Newtral


Quién fue Oliver Cromwell y por qué le han comparado con Boris Johnson
Siguiente

Quién fue Oliver Cromwell y por qué le han comparado con Boris Johnson

El político inglés del siglo XVII disolvió el Parlamento y estableció una dictadura militar en el Reino Unido.

3 de septiembre de 1658. Fallece Oliver Cromwell. Tres años después su cuerpo fue exhumado y decapitado. Su cabeza se clavó en un poste a la entrada de la abadía de Westminster y permaneció allí más de veinte años. Su crueldad y despotismo le han convertido en una de las figuras más polémicas y odiadas del Reino Unido.

En el siglo XVII se sucedieron una serie de revueltas en Escocia e Irlanda, que el rey no consiguió apaciguar. El Parlamento votó despojar a la reina de su título de consorte. Ella era católica y la ola puritana que asolaba el país no había visto este matrimonio con buenos ojos. Era el enésimo insulto que recibía Carlos I por parte de las Cámaras, que además lo veían como un monarca débil. El 4 de enero de 1642, entro por la fuerza a la Cámara de los Comunes para detener a los líderes puritanos y disolver el Parlamento.

Comenzó una guerra civil entre los puritanos y los partidarios del rey. Oliver Cromwell, un diputado cuyo bagaje militar hasta entonces había sido casi tan bajo como el político, encadenó una serie de victorias que aumentaron su popularidad. Se convirtió en un líder carismático, querido por sus tropas.

Los puritanos vencieron. Cromwell y el ejército trataron de negociar la paz con Carlos I, pero el rey les traicionó aliándose con los escoceses y los franceses. Comenzó una segunda guerra civil. Tras la nueva derrota, el rey trató de volver a negociar. La mayoría del Parlamento accedió, pero Cromwell y el New Model Army, el nuevo ejército que resultó de una reforma militar propuesta por él mismo, no lo aprobaban. El ejército entró al Parlamento y detuvo a 45 diputados.

Fue todo un golpe de Estado. Hubo otros diputados que no se atrevieron a volver. La nueva mayoría estuvo de acuerdo en acusar de traidor al rey. Varios altos mandos del ejército partidarios del monarca fueron ejecutados.

El asesinato de un rey

Nunca antes se había juzgado a un rey que aún estuviera en el trono. Se trataba de un hecho que ni siquiera estaba previsto en las leyes británicas, pero los Comunes redactaron una ley para poder seguir adelante con el proceso. Fue declarado traidor y sentenciado a muerte. El 30 de enero de 1649 fue decapitado públicamente. Siglo y medio antes de que los franceses hicieran lo propio con Luis XVI.

La nación con mayor tradición monárquica de Europa se vio de repente inmersa en una república. El Parlamento aprobó establecer una Mancomunidad (la Commonwealth) de la que Cromwell sería un presidente temporal. Escoceses e irlandeses apoyaron a Carlos II, hijo del rey asesinado, que vivía en el exilio. Las tropas de Cromwell castigarían la osadía invadiendo ambos territorios, masacrando incluso a civiles.

El verdadero poder de Cromwell provenía del ejército, así que propuso celebrar elecciones y que el Parlamento resultante redactase una constitución. Los miembros de las cámaras no concretaban una fecha y el diputado, enloquecido, entró al Parlamento y lo disolvió. Ese 20 de abril de 1653, 4 años después de decapitar al rey, Cromwell había dado un golpe de Estado.

Al principio se formó un consejo conocido como el ‘Parlamento de los santos’ que trató de dar al pueblo una Constitución. Tras su fracaso, en diciembre de ese año fue disuelto y el ejército declaró a Cromwell Lord Protector de manera vitalicia, concediéndole los poderes propios de un rey.

Dos años después, el protectorado derivó en una dictadura militar. El país se dividió en distritos gobernados por generales del ejército. De esta manera, Cromwell podía controlar el país de una manera más efectiva. Su fanatismo puritano llevó a prohibir bailes públicos e, incluso, la celebración de la navidad. El protectorado acabó colapsando y Cromwell murió en 1658 a causa de una enfermedad. Carlos II fue coronado rey dos años más tarde.

¿Qué ha hecho Boris Johnson y por qué le comparan con Cromwell?

Oliver Cromwell Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante su participación en la cumbre del G7 en Biarritz (Francia) | Andrew Parson (EFE)

La petición realizada por el primer ministro Boris Johnson a la reina de suspender el Parlamento ha sido calificada por el ministro irlandés Michael D’Arcy como la «decisión más anti democrática desde que se estableció el Protectorado creado por Oliver Cromwell. Fue una dictadura militar. Cromwell disolvió el Parlamento cuando este estuvo en desacuerdo con él». D’Arcy publicó un tweet con estas palabras que más tarde borró.

La medida, que hemos explicado en Newtral, está siendo muy criticada dentro y fuera del Parlamento, con miles de personas manifestándose frente a Downing Street, que califican el movimiento de golpe de Estado. La jugada de Johnson busca que se produzca un Brexit duro, una salida de la Unión Europea sin acuerdo aunque, según él, la detención de la actividad parlamentaria serviría para tener tiempo suficiente para preparar su nuevo ejecutivo: «Necesitamos nueva legislación. Tenemos que presentar proyectos de ley nuevos e importantes».

La decisión de Johnson ha sido tildada de «dictatorial» por la primera ministra de Escocia Nicola Sturgeon. Un «ultraje constitucional» según el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, cometido por alguien que lleva poco más de un mes en el cargo. Esta suspensión del Parlamento frenará la actividad parlamentaria entre el 10 de septiembre y el 14 de octubre, dejando un margen de apenas dos semanas para negociar con la Unión Europea la salida del Reino Unido.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente