Newtral
De director del CNI a asesor de Iberdrola: Félix Sanz Roldán y otros altos cargos que se pasan a la actividad privada
Siguiente

De director del CNI a asesor de Iberdrola: Félix Sanz Roldán y otros altos cargos que se pasan a la actividad privada

Cinco ex ministros han recibido el visto bueno de la Oficina de Conflicto de Intereses para trabajar en el ámbito privado antes de cumplir dos años fuera de la administración pública

SHUTTERSTOCK

El ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha sido uno de los últimos altos cargos que ha recibido la aprobación de la Oficina de Conflicto de Intereses (OCI), dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, para incorporarse al sector privado. El 29 de junio, el Portal de Transparencia recogía su fichaje por Iberdrola en calidad de “International advisor en la Presidencia”. La suya es una de las 345 peticiones que han sido autorizadas desde 2014 para los ex altos cargos que solicitan trabajar en la actividad privada durante los dos años posteriores a su salida de la Administración pública.

Así lo recoge desde ese año el Portal de Transparencia, donde se puede consultar el nombre del alto cargo, el puesto público que abandona, la empresa a la que va y las fechas de cese y de autorización. 

Y es que la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado, establece que tras el abandono del cargo público no pueden prestar servicios, durante los dos años siguientes a su cese, en entidades privadas que hayan sido afectadas por decisiones en las que hayan participado

Pero antes de que pasen esos dos años y se entienda que no hay riesgo de conflicto de interés, un ex alto cargo puede puede volver a la actividad privada, a pesar de todo. Sólo tiene que informar previamente a la OCI y recibir una autorización. 

Aunque el Portal de Transparencia no publica a quienes se les ha denegado este trasvase desde la OCI, la encargada de dar el visto bueno, el 98% de las peticiones de compatibilidad son aceptadas, según publicó El País en 2017 con los datos facilitados por el Portal de Transparencia tras las solicitudes de información presentadas e información aportada por la fundación Hay Derecho.

Para conseguir el permiso deben presentar una declaración sobre actividades con la documentación oportuna que justifique que dicha actividad no está directamente relacionada con las competencias del cargo que ha desempeñado en la Administración pública.

35 autorizaciones en 2020, entre ellas cinco ex ministros

En lo que llevamos de 2020 ya se han autorizado 35 peticiones de compatibilidad de ex altos cargos de la Administración para poder trabajar en la actividad privada. Cinco de ellos fueron ministros: Fátima Bañez, Dolores de Cospedal, Cristobal Montoro e Isabel García Tejerina -todos ellos parte del Gobierno de Mariano Rajoy- y José Guirao, que fue Ministro de Cultura de Pedro Sánchez hasta este 2020.

También el ex ministro José Ignacio Wert pidió autorización, aunque su solicitud fue después de dejar el cargo de embajador jefe de la delegación permanente de España ante la OCDE. Pidió —y se le autorizó— ser presidente de una compañía.

En total, la OCI ha aceptado 345 peticiones desde 2014, cuando el Portal de Transparencia comenzó a hacer públicos estos datos. Teniendo en cuenta las cifras que recogió El País, en total serían más de 600 autorizaciones desde 2007. 

En esta lista aparecen, a lo largo de los años, caras conocidas como la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría; el ex ministro de Justicia Rafael Catalá, y también altos cargos de empresas públicas como Adif, Aena o el expresidente de la Agencia EFE, Fernando Garea

Así, la Oficina de Conflicto de Intereses ha aprobado 345 peticiones para trabajar en la empresa privada a 229 ex altos cargos desde 2014, lo que implica que hay quién ha recibido más de una autorización. Como Oriol Amat i Salas, ex consejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que acumula 24 autorizaciones para ejercer como asesor y analista en un espacio de tiempo inferior a dos años.

Los departamentos de origen por excelencia son los ministerios de Economía y Fomento ya que agrupan 62 y 51 autorizaciones respectivamente. Y en cuanto al lugar de destino, la asesoría o consultoría es el área para el que más autorizaciones se han concedido, más de un 10% del total de las autorizaciones concedidas entre 2007 y octubre de 2016, seguido del sector de tecnológico y la abogacía, según recoge un informe elaborado por la Fundación Hay Derecho. En cuarto lugar figuran las autorizaciones para trabajar en banca o finanzas.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente