Newtral


Ronda insólita con los presidentes autonómicos
Siguiente

Ronda insólita con los presidentes autonómicos

Pedro Sánchez contactará con los líderes de todas las autonomías, incluido Quim Torra, un procedimiento sin precedentes previo a una investidura

Foto: Moncloa

Tras aceptar el encargo del Rey para someterse a la investidura -aún sin fecha-, Pedro Sánchez afronta un apretado calendario de negociaciones con más formaciones que nunca para evitar una tercera convocatoria electoral. Según explicó el miércoles el presidente en funciones, la estrategia para la próxima semana tendrá tres patas:

  • El lunes y el martes, Sánchez recibirá a los líderes del PP y Cs, Pablo Casado e Inés Arrimadas, respectivamente, a los que pidió que “abandonen el bloqueo”.
  • En paralelo, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, se reunirá con todos los grupos parlamentarios, incluidos Vox, CUP y EH Bildu, anteriormente excluidos.
  • Y sin un plazo definido, Sánchez hablará con “todos” los presidentes autonómicos, algo que nunca se había hecho para cerrar una investidura y que implica tomar contacto con el president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.

Mientras tanto, el PSOE continuará sus conversaciones “discretas” con ERC, de cuya abstención depende para ser investido. Los republicanos pidieron tiempo, lo que puede postergar la sesión de investidura hasta enero. Sánchez se limitó a decir: “Estamos avanzando”.

Lo más importante

El Real Decreto 2099/1983 establece un protocolo de ordenación de las Comunidades Autónomas. Esta prelación sigue un orden de precedencia en función de la fecha de constitución de cada autonomía y las dos primeras son las de el País Vasco y Cataluña. La Ley Orgánica 3/1979 de Estatuto de Autonomía para el País Vasco se publicó en el BOE el 22 de diciembre de 1979, y en esa misma fecha salió en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica 4/1979 de Estatuto de Autonomía para Cataluña. 

Siguen a estas dos comunidades Galicia, Andalucía, el Principado de Asturias, Cantabria, Murcia, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha, Navarra, Extremadura, Islas Baleares, Madrid, Castilla y León, Ceuta y Melilla.

¿Cuál es el contexto?

La comunicación entre Sánchez y Torra lleva meses estancada. Con lo que la inclusión de los presidentes autonómicos en una ronda de llamadas se considera un “gesto” con el independentismo. Así lo entiende ERC, a la luz de las declaraciones de su portavoz, Marta Vilalta: “Le pedimos al PSOE que tenía que respetar las instituciones catalanas y a sus máximos dirigentes y que hacía falta una llamada al president como gesto”.

Sin embargo, una llamada no es suficiente para Torra, según reconoció su entorno y confirmó la consellera de Presidència, Meritxell Budó, que fijó el umbral de confianza en el reconocimiento de los sujetos políticos y de una relación de bilateralidad, una propuesta democrática para favorecer la autodeterminación y “poner fin a la represión”. Además, barajó la posibilidad de que se celebre un encuentro bilateral ad hoc entre Torra y Sánchez, no limitarse a entrar en una ronda de llamadas. ¿Un gesto para el independentismo o para ERC?

¿Qué hay que tener en cuenta?

La agenda catalana de la próxima semana está cargada de fechas clave: 

  • Miércoles (día 18): es el partido del Barcelona-Real Madrid, con la convocatoria de una manifestación de Tsunami Democràtic.
  • Jueves (día 19): se espera la resolución de Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la inmunidad de Oriol Junqueras.
  • Sábado y domingo (días 21 y 22): Congreso de ERC

A estos hechos hay que sumar la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sobre el presunto delito de desobediencia de Torra al no retirar la pancarta independentista del balcón de la Generalitat durante la campaña del 28A. El president se enfrenta a 1 año y 8 meses de inhabilitación, lo que podría precipitar un adelanto electoral en Cataluña.

#Fact 

Si Torra es condenado podrá recurrir ante el Tribunal Supremo. En ese caso tendrá 10 días para proponer un candidato que se sometería a votación en el Parlament. Si hubiera una investidura fallida, comenzaría a correr un plazo de dos meses para llamar a las urnas, en caso de que Torra no hubiera adelantado las elecciones.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente