Newtral
Pablo Casado: «En Marbella, Julián Muñoz se negó a dejar la alcaldía y el Estado tuvo que intervenir el Ayuntamiento»
Siguiente

Pablo Casado: «En Marbella, Julián Muñoz se negó a dejar la alcaldía y el Estado tuvo que intervenir el Ayuntamiento»

La afirmación es ENGAÑOSA. Julián Muñoz abandonó la alcaldía tras una moción de censura en 2003 y el Gobierno intervino el Ayuntamiento marbellí en 2006, tras la detención de su sucesora, Marisol Yagüe

Durante la entrevista que realizó en RTVE el pasado martes, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, señaló que su partido presentaría una denuncia por usurpación de funciones contra el president catalán, Quim Torra, por considerar que «ya no debería seguir siendo presidente de la Generalitat» y, para comparar la situación, puso como ejemplo al exalcalde de Marbella Julián Muñoz.

«No sé si recordarán un caso de corrupción en Marbella, esto de Julián Muñoz, que al final se negó, siendo ya condenado en firme por corrupción, a dejar la alcaldía, y el Estado tuvo que intervenir el Ayuntamiento de Marbella para cambiar el alcalde», señaló Casado.

Sin embargo, Muñoz no se negó a abandonar el Ayuntamiento de Marbella, sino que dejó el cargo tras una moción de censura el 13 de agosto de 2003, tres años antes de ser detenido y condenado por corrupción.

De hecho, las crónicas del momento recogen la dimisión de Muñoz así: «Nada más producirse la votación, el ya ex alcalde ha abandonado la sala como una exhalación», según El País, o «La sesión terminó con el juramento del cargo por parte de Yagüe, que recibió el bastón de mando, aunque Julián Muñoz y sus ediles habían abandonado la sala cuando se confirmó que la votación los desalojaba del poder», como publicó ABC.

Disolución del Ayuntamiento

El Estado no intervino para disolver el Ayuntamiento hasta tres años después de estos acontecimientos, en 2006, y siendo alcaldesa Marisol Yagüe, que había sido encarcelada nueve días antes en el marco de la ‘Operación Malaya’. 

El Gobierno actuó ante «la salida del consistorio de los concejales y alcaldes que han tenido que presentar su dimisión tras ser inhabilitados penalmente para el ejercicio de cargos públicos, así como la situación procesal de diversos cargos municipales actuales imputados», entre los que se encontraba Yagüe.

Aunque en ese momento la exalcaldesa no tenía una condena firme, sino que estuvo en prisión preventiva y salió tras pagar una fianza de 60.000 euros.

Su antecesor, Julián Muñoz, se convirtió en alcalde el 2 de mayo de 2002, y la moción de censura en su contra se produjo quince meses después, el 13 de agosto de 2003, una semana después de que la Fiscalía Anticorrupción presentara una denuncia por los presuntos delitos de tráfico de influencias, información privilegiada, falsedad en documento mercantil y prevaricación.

Aunque Muñoz ya tenía procesos legales en su contra por irregularidades urbanísticas, todavía no había sido condenado por sentencia firme.

Las condenas de Muñoz

Muñoz fue detenido el 19 de julio de 2006, casi tres años después de abandonar el Ayuntamiento marbellí, como parte de la ‘Operación Malaya’ contra la corrupción en el municipio.

La investigación de este caso había comenzado un año antes, en 2005, ante indicios de blanqueo de capitales procedentes de «delitos de malversación de caudales públicos, cohecho, tráfico de influencias, maquinación para alterar el precio de las cosas, etc.», como recoge la Policía Nacional.

Aunque Malaya fue el caso más polémico, Muñoz cuenta con una larga lista de procesos judiciales en los que ha estado involucrado. Por ejemplo, para 2013, el exedil estaba imputado en 102 casos en los juzgados de Marbella y había sido condenado en 52 sentencias firmes a penas de prisión, multa o inhabilitación con las que sumaba más de 45 años de prisión. Su nombre ha estado vinculado a grandes casos de corrupción, entre los que figuran los casos Goldfinger, Minutas, Saqueo 2, Belmonsa, Proinsa o Banana Beach, por los que cumplió distintas condenas.

Newtral.es consultó al PP sobre el origen de la declaración de Casado, pero no obtuvo respuesta. 

La afirmación de Casado, por tanto, es ENGAÑOSA, ya que vincula la salida de Julián Muñoz del consistorio (por una moción de censura, y no tras ser «condenado en firme por corrupción») con la disolución del Ayuntamiento de Marbella, tres años después, para hacer una comparación con la situación actual de Quim Torra.

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente