Newtral
Nos preguntáis por la “app de geolocalización” aprobada por el Gobierno
Siguiente

Nos preguntáis por la “app de geolocalización” aprobada por el Gobierno

Un mensaje viral afirma que la nueva app del Gobierno se trata de un sistema “para localizar al ciudadano”, pero todos los datos serán anonimizados

Nos habéis preguntado en varias ocasiones, a través de nuestro servicio de verificación por WhatsApp, por la aplicación que ha aprobado crear el Gobierno para combatir el COVID-19. Durante la rueda de prensa del Consejo Técnico celebrada el 30 de marzo de 2020, Jose Ángel González, comisario principal de la Policía Nacional, ha calificado como “nuevo bulo” los informaciones que apuntan a que la aplicación “es, en realidad, un sistema encubierto de localización del ciudadano”.

Bajo el hashtag #geolocalización en Twitter, decenas de usuarios denuncian que “el Gobierno podrá controlarnos en cada momento” o que “ningún estado democrático sigue a la ciudadanía”. Es falso que la aplicación vaya a recopilar datos de la posición concreta de los terminales. Se tratará de una app que incluirá una autoevaluación, siguiendo modelo de la creada en la Comunidad de Madrid, y que utilizará la geolocalización del usuario, aunque siempre de manera “anonimizada”, para analizar la movilidad.

Según indica el Boletín Oficial del Estado, publicado el pasado 28 de marzo, será la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la encargada del “desarrollo urgente de una aplicación informática”. El objetivo de esta sería apoyar “la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”.

La app pondrá a disposición del usuario “la autoevaluación en base a los síntomas médicos que comunique” y proporcionará “consejos prácticos y recomendaciones”, aunque no sustituirá “la consulta con un profesional médico debidamente cualificado”. Es decir, la persona que acuda a la aplicación podrá saber, de manera preliminar, si podría estar infectado por COVID-19 y las acciones a seguir. En ningún caso, tal y como recoge el BOE, se trata de un diagnóstico médico ni servicio de urgencias, por lo que tampoco se podrá prescribir ningún tratamiento.

Además, la aplicación contará con enlaces a “portales gestionados por terceros” y “servicios disponibles a través de Internet” para facilitar su acceso. El decreto recoge también que la aplicación “permitirá la geolocalización de los usuarios” solo para verificar que se encuentra en la comunidad autónoma en la que dice estar.

A todo lo anterior se le une la creación de un “chatbot” y una web informativa. En el primer caso, la misma Secretaría de Estado desarrollará un “asistente conversacional para ser utilizado vía whatsapp y otra aplicaciones” con el fin de proporcionar información oficial (basada en la que emite el Ministerio de Sanidad) “ante las preguntas de la ciudadanía”.

DataCOVID-19, como el análisis del INE

El BOE también establece que la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial elaborará un “análisis de la movilidad de las personas en los días previos y durante el confinamiento”, siguiendo el esquema que desarrolló el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su estudio de movilidad. El decreto advierte que los datos utilizados, “de manera agregada”, serán anonimizados.

El INE ya explicó, a través de un comunicado, que el estudio no recogía “datos individuales sobre  números de teléfono ni titulares de las líneas”, sino que recibía información sobre “cuántos terminales” se encontraban en cada una de las 3.2000 celdas en las que dividieron el territorio. Esto no permitía “rastrear la posición” de ningún móvil, sino que permitía ver el flujo de personas entre las celdas que territoriales que crearon.

Como en el estudio del INE, serán las operadoras móviles quienes aporten los datos de movilidad, de los que será responsable el Ministerio de Sanidad. 

España no es el primero

Estas medidas no son innovadoras. Corea del Sur, país que puso como ejemplo la Comunidad de Madrid al anunciar su app, dispone de una aplicación que recoge la ruta de personas infectadas y advierte de “zonas de riesgo” a los ciudadanos que van a transitar por ellas. El Gobierno coreano, además, aporta información sobre la ubicación GPS en tiempo real de las personas infectadas.

El caso de Corea del Sur ha servido como ejemplo para otros países. Tal y como reveló Der Spiegel el pasado 27 de marzo, el Ministerio de Interior de Alemania ya está preparando “el uso de big data y el análisis de la ubicación” como una respuesta a la crisis por el COVID-19. Aun así, un estudio de la revista Nature advierte de que se debe realizar “un uso responsable” en la recopilación y tratamiento de los datos.

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente