Newtral


Seguridad en carretera en verano: mínimo histórico de fallecidos pese al alza de los desplazamientos
Siguiente

Seguridad en carretera en verano: mínimo histórico de fallecidos pese al alza de los desplazamientos

Las muertes en carretera repiten en 2019 el mínimo histórico registrado en 2014, con 220 fallecidos. Sin embargo, el número de desplazamientos aumenta hasta los 91,1 millones de viajes, 12,6 millones más que en ese año.

GRAF4725. VALENCIA, 01/09/2019.- Vista de la A-3 a la salida de Valencia esta tarde del primer día de septiembre, en el que miles de españoles regresan a casa tras sus vacaciones de verano. EFE/ Ana Escobar

Durante este verano de 2019 han muerto 220 personas en accidente de tráfico, idéntica cifra que en el año 2014, cuando se marcó el mínimo histórico de fallecidos desde que comenzó la serie histórica en 1960, según los datos que ha presentado la Dirección General de Tráfico (DGT). En el informe, que hace balance de Seguridad Vial del verano, la DGT hace recuento de los accidentes y el número de víctimas mortales en las carreteras españolas entre los meses de julio y agosto.

Julio de 2019 ha cerrado con 119 muertos en las vías interurbanas, mientras que agosto ha registrado 101 fallecidos, frente a los 129 muertos de julio de 2018 y los 131 que se contabilizaron en agosto de hace un año. Esto supone, que frente al año pasado, el número de víctimas mortales del verano ha caído el 15% en accidentes de tráfico.

Según los datos históricos de la DGT, 2014 fue el año con menor número de accidentes mortales y fallecidos: 181 y 220, respectivamente. Ahora 2019 iguala este último dato, convirtiéndose ambos en los veranos en los que menos muertes en carretera se han registrado desde 1960, cuando comienza la serie histórica. No obstante, en el verano de 2019 hubo 22 accidentes mortales más que en 2014.

Mientras que el número de desplazamientos por carretera ha aumentado, llegando hasta los 91,1 millones -lo que supone 2,6 millones más que el año anterior-, el número de fallecidos desciende. De hecho, en 2014, el año en el que se registró el mismo número de muertes en carretera que este verano, hubo 12,6 millones de desplazamientos menos.

«No ha habido un verano con menos fallecidos, pero no nos resignamos, no son buenos datos, son menos malos que los del año pasado», ha asegurado el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, que recuerda que el balance de este verano, con 220 muertos, supone un promedio de tres fallecidos al día en accidentes de tráfico.

La tendencia de los fallecidos en carretera es descendiente desde las primeras series registradas por la DGT. Sin embargo, suele haber repuntes y no siempre son menores respecto al año anterior. De hecho, en 2018 se registraron 259 fallecidos. Pese a que las cifras son significativamente menores que en años como el 2001 -cuando hubo 845-, supuso un incremento del 15,1% frente a los datos de 2017, cuando se registraron 225.

Operación retorno

Pese a que durante todo el verano aumentan los desplazamientos en carretera debido al periodo de vacaciones, hay dos puntos claves en el calendario. Estos son la «Operación Salida» y la «Operación retorno». Esta última la marcó la DGT para el 2019 desde las 15 horas del viernes 30 de agosto hasta las 24 horas del domingo 1 de septiembre. Durante este dispositivo, la DGT prevé 4,87 millones de desplazamientos por carretera. Esto supone 600.000 desplazamientos por carretera más que el año pasado por esas fechas, cuando se registraron 4,2 millones.

Por ello, en la operación especial tomaron parte 9.100 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que vigilaron el uso del cinturón y la no utilización del móvil. A esto se unen 216 cámaras situadas a lo largo de las carreteras, radares fijos y helicópteros que programan controles de velocidad.

Como la DGT considera que la operación retorno se trata del movimiento de vehículos «más importante en cuanto a desplazamientos del verano», puso en marcha una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico. Entre ellas están la instalación de carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades.

También la restricción de la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general en ciertos tramos, fechas y horas, la paralización de obras en carreteras y limitación a la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada. Además, Tráfico propuso itinerarios que esquivaban el centro de la península, la zona que más tránsito de coches registra, según detalla en su página web.

Además, en el total del verano el Ministerio del Interior a través de la Dirección General de Tráfico ha incrementado el número de medios técnicos y humanos para reducir la siniestralidad en las carreteras, según anunció Grande Marlaska. Con esto, durante estos meses se ha priorizado la vigilancia en las carreteras convencionales, después de la bajada de velocidad que se realizó a principios de años.

También se han instalado 20 nuevos radares en julio y otros 8 en agosto para el control de la velocidad y se han utilizado 3 drones para vigilar y denunciar las maniobras de riesgo. Asimismo, se han incrementado las pruebas de alcoholemia, llegando a realizarse 1,1 millones, lo que supone un 12,5% más que el verano anterior.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente