Newtral
No, el Ministerio del Interior alemán no ha definido al coronavirus como una “falsa alarma global” en un informe secreto
Siguiente

No, el Ministerio del Interior alemán no ha definido al coronavirus como una “falsa alarma global” en un informe secreto

En una publicación que se ha hecho viral se asegura que Alemania niega la pandemia, pero en realidad el documento fue elaborado sin autorización por uno de los empleados del Ministerio del Interior y no expresa la postura oficial del Gobierno.


Diversos sitios web y publicaciones en redes sociales difunden un informe atribuido al Ministerio del Interior de Alemania en el que se define la pandemia de coronavirus como una «falsa alarma global». En el documento de 93 páginas, titulado KM4, se señala que la peligrosidad de la COVID-19 «fue sobreestimada», ya que «las personas que mueren por coronavirus son esencialmente las que estadísticamente morirían este año». Además, se afirma que «el peligro no es mayor al de otros virus» y se asegura que el «Estado alemán se ha convertido en el principal productor de noticias falsas». El contenido es falso.

La aclaración del Ministerio

El documento lleva el membrete del Ministerio del Interior de Alemania, pero no refleja la posición oficial de la cartera presidida por Horst Seehofer ni la del Gobierno de la canciller Angela Merkel. En un comunicado, el Ministerio del Interior ya aclaró en mayo que el documento fue elaborado sin autorización por uno de sus empleados y no expresa la postura de las autoridades de Alemania sobre el tema, sino la “opinión personal” de uno de los trabajadores del organismo. El hecho de que el informe critica la difusión de “noticias falsas del Estado alemán” da cuenta de que no se trata de un documento de carácter oficial.

[‘Reserva nacional’ en Alemania y 10 semanas de mascarillas en Francia: ¿qué hacen otros países para prevenir una segunda oleada de COVID-19?]

El Ministerio del Interior señaló que «todos tienen derecho a expresar su opinión”, pero calificó de «inaceptable» el uso de un membrete oficial en un informe que no fue encomendado a su autor y cuya realización desconocía la cartera. 

Además, aclaró que la producción de este informe no está dentro de las tareas previstas en la función del empleado, Stephan Kohn, quien se desempeñaba como responsable de la Protección de Infraestructuras Críticas del Ministerio y fue suspendido de sus funciones mientras afronta un expediente disciplinario. Kohn recabó informaciones y opiniones en nombre del Ministerio utilizando los canales de comunicación del mismo, pero las conclusiones representan su visión personal, que son opuestas a las de la cartera y el Gobierno.

La reacción del partido de Kohn

Kohn forma parte del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) mientras que el ministro Seehofer es uno de los líderes de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU). Merkel lidera la Unión Demócrata Cristiana (CDU), que gobierna en coalición con el SPD.

Desde el Partido Socialdemócrata marcaron distancias con lo ocurrido y rechazaron las teorías conspirativas esgrimidas por Kohn. “Al igual que el Ministerio del Interior, rechazamos esta opinión personal publicada falsamente en nombre del Ministerio”, señaló una portavoz del SPD al diario Tagesspiegel.

El funcionario no ha revelado secretos de Estado

El empleado fue presentado en algunos sitios como el informante clave de una presunta filtración a la que llaman los “BMI-Leaks” (BMI son las iniciales en alemán del Ministerio del Interior). En el Gobierno alemán, sin embargo, resaltan que el informe carece de rigurosidad y no respeta la metodología de trabajo que se emplea en “análisis serios”. El informe divulgado tampoco es una filtración: los contenidos no son informaciones secretas del Gobierno, sino opiniones externas recogidas por el empleado.

De hecho, el propio Ministerio del Interior presentó en marzo un informe en el que advirtió que, en el peor de los escenarios posibles, el 69% de la población de Alemania podría acabar infectada con el nuevo coronavirus y la cantidad de muertes en el país podría superar el millón de personas.

Además, en el Programa de la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, que se extiende del 1 de julio a 31 de diciembre de 2020, Alemania califica a la pandemia de COVID-19 como “uno de los mayores desafíos mundiales de nuestra época”.

Todo esto ratifica que el Gobierno alemán, y en particular el Ministerio del Interior, no consideran al coronavirus como una “falsa alarma global” ni afirman en documentos secretos que “el peligro no es mayor al de otros virus”. No se trata tampoco de un informe confidencial ni una filtración, sino de la opinión personal de uno de los empleados de la cartera que actuó sin autorización y ha sido suspendido de sus tareas. Los contenidos del informe son un compendio de opiniones externas al Ministerio que no siguen la metodología de trabajo que exige la cartera ni representan la postura del Gobierno.

  • Esta es nuestra metodología de trabajo. Después del proceso de verificación, y en función de los datos, otorgamos una de estas categorías:

  • Engañoso

    Engañoso

    El contenido contiene datos correctos, pero ignora elementos muy importantes o se mezcla con datos incorrectos dando una impresión diferente, imprecisa o falsa

  • Falso

    Falso

    El contenido es falso

Siguiente