Newtral


Cachemira, aislada y sin autonomía
Siguiente

Cachemira, aislada y sin autonomía

India ha revocado la autonomía de Cachemira, un territorio en disputa con Pakistán desde hace 70 años. Islamabad ya ha tomado medidas comerciales y diplomáticas

Protesta contra la derogación del artículo 370 de la Constitución india en Bangalore | Fuente: EFE

La hostilidad entre India y Pakistán, que suma más de 70 años y tiene su principal escenario de tensiones en Cachemira, ha dado un vuelco inédito esta semana. El Gobierno de la India impulsó este lunes una ley aprobada por ambas cortes en menos de 48 horas que divide la Cachemira india en “dos territorios de la unión”, lo que pone fin a su estatus especial y a sus competencias. De esta forma, Nueva Delhi gana poder sobre un territorio de mayoría musulmana. Para Pakistán, el estatus de Cachemira solo puede ser definido por su pueblo.

Todo esto ha sucedido en medio de un apagón informativo que mantiene aislado al pueblo cachemir desde hace cuatro días: están suspendidos los servicios de internet y de teléfono, se han prohibido las reuniones de más de cuatro personas y no hay turistas. Este apagón “draconiano”, tildado así por el relator especial de la ONU sobre libertad de expresión, David Kaye, en declaraciones a ‘The Guardian’, es muy preocupante.

¿Por qué es importante?

La decisión india de poner fin del estatus especial de Cachemira puede liberar la tensión acumulada en décadas de conflictos entre India y Pakistán, con cierto protagonismo del movimiento separatista. El diario ‘The Indian Express’ documenta más de 400 detenidos, entre ellos políticos, líderes separatistas y activistas. Pakistán, por su parte, ha expulsado al embajador indio, ha suspendido el comercio bilateral, ha suprimido el servicio de trenes de Samjhauta y ha prohibido las películas de la pujante industria audiovisual india de Bollywood. Islamabad ha agregado este jueves –según el mismo medio– que revisará la degradación de las relaciones en la medida en que India reconsidere su posición. 

¿Cuál es el contexto?

Se trata de dos potencias nucleares ancladas desde 1947 en un enfrentamiento por el control de Cachemira, un enclave al pie del Himalaya, con mayoría musulmana y dirigido entonces por un príncipe. Tras varios conflictos, el príncipe firmó un acuerdo que concedía el territorio como parte de la India, con la condición de que guardase un estatus de autonomía reconocido en el artículo 370 de la Constitución india. Precisamente este es el texto derogado por el Gobierno nacionalista del primer ministro indio, Narendra Modi, que ya incluyó esta medida en su campaña electoral. 

Es llamativa la forma en la que ha cumplido su palabra. El pasado viernes, Nueva Delhi canceló en Cachemira una peregrinación hindú a una cueva en el Himalaya, y pidieron que los turistas fueron evacuados. Justificaron esta medida con “informes sobre amenazas terroristas”. El domingo, explicaba EFE, el 99% de los 29.000 turistas y peregrinos que se encontraban en la zona, una de las más militarizadas del mundo, ya habían salido de Cachemira. Y las autoridades indias, mientras tanto, desplegaban 25.000 uniformados. 

Como explica ‘The New York Times’ en este texto explicativo, 2019 ha marcado un repunte de las hostilidades. En febrero pasado, un ataque suicida disparó una escalada que terminó en el primer enfrentamiento aéreo entre India y Pakistán sobre Cachemira, un nivel de crudeza en el enfrentamiento que abonó el terreno para que el partido de Modi, BJP, lograra una victoria aplastante. Pero es que además, el primer ministro pakistaní, Imran Khan, quien fue elegido en 2018 con el apoyo principal de las poderosas fuerzas armadas, aprovechó la coyuntura para hacer una demostración de fuerzas ante su enemigo histórico.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La geopolítica sobre este territorio en el que viven aproximadamente 13 millones de personas es complicada. EE.UU. ha sido un aliado tradicional de Pakistán, pero la Casa Blanca se inclina ahora por la India como alternativa en Asia a China, que comparte además frontera con el estado de Jammu y Cachemira. La responsable del Departamento de Estado de EEUU para el Sur y Centro de Asia, Alice G. Wells, afirmó que no fue informada sobre esta decisión. 

#Fact

India y Pakistán se han enfrentado en tres guerras por Cachemira: en 1947, en 1965 y 1999, y también se han visto envueltos en varias escaramuzas por el fronterizo glaciar de Siachen, en la parte oriental del Karakórum en el Himalaya, en lo que se ha considerado como una guerra de alta montaña.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente