Newtral


Verificamos los datos del vídeo que critica la propuesta fiscal de asociaciones ecologistas
Siguiente

Verificamos los datos del vídeo que critica la propuesta fiscal de asociaciones ecologistas

Durante cuatro minutos afirman diferentes medidas y hechos sobre impuestos, exenciones y restricciones relacionadas con el ecologismo y el mundo de la caza que hemos verificado

Nos habéis preguntado vía WhatsApp (+34 682 58 96 64) por la veracidad de los datos y la información que aparecen en un vídeo que critica la Propuesta Fiscal que las organizaciones no gubernamentales de defensa de la naturaleza WWF, SEO BirdLife, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Amigos de la Tierra han presentado al Gobierno.  Los hemos verificado.

1. Las asociaciones proponen un nuevo impuesto a los ganaderos y 27 restricciones y nuevos impuestos para otras actividades en el mundo rural

El informe presentado por estas organizaciones tiene como fin incentivar cambios de comportamiento que se consideran positivos desde el punto de vista ambiental mediante lo que denominan fiscalidad ecológica. De modo que, efectivamente, en este informe proponen una serie de impuestos o reformas que se dividen en tres bloques:

  1. El primero está dedicado a la propuesta de introducir criterios medioambientales a 12 impuestos que ya existen (por ejemplo, al IRPF, al Impuesto sobre Sociedades, al IVA…)
  2. El segundo engloba 13 nuevos impuestos medioambientales, tales como el impuesto sobre el Vertido y la Incineración de Residuos o sobre los Envases No Reutilizables.
  3. En tercer lugar, se propone una reforma ecológica de la regulación sobre Haciendas Locales que afectaría a cinco impuestos como el de Construcciones, Instalaciones y Obras o al de Actividades Económicas.

Por tanto, son 27 medidas entre reformas, nuevos impuestos o propuestas para mejorar la consideración medioambiental en la aplicación de los impuestos. Sin embargo, considerar si los mismos son positivos o negativos es una postura subjetiva. En el vídeo se presentan estas propuestas como medidas contra la caza y los agricultores mientras que en la Propuesta Fiscal, las organizaciones defienden sus propuestas como necesarias para la conservación del medio ambiente.

2. Esta propuesta incluye un nuevo impuesto a los cotos de caza, de más de 2 euros por hectárea

Es cierto que se propone un Impuesto a la Caza para gravar el aprovechamiento de terrenos destinados a esta actividad. La tarifa de dos euros es el tipo medio impositivo que se paga en Extremadura, comunidad donde existe un impuesto similar y que toman de ejemplo para su propuesta.

  • Exenciones y bonificaciones

Basándose en el ejemplo extremeño, proponen exenciones para algunos cotos de caza como aquellos que son refugios para la caza declarados de oficio como tales por la Administración«. También las organizaciones proponen bonificaciones del impuesto, por ejemplo del 20% para aquellos cotos de caza no intensiva que  obtengan la Certificación de Calidad o bien tengan Convenios de  Custodia del Territorio o Acuerdos para la Conservación de Especies Catalogadas.

  • Tarifa

Respecto a la tarifa del impuesto proponen una variación de las cuotas según la tipología de aprovechamiento, es decir, según sea caza mayor o menor, y caza intensiva o extensiva. Sin embargo, como hemos dicho al principio, para realizar una estimación de la recaudación tomaron como referencia el tipo impositivo medio de la legislación de Extremadura, de 2 euros por hectárea.

3. «Proponen que los cazadores paguen unos 80 millones de euros más al año y que sean los propios ecologistas quienes acaben gestionándolos para, entre otras cosas, crear zonas libres de cazas

De la estimación anterior de 2 euros por hectárea, las organizaciones en defensa de la naturaleza han calculado en su propuesta  que se podría obtener una recaudación anual en toda España de unos 80 millones de euros«. Pero siempre, partiendo de una estimación.

Sin embargo, es FALSO que planteen gestionar ellos estos fondos.  De hecho, en el resumen ejecutivo del informe leemos que consideran imprescindible que la recaudación obtenida de esta política fiscal se destine íntegramente a facilitar la transición ecológica y alcanzar un modelo socioeconómico acorde a los límites del planeta. Y sus propuestas generales son:

  1. Que los fondos estén dedicados a medidas protectoras y recuperadoras de los impactos ambientales producidos por las actividades relacionadas con la caza, así como la conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad.
  2. Que sirvan «para el establecimiento de espacios libres de caza”, es decir, zonas o espacios donde la caza está expresamente prohibida como son parques nacionales o los refugios de fauna.

