Newtral
La caducidad del hormigón pone en jaque una de las arterias de Madrid
Siguiente

La caducidad del hormigón pone en jaque una de las arterias de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado las obras para demoler el puente de Joaquín Costa y todavía no ha anunciado cuáles son sus planes para el tráfico en esta arteria de la capital

Puente de Joaquín Costa, en Madrid | Foto: EFE

Si has paseado por Madrid en las últimas semanas e intentado cruzar en coche – o a pie – la glorieta López de Hoyos, te habrás percatado de que no puedes por culpa de un inesperado vecino: tráfico y obras. Llegó la fecha de caducidad del histórico ‘scalextric’ de hormigón, mejor conocido como el puente de Joaquín Costa. 

El Ayuntamiento ha cortado todos los carriles que pasan por encima y debajo del puente, así como los accesos peatonales y el paso inferior de Francisco Silvela bajo la Avenida de América. ¿El culpable? La caducidad del hormigón con el que está construido. 

Lo más importante

El Ayuntamiento de Madrid aún no ha revelado cuál será su decisión para este foco caliente una vez se tire abajo la infraestructura actual, cuya demolición ha tenido que tramitarse de emergencia tras un informe técnico contundente

  • Es la novena vía de Madrid con más tráfico, advirtió el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.
Foto: EFE
  • En noviembre, según sus previsiones, estará finalizada la demolición. Entre las fórmulas que se barajan, como ha avanzado El Mundo, estaría el troceamiento de la estructura en pedazos y su posterior traslado a parcelas en el exterior de la capital antes de su destrucción definitiva.

¿Cuál es el contexto?

  • El Ayuntamiento de Madrid informó en una nota de que en la inspección rutinaria del pasado febrero se observaron unas fisuras longitudinales que llevaron a un análisis más profundo de su estructura. La decisión de esta clausura,  explicó el alcalde, se tomó “desde el momento” que supieron que “había un riesgo real de que el puente se pudiera caer”.
  • Almeida ha pedido “paciencia” a los madrileños porque la obra de desmontaje del puente va a ser “muy compleja” y “va a llevar cierto tiempo”. Aunque aún no puede especificar cuánto: “Ya hemos hecho todos los estudios de movilidad y se van a ejecutar todas las medidas necesarias para tratar de paliar las afecciones inevitables (al tráfico) que se van a producir”.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Este viaducto de 1969 es una de las estructuras más importantes del conocido como ‘segundo cinturón’ de Madrid, que circunvala el ensanche de la ciudad del siglo XIX por las calles Reina Victoria, Raimundo Fernández Villaverde, Joaquín Costa, Francisco Silvela y Doctor Esquerdo mediante una sucesión de pasos superiores e inferiores que dotan al itinerario de una gran capacidad de absorción de tráfico al minimizarse las intersecciones a nivel con las principales vías transversales.

Foto: Google Maps
  • Los pasos elevados hermanos de este, que alcanzaban en altura hasta la segunda planta de los edificios cercanos, se desmontaron entre 1999 y 2003. En los tres casos –Atocha, Santa María de la Cabeza y Cuatro Caminos, por este orden– fueron sustituidos por túneles que trasladaban el tráfico bajo tierra y permitían mejorar el espacio público en superficie. La diferencia en esas ocasiones es que el Ayuntamiento pudo planificar con tiempo la operación. Esta vez, el mal estado de la infraestructura ha precipitado todo.
  • A menos de cien metros del puente se encuentra el intercambiador de Avenida de América, donde confluyen cuatro líneas de metro, lo que podría añadir complejidad a un posible proyecto de túnel. 

 #Fact 

El puente de Joaquín Costa terminó de construirse en 1969, mide 360 metros de largo y está formado por 11 vanos continuos de 33,8 metros de luz los intermedios y 27,6 metros en los extremos.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente