Newtral


¿Qué ha pasado en Arabia Saudí y cómo afecta al resto del mundo?
Siguiente

¿Qué ha pasado en Arabia Saudí y cómo afecta al resto del mundo?

Infraestructura de petróleo atacada en Arabia Saudí | EFE

Dos instalaciones saudíes fueron atacadas con drones por los rebeldes yemeníes el sábado, lo que ha causado grandes pérdidas y una subida en los precios del crudo.

Infraestructura de petróleo atacada en Arabia Saudí | EFE

El de los rebeldes Huthi de Yemen contra dos refinerías de la petrolera saudí Aramco del pasado sábado desestabiliza una región ya de por sí inestable. Los rebeldes reivindicaron el ataque en los enclaves saudíes de Abqaiq y Khurais, y justificaron la acción en la que aseguraron haber usado diez drones como una respuesta “legítima” a las agresiones de los últimos cinco años contra Yemen, donde Riad encabeza una coalición militar que respalda al Gobierno yemení.

Horas después de los ataques, EE.UU. apuntó a Irán como responsable, en tanto que respalda a los hutíes. El secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a Teherán de haber “lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro mundial de energía”, mientras que el presidente Donald Trump advirtió en Twitter de que su país está listo para actuar, a la espera de conocer por parte de Riad quién creen que es el responsable para y decidir «cómo debemos proceder». Irán, por su parte, rechaza los señalamientos estadounidenses y cierra la puerta a una posible reunión entre el presidente iraní, Hasan Rohaní, y Trump en Naciones Unidas. “Tal reunión no tendrá lugar”, dijo el portavoz de Exteriores iraní, Abbas Mousavi, según Reuters.

¿Por qué es importante?

La primera consecuencia geopolítica de este movimiento es un palo en la rueda a los contactos diplomáticos para resolver las tensiones entre EE.UU. e Irán tras la ruptura del acuerdo nuclear. Y también acarrea repercusiones energéticas y económicas. Un análisis publicado este lunes en Al Jazeera alerta de que se trató probablemente de la mayor operación militar hasta el momento contra la infraestructura clave del reino aliado de Estados Unidos. 

Los ataques redujeron a la mitad la producción total de petróleo saudita, una pérdida de 5,7 millones de barriles por día que superan el 6% del suministro mundial de crudo. No obstante, Arabia confía en compensar estas pérdidas con la producción ininterrumpida, con el colchón de 188 millones de barriles almacenados y recurriendo a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El precio del petróleo se ha disparado. Los futuros del crudo Brent, el punto de referencia internacional, subieron hasta el 19,5% a 71,95 dólares por barril, el mayor salto intradiario desde el 14 de enero de 1991. Y en la media sesión del mercado de futuros de Londres, moderaba su crecimiento en un 8,95% hasta los 65,62 dólares. Ante el temor por una posible escalada de precios, Trump ha autorizado la liberación de reservas de 600 millones de barriles de petróleo de su país para garantizar el suministro mundial en caso de que sea necesario.

¿Cuál es el contexto?

El conflicto yemení data de finales de 2014, cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado en Arabia Saudí. La intervención militar de Riad y sus aliados árabes en el conflicto se remonta a marzo de 2015, y el objetivo es tratar de derrotar a los hutíes que reciben el apoyo iraní para poder reubicar al dirigente.

 Además, la tensión entre Teherán y Washington ha escalado desde que EE.UU. se retiró en 2018 del acuerdo nuclear de 2015, e impusiera de nuevo sanciones contra Irán. No obstante, Trump dice estar abierto al diálogo, y la salida de su exasesor de seguridad nacional, el “halcón” John Bolton, suavizaba las condiciones para la diplomacia. Teherán se mantiene en que solo habrá diálogo si EE.UU. retira las sanciones. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

Al margen de las declaraciones públicas de los portavoces iraníes y estadounidenses, fuentes de la Administración Trump hablan en medios estadounidenses como The New York Times y The Washington Post de que la Inteligencia tiene pruebas de que Irán lanzó casi una docena de misiles de crucero y de más de 20 aviones no tripulados desde su territorio. Además, indican que hubo 17 puntos de impacto del ataque.

La pregunta para los analistas es si fueron entonces los drones hutíes los que llevaron a cabo estos ataques precisos contra las dos refinerías o si se trata de un ataque con misiles. “Y si es esto último, ¿por qué no se alertaron las defensas aéreas sauditas? ¿Se lanzaron los ataques desde territorios controlados por los Houthi o desde otro lugar? ¿Podrían haber estado involucrados grupo proiraníes en Irak o tal vez los propios iraníes?”, cuestiona Jonathan Marcus, corresponsal diplomático en BBC.

Los rebeldes hutíes anunciaron este lunes que están dispuestos a atacar de nuevo “en cualquier momento” y han advertido a las compañías extranjeras que abandonen la zona. El del sábado fue el segundo ataque de gran envergadura que los hutíes han lanzado en menos de un mes contra las instalaciones de Aramco, aunque son frecuentes los ataques con drones contra petroleros saudíes y aeropuertos. 

#Fact 

De acuerdo con Bloomberg, la interrupción en la producción de la petrolera estatal saudí Aramco supera las pérdidas de Kuwait e Irak en agosto de 1990, cuando Saddam Hussein invadió a su vecino. Y también es mayor a las pérdidas iraníes en 1979 durante la Revolución Islámica. “La vulnerabilidad de la infraestructura saudita a los ataques, vista históricamente como una fuente estable de crudo para el mercado, es un nuevo paradigma con el que tendrá que lidiar”, dijo al mismo medio Virendra Chauhan, analista de la consultoría energética Energy Aspects Ltd.


¿Intervendrá militarmente Arabia Saudí contra instalaciones iraníes antes de que termine septiembre?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente