Newtral
Alberto Garzón: «Es la primera vez en España que se va a regular la publicidad del juego»
Siguiente

Alberto Garzón: «Es la primera vez en España que se va a regular la publicidad del juego»

La afirmación es VERDAD A MEDIAS. El artículo 7 de la Ley del Juego de 2011, que regula la publicidad de esta actividad, no tiene desarrollo normativo, aunque la propia norma permite la autorregulación que se aplica a día de hoy

Tres veces insistió el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que esta «es la primera vez en España que se va a regular la publicidad del juego» durante la rueda de prensa en la que presentó el proyecto del Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, el pasado viernes.

«Nosotros estamos cumpliendo, por primera vez, en 30 días, algo que no ha existido en nuestro país nunca», volvió a repetir más adelante.

Como explica el mismo Garzón al inicio de su presentación, el decreto desarrolla los artículos 7 y 8 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, pero no es la primera vez que se regula, ya que, desde 1988 la ley contempla medidas para la «publicidad sobre juegos de suerte, envite o azar», como se recoge en el artículo 8 de la Ley General de Publicidad de 1988. 

Por tanto, el nuevo decreto del Gobierno no regula la publicidad en el juego, que ha estado vigente durante 32 años, sino que reglamenta las condiciones en las que debe aplicarse.

El artículo 7

La ley del juego de 2011 se refiere en su primer punto a la Ley General de Publicidad de 1988, que prohibía la publicidad, patrocinio o promoción de los juegos de suerte, envite o azar y la publicidad o promoción de los operadores de juego sin autorización.

Sin embargo, en el artículo 7 de la ley de 2011, que se refiere a la publicidad en el juego, se menciona que «reglamentariamente se establecerán las condiciones que se incluirán en los respectivos títulos habilitantes de la autorización de la actividad publicitaria y sus límites». 

Ese es el reglamento al que se refiere el proyecto de Real Decreto que presentó Garzón y que se publicó el lunes. 

De hecho, el nuevo texto se refiere en su primera línea a la ley de 2011, que «estableció el marco regulatorio de la actividad de juego de ámbito estatal», y añade que «en esta regulación se reconoce la importancia de garantizar la protección de esos intereses públicos en diversos ámbitos, entre los que pueden destacarse los que se incluyen en los artículos 4, 7 y 8 de la misma y cuyo desarrollo constituye el objeto último del presente real decreto».

La explicación

Las leyes no necesitan de reglamentos de ejecución o desarrollo para que sean aplicables, explica Ignacio Villaverde, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo. «Ocurre que, en ocasiones, la propia ley, como es el caso, establece una condición para su aplicación directa que debe regular un reglamento», señala el experto, pero «no es tanto que sea la ‘primera vez’ como que por primera vez se desarrolla la ley en ese punto», precisa. 

Joaquín Urías, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, coincide: «Las leyes son eficaces desde el momento en que entran en vigor. Aprobar una ley que prevé determinadas normas sobre la publicidad de juego es regular la materia. Luego, efectivamente, no es la primera vez». 

«Otra cosa es que el artículo 7 de la ley del juego en algún punto se remite a un futuro reglamento que aún no se ha aplicado. Eso no significa que ese artículo no regulara la publicidad del juego, sino que algunas de sus previsiones no se han podido aplicar», añade el experto.

Autorregulación, a la espera del reglamento

Por tanto, ¿qué normativa se aplica a día de hoy? La explicación nos la encontramos en el artículo 27.5, donde figura que la ley del juego prevé la posibilidad de que la Dirección General de Ordenación del Juego firme acuerdos de corregulación «que coadyuven al cumplimiento de las obligaciones establecidas en la ley, en particular, en lo referido a la publicidad». 

Ante la falta de la reglamentación de la publicidad en el juego, empresas y asociaciones del sector optaron por acogerse al código de conducta de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), firmado en 2012, que establece un sistema de autorregulación.

De hecho, la DGOJ ha fomentado esta práctica y supervisa el cumplimiento del código de conducta a través de una Comisión Mixta de Seguimiento del Código de Conducta sobre Comunicaciones Comerciales de las actividades de juego.

La DGOJ también establece en su marco normativo que «hasta que se apruebe el Real Decreto» para desarrollar la reglamentación del artículo 7 de la ley de 2011, la publicidad, patrocinio y promoción de las actividades de juego se realizará, además, de acuerdo a la Ley de Competencia Desleal.

Regulación autonómica

Algunas comunidades autónomas también reglamentaron la aplicación de las restricciones a la publicidad, como Baleares, que en el artículo 14 del Decreto 55/2009 especifica que se requiere una autorización para la publicidad: «La publicidad de las salas de juego deberá ser previamente autorizada por la Dirección General de Interior. A la solicitud se acompañará el proyecto de campaña y la periodicidad de la misma».

Aragón también aprobó en 2006 un Reglamento de Publicidad del Juego y Apuestas.

Otras comunidades lo han hecho a través de la reglamentación de otras leyes, como Madrid, que aprobó una modificación de la ley de Radio Televisión Madrid para prohibir que la cadena emitiera publicidad de casas de apuestas o juego en internet. «Radio Televisión Madrid no emitirá publicidad que directa o indirectamente promueva el juego online, los salones de juego o las casas de apuestas, independientemente del horario o la concreta programación de la que se trate».

Supervisión de la autoregulación

Newtral.es consultó al Ministerio de Consumo cuál era la base para afirmar que se trataba de la primera vez que se regula la publicidad en el juego, y el equipo de prensa especificó que los artículos de las leyes se tienen que reglamentar y que nunca ha existido un reglamento que diga cómo se debe de aplicar, por tanto no se aplicaba.

Además, señalaron que «la autorregulación (como su nombre indica) se aplica y depende de Autocontrol. La supervisión sí, depende de la DGOJ. El procedimiento, hasta que el Real Decreto entre en vigor, es el de colaboración entre la DGOJ y Autocontrol».

En resumen, el marco regulatorio de la publicidad en el juego lleva vigente 32 años pero sin una reglamentación que permitiera su definición. En ausencia de la misma, la autorregulación fue el camino que las empresas adoptaron a través del código de conducta y que está en uso hoy en día bajo la supervisión de la Dirección General. Además, algunas comunidades autónomas tienen su propia reglamentación.

Por tanto, la afirmación de que la norma impulsada por el ministerio de Alberto Garzón «es la primera vez en España que se va a regular la publicidad del juego» es VERDAD a MEDIAS.

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente