Newtral


El Gobierno ofrece al ‘Open Arms’ el puerto español más cercano
Siguiente

El Gobierno ofrece al ‘Open Arms’ el puerto español más cercano


El barco, que estima imposible llegar hasta Algeciras, no ha respondido y ha solicitado a las autoridades de Lampedusa un desembarco inmediato

Después de ofrecer el puerto de Algeciras, y de la orden del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento de que pusiera rumbo a la costa gaditana, el Gobierno español ha abierto al Open Arms el «puerto español más cercano» para que desembarque a los 107 migrantes que continúan a bordo, informa Efe. Por la posición actual del Open Arms [consúltala aquí], el puerto español más próximo estaría en las Islas Baleares. Según fuentes de Moncloa, a través de la Marina Mercante el Ejecutivo se ha dirigido en dos ocasiones al Open Arms para plantearles qué consideraban necesario para emprender el viaje en condiciones seguras y ofrecerles otro puerto más cercano, y no necesariamente Algeciras. También según Moncloa, no han recibido respuesta.

En la tarde del domingo, el barco había solicitado a las autoridades de Lampedusa permiso para desembarcar a los migrantes que siguen a bordo. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, continúa sin dar su brazo a torcer y se resiste a acatar la resolución judicial que obliga a permitir el desembarco de la embarcación. «Quien resiste, vence», ha afirmado en un vídeo que ha difundido por redes sociales.

La razón por la que el Open Arms rechazó en primera instancia la oferta del Ejecutivo de Pedro Sánchez de desembarcar en Algeciras tiene que ver con la lejanía del puerto respecto a su posición actual y por el estado de salud de las personas rescatadas tras 17 días a bordo, que han generado lo que el director de la ONG, Òscar Camps, ha calificado de «situación insostenible a bordo».  En un mensaje compartido en Twitter, Camps lamentaba que «después de 26 días de misión, 17 de espera con 134 personas a bordo, una resolución judicial a favor y 6 países dispuestos acoger», la propuesta del Gobierno de Sánchez suponga navegar «950 millas, unos 5 días más» hasta Algeciras.

Una muestra de la emergencia que se vive en el barco se ha visto en la mañana de este domingo, cuando un grupo de migrantes se ha lanzado al mar para tratar de alcanzar la costa, que dista unos 800 metros, a nado. Voluntarios de Open Arms se han lanzado tras ellos para evitar que se ahoguen. «Avisamos hace días. La desesperación tiene límites», ha recordado Camps.

EFE/Francisco Gentico

Solución europea

En el comunicado [Léelo aquí] que ha emitido Presidencia del Gobierno con la oferta para desembarcar en Algeciras, se especifica que Sánchez ha dado orden de habilitar el puerto gaditano y que, tras su acogida, los migrantes serían repartidos entre los seis países de la Unión Europea –España entre ellos- que han acordado acogerles. En su comunicación, el Gobierno ya reconocía que «los puertos españoles no son ni los más cercanos ni los más seguros», para el barco, e incidía en que los propios responsables de Open Arms así lo habían advertido.

Mientras tanto, la tensión continúa a bordo del Open Arms a pesar de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, accedió ayer –no sin subrayar que lo hacía «muy a mi pesar»- a desembarcar a 27 menores no acompañados que permanecían en el barco. El cambio de opinión de Salvini se produjo después de que el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte, le hiciera llegar una carta –la segunda en cuatro días- conminándole a resolver la situación del Open Arms.

Sin garantía de seguridad

El sábado, la ONG Open Arms comunicó que, después de 16 días sin que se les dirija a puerto seguro y se les dé permiso para desembarcar, ya no pueden «garantizar la seguridad» de las personas rescatadas en el Mediterráneo que continúan a bordo de su embarcación (eran 134 a primera hora del día), que se ha declaró «en estado de necesidad». A pesar de encontrarse a 800 metros de la costa de Lampedusa, la negativa del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, a conceder permiso para desembarcar está elevando la tensión dentro del barco.

Desde el barco, el director de la ONG Open Arms, Òscar Camps, comunicó que se han puesto en contacto no solo con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sino con la canciller alemana Angela Merkel, con el presidente francés Emmanuel Macron y con «todas las autoridades italianas» para denunciar una situación que define como “secuestro”.

«No es posible mantener la calma a bordo, en cualquier momento puede desatarse una acción colectiva», explicó, para referirse al estado de tensión de las personas a bordo, que ya era difícilmente sostenible el pasado miércoles. Y advirtió: «Hay cien maneras de autolesionarse y cien maneras de suicidarse a bordo. No podemos detenerlos ni estar controlándolos».

EFE/Francisco Gentico

Resolución judicial

Camps demandó que su cumpla la resolución judicial del Tribunal Administrativo Regional de Lacio, «que es un título suficiente para la evacuación inmediata de las personas rescatadas y para la prestación de asistencia» a los rescatados, pero también a los 19 tripulantes del barco. «Desobedecer una resolución judicial es cometer un delito», insistió.

 

Situación límite en el ‘Open Arms’ |  ¿Qué está pasando con el ‘Open Arms’? Preguntas y respuestas | Un Tribunal permite al ‘Open Arms’ entrar en aguas italianas | Un vídeo de ‘Salvados’ se usa para mostrar un falso acuerdo entre ‘Open Arms’ y las mafias

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente