Newtral
Santander tras el derrumbe del parque infantil
Siguiente

Santander tras el derrumbe del parque infantil

Las autoridades encaran las tareas de desescombro e investigación de las causas mientras se estudian las responsabilidades de un suceso que no ha causado víctimas

Román Aguilera | EFE

Tras el derrumbe de un parque infantil el pasado lunes sobre un aparcamiento en una urbanización de Santander, los vecinos aspiran a volver pronto a la normalidad. Aún no se ha determinado cuál es la causa del derrumbe, pero todo apunta a una “sobrecarga” en la placa del forjado debido al agua caída en los últimos meses, según explicó José Luis Gochicoa, consejero del Gobierno cántabro de Obras Públicas y Vivienda. 

Aunque no se han producido daños personales, algo que los vecinos han calificado como un “milagro”, dado que alrededor residen unas 500 personas, sí hay cuantiosas pérdidas materiales. Empezando por 98 vehículos afectados y algunas grietas. Sobre estas, la corporación municipal entiende que según los informes técnicos, no hay un riesgo asociado.

El parking lo construó la empresa pública de vivienda llamada Gesvican entre 2004 y 2006, dependiente del Gobierno cántabro, entonces también presidido por Miguel Ángel Revilla con el apoyo del PSC. Y las construcciones del parque y la pista deportiva correspondieron  después al Ayuntamiento. 

Lo más importante

Se espera que para finales de la próxima semana el Ayuntamiento y el Gobierno autonómico empiecen las labores de desescombro y construcción de una nueva placa para que los vecinos tengan el entorno “como lo tenían antes, lo antes posible”, dijo la alcaldesa popular Gema Igual

Respecto a la responsabilidad judicial de los daños, Gochicoa indicó que «con independencia de que sea Gesvican el que haga las obras», si se demuestra que el daño es derivado de un fallo del proyecto o de la ejecución de las obras, «se podría ir contra unos u otros», como la alcaldesa, para quien algunas voces piden responsabilidad y apuntan incluso a la dimisión

La Consejería del Gobierno regional ya ha anunciado que realizará una valoración con un tercero independiente de los técnicos de las obras, UTE Dragados-Ascan, empresa adjudicataria a la que se le concedió la construcción del parking. Barajan la posibilidad de que se haya producido un fallo estructural por un error en el proyecto inicial.

¿Cuál es el contexto?

Los vecinos de la comunidad de viviendas de protección oficial de alrededor del parking denunciaron antes del suceso tanto a Gesvican como a UTE Dragados-Ascan por distintas filtraciones de agua en el aparcamiento: «Estaba todo inundado y había partes verdes», explicaron a la prensa algunos de los residentes. Aunque según el Gobierno cántabro, «en ningún peritaje», con motivo del proceso judicial, se apuntó que hubiera «riesgo estructural».

La asociación vecinal ganó el pleito. Es más, según su presidenta, María Eugenia Fernández, a raíz de ello se iban a hacer unas obras de impermeabilización que aún no habían comenzado. El consejero Gochicoa lo corroboró a la Agencia Efe. Los trabajos se aprobaron en el último consejo de la empresa, celebrado a finales de diciembre, y estaba previsto que comenzaran “en breve”, a falta de formalizar los últimos trámites. «Ahora seguramente será cuando hagan algo», lamentaban los vecinos.

¿Que hay que tener en cuenta?

La alcaldesa popular Gema Igual ya fue objeto de polémica por cambiar su formación curricular en la web municipal en 2017 de “diplomada en Magisterio” a “estudios de Magisterio”. Todos los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Santander, excepto Ciudadanos, pidieron su dimisión con calificativos que iban de la falta de honradez y honestidad” que apelaba el portavoz del PSOE, Pedro Casares, a «mantener a sabiendas una mentira», del edil del PRC José María Fuentes-Pila. La alcaldesa achacó el cambio a un “error”

#Fact

Afortunadamente, en este desastre solo que hay lamentar daños materiales reparables de poca envergadura, pero no ha sido así en otras ocasiones. Y es que la ciudad de Santander fue objeto en menos de medio siglo de dos tragedias que aún se recuerdan. La explosión de la carga de un barco de vapor llamado Cabo Machichaco en 1893, en el que murieron cerca de 600 personas, y el incendio de 1941, que arrasó parte del casco histórico de la ciudad.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente