Newtral
Nos preguntáis por la sentencia que condena a Isa Serra a prisión y en qué pruebas se fundamenta
Siguiente

Nos preguntáis por la sentencia que condena a Isa Serra a prisión y en qué pruebas se fundamenta

A la diputada autonómica de UP se le ha impuesto además una multa y la sala la ha inhabilitado para ejercer su cargo público. Con todo, la sentencia no es firme y cabe recurso

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra | Foto: EFE

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) condenó este miércoles a la diputada autonómica de Unidas Podemos, Isabel Serra, a 19 meses de prisión tras haberla considerado culpable de cometer los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños a raíz del intento de frenar un desahucio en el barrio de Lavapiés en 2014.

Delitos por los que la condenan

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Newtral.es, se le impone esta condena tras considerarla responsable de haber proferido insultos, dado empujones y arrojado objetos contra miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante la protesta.

Sentencia 86/2020

Además, se le ha impuesto una multa de cuatro meses con una cuota diaria de diez euros, con otra multa de cuatro meses, con la misma cuota diaria y la sala la ha inhabilitado para «el derecho al sufragio pasivo» durante 19 meses.

La sentencia sí que la absuelve de desórdenes públicos al considerar que no quedó acreditado que su intención fuera la de atentar contra la paz pública. La Fiscalía pedía para la diputada, que siempre defendió su inocencia y negó todas las acusaciones, una pena de 23 meses de prisión por los incidentes del 31 de enero de 2014.

Pruebas en las que se fundamenta la condena

Aquella mañana un grupo de agentes municipales y nacionales tenían como objetivo asegurar la orden del desalojo sin altercados. Según el relato de la Fiscalía, aparecieron 50 personas que decían pertenecer a la plataforma Stop Desahucios. Entre este grupo estaba Serra.

«La acusada, integrándose en los grupos de personas, pues unas veces se encontraba en uno de los cordones y otras veces en el otro, que increpaban, insultaban y acosaban a los agentes, profirió insultos dirigidos a los agentes en general, así como en particular a una agente de Policía Municipal», considera el auto.  A esta le dijo: «Eres cocainómana’, ‘mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros», mientras que a otra agente le dirigió frases como «Hija de puta, puta, zorra; que te follas a todos los policías municipales’. ‘Vergüenza, si fuera tu hijo tendría que cogerte un arma y pegarte un tiro».

«La acusada, además de proferir insultos a los agentes, procedió también a dar empujones y lanzar objetos contundentes a los mismos», explican los magistrados, que recuerdan que como consecuencia de estos episodios, dos agentes municipales resultaron heridos, cuyos testimonios constituyen la principal prueba de cargo junto a los informes periciales.

Por tanto, el tribunal considera que el testimonio de los agentes, así como los informes periciales de las agresiones, son elementos suficientes para considerar que Serra es culpable de los delitos por los que la fiscalía pedía procesarla.

La versión de Serra

“Ese día volvía de la facultad», dijo Serra en el banquillo hace dos meses. «Terminé las clases y me fui a mi casa, que por aquel entonces vivía en la calle Zurita. Al salir del Metro me fui hacia la calle Tribulete porque había un desahucio. No había quedado con nadie”. “Seríamos unos 50 o 60”. En su declaración, aseguró que no se colocó entre las primeras filas de los manifestantes, que no se sentó para impedir el paso, que se quedó atrás y que se manifestó pacíficamente. 

«Ni estuve donde estaba la gente lanzando objetos a la Policía ni tiré ningún objeto a los agentes. No animé (a la gente que se concentraba), pero la situación era de bastante tensión; yo estaba sola y lo que hago es quedarme alejada si hay cargas policiales, y me quedo alejada cuando la gente avanza hacia la Policía», describió al tribunal.

“Me condenan por manifestarme contra un desahucio”, ha dicho Serra en un mensaje de Twitter. “Es una sentencia desproporcionada e injusta. Por mucho que lo intenten, no dejaremos de luchar por lo que es justo, por lo que es evidente”

Para Serra, esta sentencia supone «una criminalización de la protesta social«, además de asegurar que en el fallo de TSJM «hay intereses político por parte del tribunal, si no, no se entiende esta sentencia». También ha anunciado su intención de recurrir ante el Tribunal Supremo.

Con todo, la resolución no es firme y contra la misma cabe recurso de casación ante el Supremo, algo que su defensa ya ha anunciado que «hará sin duda» para demostrar la inocencia de Serra. 

Relacionados

Más vistos

Siguiente