Newtral


Serrano (VOX): Las ayudas contra el maltrato y la violencia «no han tenido ningún tipo de fiscalización»
Siguiente

Serrano (VOX): Las ayudas contra el maltrato y la violencia «no han tenido ningún tipo de fiscalización»

Lorena Baeza / Jesús Espinosa 

El líder de VOX en Andalucía y candidato a la Junta en las pasadas elecciones, Francisco Serrano criticó, durante el pleno de investidura de Juanma Moreno, un sistema fraudulento que permite «a los que no combaten el maltrato y la violencia» recibir «suculentas subvenciones y ayudas que hasta ahora no han tenido ningún tipo de fiscalización»¿Es esto cierto? ¿No hay control ni fiscalización de ningún tipo sobre lo que pasa con estas ayudas? La afirmación de Serrano es FALSA.

Hemos acudido en primer lugar a la resolución de aprobación de subvenciones para asociaciones de mujeres que ha otorgado la Junta de Andalucía a través del Instituto de la Mujer en 2018. En esa resolución se especifica que las subvenciones se otorgan a «proyectos que fomenten la participación social de las mujeres y la promoción de la igualdad de género». El total de asociaciones beneficiarias de estas subvenciones el último año han sido 150. 

¿Cómo se fiscalizan esas ayudas?

No es cierto que esas subvenciones no tengan ningún tipo de fiscalización.  Hemos contactado con el Ministerio de Hacienda que nos confirma que en la Ley General de Subvenciones Ley 38/2003 se estipulan los controles de las subvenciones públicas que se otorgan en España, legislación que luego cada Comunidad tiene que implantar en su territorio con leyes autonómicas. Es decir, esta ley estatal obliga a que cada subvención que se otorga esté debidamente justificada y fiscalizada. En el artículo 44 b) de la citada Ley, se explica que «el control financiero de las subvenciones tendrá como objetivo verificar el cumplimiento por parte de beneficiarios y entidades colaboradoras de sus obligaciones en la gestión y aplicación de la subvención».

Este marco legislativo, en Andalucía se desarrolla, entre otros, con el Decreto 282/2010, de 4 de mayo por el que se aprueba el Reglamento de los Procedimientos de Concesión de Subvenciones de la Administración de la Junta de Andalucía.

Tal y como nos confirma la propia Junta de Andalucía, «las asociaciones  tienen que justiciar de forma anual cómo se gastan el dinero» que han obtenido de fondos públicos. Si no lo hacen o si gastan esos fondos en otros fines, existe un régimen sancionador que está estipulado en la Ley 38/2003, de 17 de noviembre. Existen infracciones leves, graves y hasta muy graves, dependiendo de cómo se haya usado o justificado el dinero público objetivo.

Por ejemplo, en esa fiscalización, presentar las cuentas fuera de plazo es una infracción leve, mientras que usar el dinero de la subvención para otros fines es una infracción muy grave.

Las sanciones, dependiendo del nivel de la infracción, van desde multas económicas hasta la prohibición para recibir más subvenciones o para contratar con la administración pública. Además, tal y como nos confirma la propia Junta de Andalucía, «las asociaciones tienen que justiciar de forma anual cómo se gastan el dinero. Si no lo hacen, no podrían acceder a las ayudas del año siguiente». Así aparece también expresado en la resolución de las subvenciones del pasado año 2018.

Resultados de la fiscalización

En el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) se pueden encontrar decenas de ejemplos de cómo el Gobierno andaluz exige el reintegro de las subvenciones a las asociaciones de mujeres que, habiendo recibido dinero público, no cumplieron con los requisitos exigidos.

Por lo tanto, es FALSA la declaración de Serrano sobre que hay un sistema fraudulento que permite «a los que no combaten el maltrato y la violencia» recibir «suculentas subvenciones y ayudas que hasta ahora no han tenido ningún tipo de fiscalización».

Fuentes

 

Relacionados

Más vistos

Siguiente