Además, en cada impuesto se propone de forma concreta el destino de los fondos recaudados.  Por ejemplo, en el caso del Impuesto especial sobre el Consumo de Plaguicidas y Fertilizantes de Síntesis Química se propone que sean destinados medidas de compensación a los agricultores, ganaderos y productores forestales que reduzcan el uso de plaguicidas o usen productos que representen menores riesgos para la salud y el medio ambiente.

4. Las organizaciones ecologistas proponenque haya exenciones fiscales para sus propias organizaciones

Esto es FALSO. En la explicación de cada uno de los impuestos de los que se habla, algunos – que no todos – recogen posibles exenciones aplicables al pago del impuesto y en ningún caso estas exenciones están dirigidas a las propias organizaciones.

6. El Estado mantiene a las organizaciones»

En el vídeo que estamos verificado se asegura que entre 2015 y 2017 estas asociaciones recibieron al menos 12,3 millones de euros en subvenciones y ayudas públicas. En concreto, recogen que SEO Birdlife obtuvo 4,33 millones de euros; WWF: 3,77 millones; Ecologistas en Acción: 2,84 millones y Amigos de la Tierra, 1,41.

Todas ellas publican sus memorias anuales, donde se puede comprobar los importes en subvenciones y ayudas que han recibido. En los siguientes enlaces puedes consultar las de cada una de las organizaciones: SEO Birdlife, WWF, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra.

La concesión de subvenciones por parte del Estado se realizan para proyectos u objetivos concretos, no a fondo perdido. Además la adjudicación de las mismas se realiza mediante convocatorias públicas donde concurren diferentes organizaciones. Una vez concedida la subvención, la Intervención General del Estado supervisará que el fondo se haya destinado al fin para el que fueron asignadas. Todo ello viene regulado en la  Ley General de Subvenciones.

Además, la protección del medio ambiente es una de las actividades de interés general consideradas de interés social, tal y como viene recogido en el artículo 2 del Real Decreto-ley 7/2013, de 28 de junio, de medidas urgentes de natu­raleza tributaria, presupuestaria y de fomento de la investigación. Por tanto, parte de lo recaudado a través de la casilla de fines sociales en la declaración de la renta, que representa un 0,7% de la cuota íntegra del IRPF, se debe destinar esta actividad.

8. Datos sobre el mundo de la caza

Aparte de hablar de la Propuesta Fiscal de estas asociaciones ecologistas, en el vídeo también aparecen diferentes datos sobre el mundo de la caza, entre ellos, que los cazadores cuestan 0 euros a las arcas públicas o que la actividad cinegética ha movilizado 5.468 millones de euros en 2016. Estos datos provienen del estudio   Evaluación del impacto económico y social de la caza en España (2016) elaborado por Deloitte y Fundación Artemisan.

Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación explican que si bien no existen datos económicos oficiales y estandarizados sobre los sectores económicos beneficiados con esta actividad, directa e indirectamente, sí hay estudios que analizan y cuantifican la aportación al PIB de las actividades económicas relacionadas con la caza y nos remiten al estudio de Deloitte.

Dicha publicación estima que la actividad cinegética ha generado en 2016 el 0,3% del PIB en España, equivalente al 13% del PIB de todo el sector de agricultura, ganadería, selvicultura y pesca del país, o al 4% del PIB generado por el sector construcción. El estudio ha calculado que por cada euro de gasto realizado en España en la actividad cinegética, se generan 1,18 euros de PIB en el país, dicen.

También aclaran desde el Ministerio que -al contrario de lo que ocurre con las asociaciones y/u organizaciones relacionadas con el medio ambiente-  la Administración General del Estado no concede subvenciones ni ayudas directas al sector cinegético, dado el carácter autonómico exclusivo de esta actividad.

Sin embargo, añaden que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el marco de sus competencias de coordinación entre las Administraciones Públicas, apoya o financia determinadas actuaciones de carácter supraautonómico contempladas en la normativa vigente, como elemento de apoyo a la gestión ejercida por las Comunidades Autónomas, pero nunca como inversiones directas que reviertan directamente al sector cinegético. Ponen como ejemplos, la realización de estudios supraautonómicos sobre gestión de especies de aves migratorias de interés para la caza o una aplicación informática para la grabación y consulta de licencias interautonómicas de caza.

Fuentes

  • Prensa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación
  • Gabinete de Prensa de WWF
  • Gabinete de Prensa de SEO BirdLife
  • Gabinete de Prensa de Ecologistas en Acción
  • Gabinete de Prensa de Greenpeace
  • Gabinete de prensa de Amigos de la Tierra

Relacionados

Más vistos

Siguiente