Newtral


¿Se romperá el abrazo entre Iglesias y Garzón de cara al 10N?
Siguiente
Se llamó ‘el pacto de los botellines’. Unidas Podemos nacía en 2016 con la imagen de la celebración en Lavapiés del acuerdo de coalición electoral que ponía fin a dos años de desencuentros entre Izquierda Unida (IU) y Podemos, y se reeditaba de cara a las elecciones del 28 de abril de 2019. Pero en medio del bloqueo y a medida que las negociaciones entre Unidas Podemos y el PSOE se fueron torciendo, IU abrazó opciones diferentes a las defendidas por la formación que lidera Pablo Iglesias, centrada en el gobierno de coalición. Así hasta desembocar en la investidura frustrada de julio y en el imposible pacto para formar gobierno de septiembre, coronado con la repetición electoral del 10 de noviembre.

¿Se romperá el abrazo entre Iglesias y Garzón de cara al 10N?


Después de las elecciones de abril, Izquierda Unida ha sido partidaria de facilitar una investidura de Pedro Sánchez con el fin de evitar una repetición electoral que pudiera dar pie a que gane la derecha. Podemos se mantuvo firme en el gobierno de coalición. 

Se llamó ‘el pacto de los botellines’. Unidas Podemos nacía en 2016 con la imagen de la celebración en Lavapiés del acuerdo de coalición electoral que ponía fin a dos años de desencuentros entre Izquierda Unida (IU) y Podemos, y se reeditaba de cara a las elecciones del 28 de abril de 2019. Pero en medio del bloqueo y a medida que las negociaciones entre Unidas Podemos y el PSOE se fueron torciendo, IU abrazó opciones diferentes a las defendidas por la formación que lidera Pablo Iglesias, centrada en el gobierno de coalición. Así hasta desembocar en la investidura frustrada de julio y en el imposible pacto para formar gobierno de septiembre, coronado con la repetición electoral del 10 de noviembre.

¿Por qué es importante?

En la legislatura que termina el 23 de septiembre, Izquierda Unida tenía seis de los 42 diputados del grupo. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de julio reflejó una intención directa de voto del 13,1% para Unidas Podemos, que sube cuatro décimas con respecto a la anterior entrega. En las elecciones del 28-A recibieron 3,7 millones de votos (el 14,31% del total). En lo que a IU respecta, por separado, el 2,4% de los consultados en julio afirmó que votaría a este partido frente al 5,5% de Unidas Podemos. El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha repetido por activa y por pasiva que el objetivo era evitar la repetición electoral, incluso tras su entrevista con Felipe VI en la ronda de consultas de septiembre.

El resto del grupo parlamentario de Unidas Podemos,  formado por otros 28 diputados de Podemos, 6 de En Comú Podem, uno de Galicia en Común y 1 de Equo, acordó con la militancia que se comprometían a apoyar la investidura de Pedro Sánchez y un gobierno de coalición “siempre y cuando se alcanzara un acuerdo programático que incluyera las garantías necesarias para el cumplimiento del mismo”. 

Este jueves, Garzón resumía estos meses con la siguiente reflexión en una entrevista con eldiario.es: «Probablemente nosotros lo hubiéramos hecho de otra manera, pero  entendíamos la legitimidad de la decisión que había tomado Podemos y Pablo Iglesias» porque la exigencia del gobiernod e coalición era «una demanda razonable y legítima». Por eso, aboga por «un bloque histórico en el que esté Íñigo Errejón, Pablo Iglesias, Compromís, Ada Colau e Izquierda Unida».

¿Cuál es el contexto?

Antes de la votación de julio, Garzón había advertido de que se abstendría. En ese momento, Izquierda Unida había sido excluida del equipo negociador morado con el PSOE. Después, trascendió su papel como interlocutor improvisado entre el PSOE y Podemos, según relató El País en su crónica del no acuerdo de julio. Su intervención, gracias a su contacto personal con dos de las negociadoras socialistas,-la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y la vicepresidenta, Carmen Calvo,- no gustó en la formación morada. Lo contaba el periodista Pedro Vallín en ‘La Vanguardia’ a finales de julio: “(Iglesias estaba) molesto con la negociación paralela emprendida por el coordinador de IU, que quebraba su estrategia negociadora”. 

Antes del receso de agosto, Izquierda Unida pidió a la formación morada a través de un comunicado que aceptara un acuerdo programático o un pacto a la portuguesa “con el fin de evitar una nueva repetición electoral”. Y ya a principios de septiembre comenzó a cundir la impresión de que lo mejor sería conceder la investidura gratis y pasar directamente a la oposición, explicaba El Confidencial, que también advertía de diferentes facciones en el partido de Garzón. Iglesias incluyó a Enrique Santiago, secretario general del PCE, y a Juan López de Uralde, de Equo, en la comisión negociadora de septiembre para evitar que, como en julio, se sintieran excluidos.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Aunque haya podido haber diferencias internas con Podemos en cuanto a la fórmula idónea para formar gobierno, Garzón ha culpado en todo momento al PSOE de que no se haya podido pactar un gobierno progresista. Hay que recordar que de cara a las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, Podemos e IU estuvieron a punto de ir separados a la Comunidad de Madrid. A las 23.59 de la noche del 12 de abril, Izquierda Unida y Podemos lograron cerrar la coalición autonómica Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie. Eso sí, ese acuerdo desoyó la voluntad de las bases de IU, que habían votado un mes antes unirse a los anticapitalistas.

#Fact

Las bases de Izquierda Unida ya votaron en marzo pasado sobre la continuidad de la unión de su marca a “otras fuerzas políticas en base al acuerdo conjunto”, es decir, con Podemos. El 61,55% de los apoyos fueron afirmativos, frente al 34,75% de negativos y un 3,7% de abstención, publicaba el partido. Sin embargo, los críticos del colectivo Más Izquierda y la Coordinadora de Militantes Independientes de IU presionaron en sendos manifiestos días antes de la votación por el ‘no’, argumentando que no era más que “un pretexto para seguir diluyendo Izquierda Unida en Podemos”.


¿Volverán IU y Podemos a concurrir en una candidatura conjunta en las elecciones de noviembre?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente