Newtral
Un bote de gel hidroalcohólico no explota si lo dejas en un vehículo al sol como dice una imagen viral
Siguiente

Un bote de gel hidroalcohólico no explota si lo dejas en un vehículo al sol como dice una imagen viral

Tanto la composición de los hidroalcoholes como los cierres de los envases dejarían salir libremente el gel en el vehículo y este se evaporaría.

Foto: Shutterstock

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación por una imagen de un vehículo dañado por una supuesta explosión provocada por el calentamiento de un gel hidroalcohólico. La imagen circula en la red desde finales de abril y se comparte con distintos mensajes que la ubican en Málaga, Túnez, Brasil, Portugal y Francia. Igualmente, los mensajes que sitúan la fotografía en Málaga exponen como fuente de la información a la Policía Nacional e indican que el vehículo dañado es un radiopatrulla tipo Z. Todo esto es FALSO

En primer lugar, desde el gabinete de comunicación de la Policía Nacional de Málaga confirman a Newtral.es que “no tienen constancia de que se haya dado este hecho en la ciudad” y tampoco que esto haya pasado en un vehículo radiopatrulla tipo Z.

Y además según ha explicado Ricardo Díaz, decano del Colegio de Químicos de Madrid y catedrático en ingeniería química en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)l también Newtral.es, “en las circunstancias más negligentes”, que sería “dejando el hidrogel en el salpicadero del vehículo expuesto al sol durante largo tiempo alcanzando 60ºC de temperatura”, lo más probable es que “o bien por deformación del envase o por apertura del cierre”, este se derramase y “se volatilizara el alcohol en el automóvil sin mayores consecuencias”. Por lo que, como Díaz subraya, “es altamente improbable que se produce una explosión en el interior de un automóvil al sol por la presencia de un envase de 100-200 cm3”. 

Para llegar a una explosión de las características de la fotografía, habría que fijarse en el tamaño del envase y la cantidad de hidrogel. En este sentido, Díaz indica que  “si lo que se deja en el vehículo no es un pequeño recipiente de unos 100 cm3 sino una garrafa de 25 litros”, sí que es probable que se generase una atmósfera “con la suficiente presión parcial de alcohol volatilizado que terminara por desembocar en una fuerte explosión en el interior del vehículo”. 

Además, pone el foco en los envase de los geles, ya preparados para evitar esta presión y posibles contingencias de este tipo: “Es mucho más factible la explosión de un spray por estar envasado a presión que la de un gel hidroalcohólico” ya que “los cierres de los envases, que nunca son de tapón de rosca, dejarían salir libremente el hidrogel”, por lo que se derramaría y volatilizaría sin generar ningún tipo de explosión aun cuando la temperatura que alcanzara el vehículo al sol fuera 70ºC. 

La búsqueda inversa de la imagen no ha permitido localizar donde se ha realizado la fotografía pero sí podemos descartar Túnez o Francia como localización, no sólo por el cartel del fondo, escrito en portugués, sino porque distintos medios de sus respectivos países han expuesto que no está tomada en ellos. De los primeros en abordar el tema, Estãdo Verifica, medio brasileño avalado por la International Fact Checking Network (IFCN).

Composición de los geles hidroalcohólicos 

Los geles hidroalcohólicos contienen fundamentalmente tres componentes: agua, glicerina y alcohol etílico. También gelificante, “para darle la consistencia adecuada”, indica a Newtral.es Inmaculada Castillo Lozano de la Unidad de Información del Medicamento del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. 

En alcohol etílico, también conocido como etanol al 80%, es un compuesto que hay tratar con precaución ya que tiene una temperatura de ignición muy baja, 17,5ºC. Esto significa, aclara Díaz, que de “manera individual es un compuesto que arde con enorme facilidad en cuanto se le acerca una llama o se presenta una chispa”. Es más, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una guía para la fabricarnos de nuestro propio gel de hidroalcohol, pensada principalmente para personal sanitario de zonas en desarrollo, es muy importante almacenarlo en condiciones adecuadas, “deberían ser locales frescos o con aire acondicionado”, más en climas tropicales. Por esto también se aconseja a las farmacias y centros de producción en pequeña escala que suministren formulaciones que no fabriquen lotes de más de 50 litros individualmente a nivel local, como también expuso Díaz. 

En cualquier caso, el etanol es imprescindible dentro del gel para garantizar la desinfección. Por lo que, ¿cómo se compensa este elevado grado de volatilidad, que puede llegar a producir “con mayor facilidad una combustión”? Con la mezcla del etanol con agua y, sobre todo, glicerina. 

¿Por qué? Porque la glicerina al tener “un punto de ebullición de 290ºC, propio de un aceite, y el de autoignición superior a los 429ºC”, reduce “ostensiblemente la volatilidad del etanol” y además consigue que este permanezca más tiempo sobre la piel” por lo que de esta manera también se prolonga su función desinfectante. 

Gel hecho en casa

Aunque la elaboración de los geles hidroalcohólicos se puede llevar a cabo fácilmente en casa si se tienen los componentes adecuados, “la fabricación casera no se recomienda”, recuerda Castillo Lozano desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid. Principalmente por el peligro con la gestión de la concentración de alcohol, ya “para que tenga acción desinfectante debe ser la adecuada” además de que, como también explica Díaz, en general “para generar un ahorro considerable”, hecho por el que se podría plantear hacerlo en casa, “deberíamos hacer la mezcla en cantidades de litros. Y ahí si existe un peligro”, primero por “almacenar en casa productos inflamables” pero también por “manipularlos en tales cantidades” en donde “un descuido” como “encender un cigarro mientras se están manipulando estos compuestos pueden acarrear accidentes domésticos muy serios”

De manera que ambos expertos coinciden, es mejor “comprarlo en farmacias, donde hay profesionales que nos pueden dar instrucciones de uso y conservación” además que “nos darán todas las garantías de eficiencia y evitamos accidentes domésticos”, subraya Díaz.

Y recuerda, si escuchas lo que dice un político y crees que es mentira, o te llega algo que tiene pinta de ser un fake, escríbenos al +34 682 58 96 64 con tu consulta o pincha sobre el número si nos lees desde tu móvil para que lo verifiquemos por ti

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente