Newtral


¿Qué es la brecha salarial?
Siguiente

¿Qué es la brecha salarial?

A través de nuestro servicio de WhatsApp (+34  682 58 96 64) nos habéis preguntado por el concepto de brecha salarial. Desde Newtral nos hemos puesto en contacto con el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades para aclarar este término, desde donde nos han indicado que conviene distinguir entre dos conceptos que en ocasiones se confunden, pero no son sinónimos. Al hablar de brecha salarial de género entre mujeres y hombres se hace referencia a la diferencia en la retribución recibida entre ambos sexos. Existen muchas causas que explican esta diferencia. El hecho de que los hombres generalmente ocupen puestos de mayor responsabilidad salarial o desempeñen funciones que suelen ser mejor remuneradas y que los sectores más feminizados tiendan a estar peor pagados son solo algunas de ellas.

Sin embargo, otro concepto que conviene destacar es el de discriminación salarial, que se refiere a la parte de esa diferencia en la retribución recibida que no se explica o se justifica por una distinta aportación de valor en la realización de un trabajo (igual o equivalente) y que únicamente puede explicarse en función del sexo de quien lo desempeña. Un ejemplo que hace referencia a esta idea es cuando dentro de una misma empresa un hombre y una mujer que ocupan un mismo puesto cobran un salario diferente. Por lo tanto, no toda desigualdad salarial entre mujeres y hombres conlleva directamente una discriminación salarial.

Según la última Encuesta Anual de la Estructura Salarial publicada por el INE de 2016, el salario medio anual de las mujeres en ese año fue de 20.131,41 euros y el de los hombres fue de 25.924,43 euros. El salario medio anual femenino representó el 77,7% del masculino. Esta diferencia se reduce si se consideran una serie de factores como puestos de trabajo con una misma ocupación, el tipo de contrato o el tipo de jornada.

Los últimos datos de la Comisión Europea señalan que la brecha salarial en España es del 14,2%, mientras que en el conjunto de la Unión Europea es del 16,2%. Para hacer este cálculo se tiene en cuenta la diferencia en remuneración por hora, las horas de trabajo remunerado y la tasa de empleo. Además, un menor salario también implica una pensión menor, y esta diferencia puede llegar a alcanzar un 36%.

 

Fuentes:

3 Comentarios

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente