Newtral


14 años de la primera boda homosexual en España
Siguiente

14 años de la primera boda homosexual en España

España fue el cuarto país en legalizar el matrimonio igualitario, situándose entonces entre las naciones más abiertas y tolerantes en materia de derechos LGTBQ+.

11 de julio de 2005. Tan solo unos días después de la entrada en vigor de la reforma del Código Civil que legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, Carlos y Emilio se daban el ‘sí quiero’. Con la salvedad de Elisa Sánchez y Marcela Gracia (cuya clandestina boda en la Galicia de principios del siglo XX ha sido recientemente llevada al cine por Isabel Coixet), Carlos Baturín y Emilio Menéndez se convertían en la primera pareja homosexual en casarse legalmente en España.

España fue el cuarto país en aprobar el matrimonio igualitario, tras Países Bajos (2001), Bélgica (2003) y Canadá (2005). 14 años después, hasta 26 países han reconocido plenamente estos derechos, mientras que otros quince permiten las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

Además, en 27 Estados se permite la adopción por parte de parejas del mismo sexo. En el caso de España la aprobación de la adopción homoparental también proviene de la ley de 2005. La reforma fue llevada al Congreso por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en una votación que contó con 187 votos a favor, 147 en contra y 4 abstenciones.

Sacar adelante la ley que permitió la adopción homosexual y que hizo posible que esta pareja se casase no fue tarea fácil. Antes de la votación, Zapatero dio un discurso en el que pedía el sí para construir “un país más decente, porque una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros”.

La reforma se encontró con el rechazo del PP y de Unió Democrática de Catalunya pero, una vez aprobada, la mayoría de la cámara se puso en pie y la tribuna de invitados estalló en aplausos.

La primera pareja en casarse, la formada por Carlos y Emilio, no perdió el tiempo. Después de 30 años de relación por fin podían dar el paso que llevaban mucho tiempo esperando: fueron al Registro Civil de Madrid al día siguiente de la publicación de la norma en el BOE. La prensa no quiso perderse el evento. Hasta 80 medios aparecieron en una boda íntima en la que solo estaba previsto que acudieran 20 invitados.

La ceremonia duró tan solo 15 minutos y culminó con la lectura de unos versos de Pablo Neurda: “Niégame el pan, el aire, la luz, la primavera, pero tu risa nunca porque me moriría”.

El Partido Popular recurrió inmediatamente la norma ante el Tribunal Constitucional, pero este desestimó el recurso en 2012 por 8 votos a favor, tres en contra y una abstención, argumentando su fallo en la necesidad de hacer una “interpretación evolutiva” del artículo 32 de la Constitución (ya que este dice que “el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica”).

Durante estos 14 años, el número de bodas entre personas del mismo sexo se ha mantenido estable, con una subida creciente desde 2014. En total 44.279 parejas que han seguido los pasos de Carlos y Emilio. Además, según un estudio del Pew Research Center, España es el tercer país más tolerante de Europa con el matrimonio igualitario, con solo un 7% de la población en contra.

Pero no todo es motivo de celebración, ya que los derechos LGTBQ+ en nuestro país se han estancado en los últimos años. ILGA-Europe, la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales ha hecho descender a España en su ranking sobre derechos LGTBQ+. Nuestro país ha pasado del puesto 2 al 11 en tan solo ocho años.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente