Newtral
Nos preguntáis por la muerte de un científico que estaba “a punto de hacer hallazgos muy significativos” sobre la COVID-19
Siguiente

Nos preguntáis por la muerte de un científico que estaba “a punto de hacer hallazgos muy significativos” sobre la COVID-19

Según la Policía, no hay evidencias de que el suceso esté relacionado con su trabajo

La universidad de Pittsburgh. Foto: Christian Hinkle/Shutterstock

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación de WhatsApp (+34 682 58 96 64) por artículos que relacionan la muerte del científico Bing Liu con unos “hallazgos muy significativos” sobre el coronavirus que estaba a punto de hacer en la Universidad de Pittsburgh en Estados Unidos. La policía de Ross Township, donde ha ocurrido el asesinato, cree sin embargo que su muerte se debe a una “larga disputa relacionada con una pareja íntima” y asegura que no existen evidencias que lo relacionan al trabajo del científico.

Liu, de 37 años, fue asesinado el sábado 2 de mayo en su casa, ubicada en el municipio de Ross en el estado de Pensilvania. El análisis forense realizado tras su muerte se debió a heridas de bala en la cabeza y en el cuello. Según recoge el medio local Pittsburgh Post-Gazzete, la policía del municipio cree que fue asesinado por otro hombre, identificado como Hao Gu, de 46 años y de Pittsburgh. El cuerpo armado encontró el cadáver de Gu en un coche próximo al lugar del suceso y asegura que se suicidó.

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook el 6 de mayo, el cuerpo de policía da más información sobre la investigación llevada a cabo. “Las acciones que tuvieron lugar el sábado 2 de mayo fueron el resultado de una larga disputa relacionada con una pareja íntima”, indican en la nota. El portavoz del cuerpo no ha querido dar más datos sobre la relación entre ambos. La policía también subraya que no encontró ninguna evidencia de que el “evento trágico” estuviera relacionado con el “trabajo en la Universidad de Pittsburgh o la actual crisis que afecta a Estados Unidos y el mundo”.

El mismo día, el Pittsburgh Post-Gazette se hizo eco de los resultados de la investigación de la policía. Pero entre tanto, la imaginación de los usuarios de las redes sociales convirtieron el suceso en una verdadera teoría de la conspiración.

Bing Liu era investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y tras su muerte, sus compañeros del departamento de Biología Computacional y de Sistemas publicaron una nota de despedida, disponible en la página web. Entre otros, resaltan su trabajo y en el último párrafo de la nota, recuerdan que “estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos para comprender los mecanismos celulares que subyacen a la infección por SARS-CoV-2 y la base celular de las complicaciones siguientes”.

A continuación, los compañeros del científico – cuyo currículum y publicaciones se pueden encontrar en la web de la Universidad- aseguran que harán “un esfuerzo por completar lo que él comenzó en homenaje a su excelencia como científico”.

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente