Newtral


22 años del referéndum que aprobó la devolución del Parlamento de Escocia
Siguiente

22 años del referéndum que aprobó la devolución del Parlamento de Escocia


La consulta se celebró después del fallido intento de crear una Asamblea escocesa en 1979.  

11 de septiembre de 1997. Se celebra en Escocia un referéndum para la restitución del Parlamento escocés, cerrado desde 1707 tras la aprobación de la Union Act. El 74,3% de los escoceses dijeron que sí a la devolución de su Parlamento, lo que conllevó que Edimburgo alojara de nuevo a sus propias cortes. Anteriormente, en 1979, se había celebrado otra consulta para aprobar la creación de la Asamblea escocesa. La baja participación -se había pactado con Londres una participación mínima del 40% para que la consulta fuera vinculante- abortó esa iniciativa.

 Tony Blair (nacido en Edimburgo), ex Primer Ministro de Reino Unido (1997-2007), tras ganar con el Partido Laborista las elecciones británicas celebradas en mayo de 1997 impulsó la celebración de la consulta, cumpliendo su programa electoral. Los escoceses dijeron ‘sí’ y un año después se creó el informe ‘Shaping Scotland’s Parliament‘ (‘Formando el Parlamento de Escocia’) donde se recogían las bases de la cámara en la que se delegaron algunos poderes en materia de salud, educación y justicia desde Londres. 300 años después el Parlamento escocés se volvió a reunir en 1999, tras celebrar unas elecciones escocesas. 

Los comicios de Escocia dieron la victoria al Partido Laborista con 56 escaños, quedando a 9 de lograr la mayoría. Finalmente, tras pactar un gobierno de coalición con los Liberal-Demócratas, el laborista Donald Dewar se convirtió en el Ministro Principal de Escocia. Antes de existir esta figura, estaba el Secretario de Estado, designado desde Westminster por el Primer Ministro

Así se consumaba la Devolución, es decir, el retorno del Parlamento escocés tras su disolución en 1707. A principios del siglo XIX, el país atravesaba una situación financiera catastrófica. La unión de las coronas inglesa y escocesa en un solo reino se dibujo como la mejor solución para los males de Edimburgo. El Acta de Unión se aprobó tanto en Londres como en la capital escocesa. Así nació el Reino de Gran Bretaña.

Casi tres siglos después, la decisión no recayó en el parlamento, sino en las urnas. La papeleta sobre las que los escoceses expresaron su voluntad en 1997 contenía dos preguntas: ‘¿Quiere usted que Escocia vuelva a tener Parlamento?’ y ‘¿Quiere usted que el nuevo Parlamento pueda legislar sobre los impuestos?’. El sí a ambas preguntas fue rotundo: un 74 y un 63%, respectivamente.

El 6 de mayo de 1999 se celebraron las primeras elecciones del Parlamento escocés, que llevarían a un gobierno de coalición entre laboristas y demócratas. El 1 de julio, Isabel II inauguraba la Cámara situada en el comité de Edimburgo hasta 2004. Tres meses más tarde se aprobó la primera ley, que versó sobre salud mental.  A principios del siglo XXI se inauguró el nuevo edificio, popularmente conocido como Holyrood, diseñado por el arquitecto barcelonés Enric Miralles.

Fuentes

  • El Parlamento de Escocia
  • La Vanguardia

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente