Newtral
Las reivindicaciones detrás de la huelga de los MIR: poca supervisión, demasiada responsabilidad y miles de euros de diferencia entre comunidades
Siguiente

Las reivindicaciones detrás de la huelga de los MIR: poca supervisión, demasiada responsabilidad y miles de euros de diferencia entre comunidades

  • De media, un Médico Interno Residente recibe un sueldo base, sin guardias, que va de los 16.500 euros brutos en el primer año a los 22.700 en el quinto año
  • En Madrid comenzaron la huelga de residentes el 13 de julio y en Valencia se ha convocado para el 21 de julio

 

EFE/J.J.

El lunes pasado los médicos internos residentes (MIR) de la Comunidad de Madrid decidieron parar. Y amenazan con seguir haciéndolo cada lunes de manera indefinida. “Hasta conseguir un acuerdo satisfactorio con la Consejería de Sanidad”, aseguran desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), convocante de la huelga.

“La pandemia ha puesto de manifiesto las deficiencias que tiene el sistema”, explica a Newtral.es Pedro Viaño, residente de 4º año en el Hospital Niño Jesús de Madrid y uno de los 12 miembros del Comité de la Huelga de Madrid. “En muchos hospitales se compartía la misma cama de descanso en las guardias y ahora es una conducta de alto riesgo”, señala.  

“Por eso hemos convocado la huelga”, defiende. Entre las medidas urgentes que piden los MIR está la de fijar un ratio de médicos adjuntos y residentes, para que siempre haya suficiente supervisión de unas actividades que son de formación. Los MIR, reitera el residente, no forman parte de las plantillas de los hospitales: “Deberían funcionar igual sin nosotros”.

El acuerdo que persiguen partiría de la aprobación de un convenio que según cuenta Viaño lleva ‘en cocina’ dos años e incluye reivindicaciones como la mencionada mayor supervisión, la libranza obligatoria después de las guardias o lugares de descanso adecuados. Y, claro, la mejora de las condiciones salariales, que pase por una equiparación con los sueldos entre comunidades autónomas.

Viaño explica que “el ministerio establece una normativa marco y son las comunidades autónomas las que las desarrollan”. Así, la competencia última es de la comunidad, y de cómo la ejerce cada una surgen las diferencias.

“Todos los residentes trabajamos igual. Incluso en determinadas zonas, por la densidad de población, se trabaja más y se cobra menos”, comenta María Vázquez, médico de familia en el Centro de Salud de Ayamonte (Huelva). El estudio comparativo llevado a cabo por el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada permite ver hasta dónde llega la desigualdad entre comunidades.

Miles de euros de diferencia geográfica

De media, un MIR recibe un sueldo base (sin guardias) que va de los 16.500 euros brutos en el primer año a los 22.700 en el quinto año. Pero además de los años de residencia, hay otro factor que afecta al salario base: la geografía. Según el estudio, y sin tener en cuenta las guardias, hay casi 3.000 euros de diferencia entre empezar el MIR en Canarias —la comunidad donde más alto es el sueldo base— y hacerlo en Castilla-La Mancha, Asturias, Madrid o La Rioja, las regiones con las retribuciones más bajas.

Cuando se tienen en cuenta las guardias, una parte fundamental del salario de los profesionales médicos, las diferencias son aún mayores. Los residentes con plaza en Madrid cobran 26.541 euros anuales, 5.515 euros menos que en Navarra. En el quinto año de MIR, las diferencias superan ampliamente los 8.000 euros.

“Sitios como Madrid, donde el sueldo de residente no se adecua al coste de vida de la ciudad, es impensable si no contemplas compartir piso, por ejemplo”, lamenta Lucía Plaza, graduada en Medicina en la Universidad de Extremadura que escogerá plaza el próximo 29 de julio.

El estudio, elaborado por el doctor Vicente Matas, compara las retribuciones de los facultativos residentes en España en el año 2019 partiendo de la información publicada por las comunidades. 

“Las grandes diferencias están en el importe de las guardias”, destaca Matas. Como explica el doctor a Newtral.es, el sueldo suele ser el mismo a nivel nacional, pero varía por cuestiones como la forma de aplicar las pagas extras y, en mayor medida, por cómo paga cada comunidad las guardias. El pago por esas guardias, que son obligatorias para los MIR, puede variar hasta 10 euros por hora entre regiones.

En el siguiente gráfico puedes ver cómo varía la retribución total en el MIR, año a año de residencia y comunidad por comunidad:

El estudio del Sindicato Médico de Granada también repasa la variación que han sufrido las retribuciones entre 2009 y 2019. En ese periodo, los MIR que comenzaron su residencia en Baleares recibieron un 8,5% que sus antecesores 11 años antes. Es un caso excepcional. 

Por lo general, la retribución de estos residentes aumentó como mucho un 4,6% (el caso del País Vasco). En muchos casos, el aumento apenas superó el 2% (Murcia y Comunidad Valenciana). Y en algunas comunidades, como Navarra, Castilla-La Mancha, Asturias, La Rioja o Madrid, hubo incluso una reducción. En ese periodo, la inflación subió un 15%, según el INE.

Próximos pasos

Estas cifras que varían a lo largo del territorio español están en el centro de las protestas que protagonizan estos días los MIR y que, según parece, no han hecho más que empezar. Los organizadores de la huelga establecieron que pararían los lunes de 8.00 a 15.00 horas y las jornadas de guardias (todos los días de la semana de 15.00 a 8.00), pero el 9 de julio la comunidad emitió una orden en la que establecía unos servicios mínimos del 100% a los MIR que tengan programadas guardias. 

Para Viaño, la decisión anula en la práctica su derecho a la huelga: “Nosotros queremos sentarnos y hablar con ellos”. El miembro del Comité de la Huelga de Madrid defiende que no están imponiendo un convenio, sino que es un borrador abierto a negociación. Pero insiste en que necesitan ver voluntad de diálogo de la CAM para desconvocar el paro. 

Fuera de Madrid, los MIR de otras comunidades ya han empezado a seguir los pasos de la capital. La protesta se ha trasladado a la Comunidad Valenciana, donde la Consellería de Sanitat Universal ya ha recibido la convocatoria de una huelga indefinida para el 21 de julio.

“Madrid nos ha dado el empujón”, asegura Enrique Cuñat, representante de la Comunidad Valenciana de la Asociación MIR España. Cuñat ahonda en el argumento de que, por tratarse de un periodo de formación, los MIR no forman parte de las plantillas de los hospitales, y por tanto una huelga de residentes no debería tener repercusión en los centros de trabajo. “Pero en realidad nuestra labor es una parte fundamental de los servicios sanitarios y sin residentes la sanidad no funciona”, subraya.

En Newtral.es hemos preguntado al Ministerio de Sanidad si han planteado alguna estrategia respecto a la huelga, para resolver junto con las comunidades las reivindicaciones de los sanitarios en prácticas. “La huelga es de los residentes de Madrid y es la comunidad autónoma la que tiene las competencias en esta materia”, ha sido la respuesta.

En efecto, son las comunidades autónomas las que tienen que desarrollar la normativa de los MIR. No obstante, el Gobierno también tiene bastante que decir, ya que la regulación de la relación laboral de los residentes es estatal, y a nivel estatal se establece el marco general para todo el personal.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente