Newtral
¿Repartió la CAM 10.000 bolsas de comida a familias sin recursos? Metro ayudó a la distribución, pero es una iniciativa privada de sus empleados
Siguiente

¿Repartió la CAM 10.000 bolsas de comida a familias sin recursos? Metro ayudó a la distribución, pero es una iniciativa privada de sus empleados

La empresa pública dependiente del gobierno regional apoyó en la logística y el almacenaje de los alimentos, pero no es la promotora, ni la única que colaboró en el reparto. Nueve empleados de Metro de Madrid organizaron esta y otra campaña fuera de su horario laboral.

Vestíbulo y andenes del Metro de Madrid. Foto: Metro de Madrid

Nos estáis preguntando por la nota de prensa que publicó la Comunidad de Madrid en su página web en la que anunciaba que había entregado 10.000 bolsas de alimentos para familias sin recursos. El comunicado ha causado polémica en Twitter ya que numerosos usuarios acusan al gobierno autonómico de apropiarse mediáticamente de una iniciativa privada.

¿Quién se encargó de la distribución de estos alimentos? Parte de esta se llevó a cabo por los empleados de la empresa pública Metro de Madrid, propiedad de la Comunidad de Madrid. En concreto, los encargados de la logística, según cuenta a Newtral.es Sergio Recas, uno de los nueve promotores de esta iniciativa privada. 

No fue íntegra la entrega con la logística de Metro, pero sí fue una gran ayuda”, explica Sergio. Como él, el resto de organizadores son trabajadores de Metro de Madrid y han llevado a cabo este proyecto fuera de su horario laboral. Lo llamaron Metreroscovid19.

“Nos hemos quitado horas de dormir y horas de la familia, lo hacíamos en nuestras horas de descanso”, cuenta Sergio Recas. “La única ayuda que hemos recibido ha sido de la empresa [Metro de Madrid], a la que estamos muy agradecidos. También de los ayuntamientos, como el de Alcorcón, de los bomberos, de un grupo de gente que hacía mascarillas… Pero la Comunidad de Madrid en sí no ha ayudado en nada”, explica Sergio.

“Yo la citaba en los tuits [a la Comunidad de Madrid], igual que al alcalde [de Madrid] para darle difusión a la iniciativa, por si nos podían ayudar. Como lo hacía con la empresa [Metro de Madrid], en todos los tuits y en todas las redes sociales. Y la Comunidad de Madrid no nos ha contactado para nada”, afirma el organizador de esta campaña solidaria. Y añade: “Por eso la gente se indignó mucho, porque el encabezado de su noticia es como que ellos han donado las bolsas, y es mentira. Nosotros no le pedíamos dinero, sino que nos hubiese cedido espacios o contactarnos… cualquier otro tipo de ayuda”.

Sergio aclara que también contaron con el apoyo del Ayuntamiento de Alcorcón que se ofreció a trasladar los alimentos de grandes superficies de alimentación con camiones a otro local cedido por el consistorio del municipio del sur de Madrid.

Además de la ayuda en el reparto, Metro de Madrid también colaboró con la iniciativa facilitando a los organizadores un almacén para guardar los alimentos en Canillejas, donde están los talleres centrales del metropolitano. También así lo cuenta la nota de prensa que publicó Metro el mismo día que la Comunidad de Madrid. 

Hemos consultado a la Comunidad de Madrid sobre este asunto. Ésta nos ha derivado a la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, y ésta a su vez, a Metro de Madrid.

El origen de las campañas de solidaridad

Sergio Recas y otros ocho compañeros de Metro nunca antes habían organizado una campaña de recogida de dinero con un fin solidario. La necesidad de ayudar a los ciudadanos madrileños, inmersos en plena pandemia, les movió a iniciar a finales de marzo el primer grupo de Whatsapp para pedir dinero a familiares, amigos y conocidos. Esos fondos irían destinados a comprar material a centros sanitarios y residencias. Se corrió la voz y reunieron casi 61.000 euros.

“Con lo recaudado fuimos contactando con hospitales, con residencias de mayores y centros de salud y según ingresábamos dinero íbamos adquiriendo materiales de limpieza, de higiene personal, juegos de camas completos…. La gente lo extendía a su círculo y se animó, nos iban haciendo ingresos, lo que cada uno podía y quería”, cuenta el empleado de Metro.

Además de mensajería instantánea, extendían su llamada de ayuda a través de las redes sociales. Sergio habla de la importancia de la transparencia en este proceso: “Íbamos haciendo fotos de las entregas e informando en todo momento”.

“En esa ocasión, Metro de Madrid me dejó una furgoneta durante unos 18 días para poder hacer pequeñas entregas de batas. Nosotros conseguíamos bolsas de basura y contamos con un grupo de personas que nos hacían delantales y las batas”, cuenta.

51.000 euros en 10 días

La primera campaña tuvo éxito, así que se lanzaron a por la segunda: llenar la nevera de las familias sin recursos. A ésta es a la que hacía referencia la Comunidad de Madrid. En unos 10 días consiguieron 51.000 euros para llevar a cabo este propósito. 

“Creamos una bolsa tipo de alimentos que contenía equis productos. Dimos difusión para que todas las familias y personas que necesitaran ayuda nos contactaran. En las zonas más necesitadas y que más nos escribieron, derivamos la ayuda a asociaciones que se encargaban ya de esto”, explica.

Para la compra consiguieron en pocos días que los encargados de grandes superficies de alimentación les preparan los productos que ellos pedían por teléfono. “En seguida se pusieron en disposición”, comenta Sergio. Por último, los trabajadores de Metro hicieron llegar el reparto en base al número de solicitantes.

Fuentes:

  • Sergio Recas, empleado de Metro de Madrid y uno de los organizadores de la iniciativa.
  • Área de Medios de Metro Madrid

Relacionados

Más vistos

Siguiente