Newtral


Un día de No Violencia para recordar el absurdo del supremacismo
Siguiente

Un día de No Violencia para recordar el absurdo del supremacismo

Hoy se cumplen 150 años del nacimiento de Mahatma Gandhi. 

2 de octubre, Día Internacional de la No Violencia. La fecha fue elegida en 2007 por la Asamblea General de Naciones Unidas para conmemorar el nacimiento de Mahatma Gandhi, líder del movimiento no violento de la independencia de la India. Según los últimos datos que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 1,4 millones de personas pierden la vida debido a la violencia, esto supone más de 3.800 muertes al día. 

Mohandas Karamchand Gandhi, más conocido como Mahatma Gandhi, nació en Porbandar, ex colonia británica y actual India, el 2 de octubre de 1869, hace 150 años. Estudió Derecho en Londres pero es recordado por luchar por el reconocimiento de los derechos de la población india de forma no violenta a principios del siglo XX. Pero pocos saben qué le motivó. 

Mahatma, sobrenombre con el que el escritor bengalí Tagore reconoció al activista, era una persona con un “alma grande”. Pero sin quitarle mérito a sus acciones, lo cierto es que las diferencias físicas y culturales del abogado fueron lo que realmente impulsó su famosa resistencia política. Es decir, fue su propia discriminación en Durbán, Sudáfrica, donde estuvo trabajando entre 1893 y 1915, y no otra cosa, lo que motivó su lucha. Y más concretamente el punto de no retorno fue la idea de redactar una ley que prohibía votar a los ciudadanos indios en el país. 

La reacción de Gandhi fue decisiva. Motivado por el absurdo del supremacismo blanco funda el Partido Indio del Congreso del Natal, inicia las primeras protestas en contra de la discriminación y desigualdad de estos ciudadanos y empieza a difundir, aún sin nombre, su postura política, la satyagraha. Es decir, la acción no violenta llevada a sus tres categorías: protesta y persuasión, incluyendo marchas y conmemoraciones, la no-cooperación y la intervención no violenta, como bloqueos y ocupaciones. 

Gandhi fue encarcelado y castigado. Y pese a sus muchos logros, a efecto de los blancos siguió siendo un sami, término despectivo con el que se señalaba a los indios en Sudáfrica. Años más tarde los éxitos conseguidos se quedaron en nada, pero creó los cimientos de lo que hizo en la India. A su llegada a casa, todos sabían quien era. 

La independencia de la India

Gandhi regresó a la India en 1915 pero esta no fue independiente hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, en 1947. Los primeros años desde su llegada recorrió el país con su familia y con el inicio de la Primera Guerra Mundial se posicionó del lado de Gran Bretaña, hasta que supo del proyecto de Ley Rowlatt por la que los británicos querían negar lo derechos civiles a lo indios. 

Sus protestas a la ley hicieron que fuera condenado a seis años de cárcel, de los que cumplió dos. A su salida de la cárcel el país se había dividido en hindúes y musulmanes. No viendo una salida, se retiró de la política hasta 1927 que decide volver por un nuevo episodio de discriminación. El 12 de marzo de 1930 Gandhi inicia la Marca de la Sal, la campaña de desobediencia simbólica que permitió declarar la independencia de la India. 

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente