Newtral


Qué sabemos sobre el caso de la chica a la que Vueling denegó el acceso al avión por su ropa
Siguiente

Qué sabemos sobre el caso de la chica a la que Vueling denegó el acceso al avión por su ropa

La compañía aérea no ha hablado públicamente de las características de su vestimenta, más allá de decir que llevaba traje de baño y alegar «actitud abusiva». La afectada, Laura Cervantes, dice que no llevaba un bañador, sino un body negro, falda y zapatillas.

Laura Cervantes iba a pasar el domingo en Barcelona con su novio. Tenía un vuelo de Mallorca a la capital catalana que salía a las 8:40 el día 21 de julio de 2019, pero no pudo llegar a subirse en la aeronave. El personal de la aerolínea española le dijo, mientras esperaba la cola de la pasarela, una vez pasada la puerta de embarque, que no podía acceder al avión debido a su indumentaria. Según la afectada llevaba puesto de un body negro, una falda vaquera negra, unas zapatillas de deporte, un fular en el brazo y un bolso. Estas son algunas imágenes de su ropa, según se ve en el vídeo publicado en redes sociales y que inició su protesta.

Vueling ha dicho, a través de un comunicado, que «la pasajera iba en bañador» y que «la respuesta a la petición de la agente de handling ha sido abusiva y es la única razón por la que se ha decidido llamar a la autoridad competente y que no volase». Por su parte la clienta, una granadina de 24 años que vive en Palma de Mallorca, aclara a Newtral que el problema se originó en la puerta de embarque.

«Cuando nos vamos acercando al mostrador, en la cola, yo ya veo miradas entre una chica y la otra. Yo llego, simpática, y directamente sin recibir un solo ‘hola, buenos días, mira perdona…’ me dicen: ‘Así no vuelas, ve y te compras algo'», alega Laura, y continúa: «Yo me quedo como en shock, y digo ‘¿Por qué?’ Me responden: ‘Así no puedes acceder al vuelo, incumples la normativa. Vete y cómprate algo o que te dejen algo’. Y le digo: ‘Bueno a ver, tengo un fular’. Pero me dicen que con eso tampoco basta». Laura dice que añadió a esta conversación: «Pues mira es lo que tengo, es lo que me voy a poner porque no tengo otra cosa. ¿Me voy a Adolfo Dominguez a comprarme una camiseta?».

Pero la dejaron pasar a la pasarela. Lo demuestra el vídeo grabado en el momento en el que ella y su chico se encontraban en este punto, y en el que se escucha cómo otros pasajeros protestan por la decisión de Vueling. Una vez allí, esperando a entrar en el avión, volvieron para denegarle el acceso.

El vídeo lo colgó en todas sus redes sociales la hermana de Laura, Olga Cervantes, acompañado de un mensaje de protesta. Fue a través de Twitter, donde Vueling contestó al hilo en el que Olga explicaba la situación que había vivido su hermana esa mañana. Su respuesta pública es la misma que la compañía de vuelo ha remitido después a Newtral por email. No han aportado más datos sobre este asunto.

Vueling no habla de «escote» o de «espalda descubierta»

Aunque en los mensajes de redes sociales Olga Cervantes especifica que lo que llevaba Laura era un «body escotado» y «con la espala descubierta», Vueling no hace referencia a las características de la ropa con la que no podía viajar la afectada, más allá de decir que se trata de un traje de baño. Laura Cervantes dice a Newtral que no recuerda que las dos trabajadoras de la compañía que le denegaron la entrada al avión le dijeran algo concreto sobre el escote o la espalda descubierta.

Añade que aún así se puso el fular tapándose y después una sudadera que le prestó otra pasajera. Pero que ni por esas pudo pisar el avión. El personal de Vueling alegó que el comandante le denegaba el acceso, aunque Laura nunca vio al comandante, ni cómo daba la orden, según nos cuenta.

«No me han dicho ‘La vestimenta no es apropiada’ con esas palabras directamente. Me han dicho ‘con eso no vuelas’. Hemos cruzado tantas palabras que yo ya estaba colapsada. Ha llegado la Guardia Civil y nos han acompañado a la puerta de embarque porque yo ya estaba dentro. No han podido hacer nada porque si el comandante dice que no, es que no», relata Laura algunas horas después de que ocurriera este episodio.

La clienta aún no ha denunciado los hechos, pero sí puso una reclamación a Vueling, lo confirma el departamento de comunicación de la Guardia Civil a Newtral. También ratifican que el comandante de la aerolínea le denegó el acceso debido a la ropa que llevaba, tal y como la propia afectada cuenta. «El comandante de la aerolínea tiene la potestad de desalojar a determinadas personas por su comportamiento, pero aún así podría haber denunciado en ese momento», explica el personal de la Guardia Civil. Laura Cervantes ha enviado a Newtral una fotografía de la primera página de la reclamación que puso a Vueling:

reclamación_envioanewtral
Copia de la reclamación a Vueling que Laura envía a Newtral.

Ella siente que ha sido «un claro caso de discriminación y de humillación». «Yo estaba en la cola [para pasar la puerta de embarque] y con la mirada que se han echado las dos yo ya sabía que algo estaban opinando de mí. Me dejaron pasar a la puerta de embarque y en el finger me han humillado delante de todo el mundo», cuenta indignada. Sus próximos pasos serán «presentar una reclamación en Consumo» y llegará «hasta donde tenga que llegar», según expresa.

Fuentes

  • Laura Cervantes
  • Olga Cervantes
  • Departamento de comunicación de Vueling
  • Departamento de prensa de la Guardia Civil

 

Relacionados

Más vistos

Siguiente