolas poco a poco. También agradezco a todos los compañeros que se han ofrecido para resolver dudas porque cuantos más seamos, podremos llegar a más gente y más rápido», dice.

«Lo que hago es distinguir los casos urgentes de los que pueden esperar»

Irene Crespo también publicó un tuit para ayudar en lo máxima posible. Irene es veterinaria y ha respondido a las preguntas de Newtral.es lo antes posible porque, como ella misma explica, tiene que ir a trabajar: «Ya sabes, yo no puedo quedarme en casa».

«Obviamente es imposible hacer milagros», comienza, «y no puedo curar a los animales enfermos que están en aislamiento. Por eso, lo que hago es distinguir entre los casos urgentes, que deben acudir a una clínica lo antes posible, y las situaciones que pueden esperar a que termine el periodo de aislamiento», «El objetivo principal es dar orientación a toda esa gente y ayudarles a tomar la mejor decisión», explica.

Desde que publicó el tuit ha recibido más de 20 consultas, «y siguen llegando sin parar», insiste. «De todo tipo. Una de ellas ha sido una gata diabética muy grave que está ingresada desde ayer y estoy a la espera de que me cuenten como ha pasado la noche».

«También casos complicados a nivel de aislamiento como perros que viven con ancianos y tiene que acudir al veterinario o casos leves que con algunos consejillos pueden esperar tranquilamente un tiempo en casa», relata.

Fuente: foto cedida por Irene Crespo

Irene explica también todas las personas que han contactado con ella «estaban bastantes nerviosas» porque, al final, «no saben cómo actuar o qué es lo correcto en esta situación con su mascota, que al fin y al cabo es un componente más de sus familias».

«No puedo ver esta situación y no hacer nada«

También el Colegio de Médicos de Madrid ha creado un registro de médicos voluntarios que ayuden en atención médica, que ha recibido en un par de días más de 400 solicitudes. Una de ellas ha sido la de Claudia Saura, de 25 años y recién licenciada en Medicina: «Estaba en mi casa y me dije: ‘soy médico, no puedo ver esta situación y no hacer nada’«. O la solicitud de Ane Archegui, dentista: «Yo quiero ayudar y por eso me presto voluntaria, para trabajar donde haga falta».

Saura explica a Newtral.es el «agobio» que sintió durante los primeros días de la semana pasada, cuando todo se precipitó por el coronavirus. «Sentía cómo me estaba agobiando. Una mañana me levanté y escribí a mi madre contándole lo que me pasaba y ella me mandó el link del Colegio de Médicos y me colegié y me apunté». «Me asentí abrumada en casa, sin hacer nada y por eso lo hice. Estamos ante una emergencia, por eso varios amigos míos también lo han hecho», relata.

Saura acabó la carrera de Medicina y en junio de 2018 y acaba de aprobar la oposición de médico inspector de la Seguridad Social. «Ves la situación y es complicado no hacer nada. Es verdad que, como persona que se ha graduado hace poco, no tengo tanta experiencia como otras personas que lleven años pero sí me siento capacitada para aliviar un poco la carga en los hospitales», explica.


Claudia Saura Capsir (25 años) junto a su madre, antes de aprobar la oposición. Fuente: foto cedida por Claudia Saura Capsir

Ane Urchegui es dentista, tiene 30 años y trabaja en tres clínicas distintas. «Cada clínica ha decidido hacer una cosa diferente: una cerró pero las otras dos siguen abiertas», explica.

El caso es que ella ha preferido cancelar sus citas para presentarse voluntaria donde más haga falta para luchar contra el coronavirus. «Llamé para decir que no podía trabajar. Yo soy ortodoncista, por eso mis urgencias van a estar relacionadas con molestias o pinchazos», asegura, por eso prefirió apuntarse para «trabajar donde haga falta», echando una mano con la complicada situación que viven los hospitales madrileños.

«Todavía no me han llamado y es normal», relata. «Primero están intentando captar a médicos, entre ellos personas jubiladas o en prácticas (…) pero aún así, yo me apunté el jueves para ayudar y muchos compañeros de profesión me están contactado para hacerlo también», dice.

Ane Urchegui en una de las clínicas en las que trabaja. Fuente: foto cedida por Ane Urchegui

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente