Newtral
Navidad, Navidad, solitaria Navidad
Siguiente

Navidad, Navidad, solitaria Navidad

Una de cada cinco personas de 65 o más años de edad sufren soledad no deseada, un problema que se acentúa en estas fiestas

Paquita tiene 84 años y vive sola. Para Nochevieja, ha cortado una cuña de queso para su Agustín, y para Año Nuevo tiene lista una olla de cocido con morcilla de más, como le gusta a su hijo José María. También ha juntado unos ahorros para dárselos de tapadillo a su nieta Alba el día de Reyes, para “que lo gaste en sus cosillas”. Estas fiestas serán perfectas para Paquita, salvo por una cosa: la familia de Paquita es de plástico hinchable. 

Más de dos millones de personas de 65 años o más viven solas. Y la mayoría de ellas pasarán solas las fiestas. Paquita es el personaje protagonista de la campaña con la que “Grandes Amigos” pretende denunciar que la soledad es una de las principales dolencias sociales en la vejez: la padecen uno de cada cinco mayores.

“Está demostrado que la soledad tiene un alto impacto en todas las esferas de la persona y afecta directamente a su calidad de vida y a su bienestar emocional”, indica a Newtral.es el psicólogo Raúl Vaca, vocal de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Obesidad, problemas cardiovasculares o deterioro del sistema locomotor, pero también riesgo de padecer demencia. “Y a nivel emocional, la soledad precede a la aparición de síntomas depresivos”, indica. Y en unas fiestas con arraigada tradición familiar, la falta de vínculos y allegados se hace más patente. Aunque el problema prosiga el resto del año.

Combatir la soledad

Grandes Amigos es una ONG que trabaja desde 2003 en el acompañamiento de personas mayores que sufren soledad no deseada con un equipo de voluntarios. En Navidad multiplican los esfuerzos para tratar de minimizar el efecto que las fiestas tienen en personas solas. José Ángel Palacios explica a newtral.es que en estas semanas organizan hasta seis fiestas de Navidad en Madrid, Móstoles, Torrejón, Vigo y Donosti. “Es una manera de que las personas mayores que van a pasar solas la Navidad al menos tengan un día de celebración en compañía y en un ambiente festivo, a la par que se reencuentran con amistades y conocen nuevas personas, lo cual les permitirá ampliar su red social a lo largo del año”, insiste. 

Una de las actividades de Grandes Amigos. Foto: imagenenaccion.org

Pero hay personas que no tienen tan fácil salir de sus hogares, para las que han diseñado otro tipo de actividades como meriendas en grupo por el barrio, excursiones en autobús para recorrer el centro y ver las luces navideñas, talleres de villancicos y adornos o entregas de regalos. Para hacerlo realidad, cuentan con las aportaciones de los socios y con donaciones.

Pero también hay iniciativas impulsadas por administraciones públicas, como la que celebra por quinto año consecutivo el ayuntamiento de León. ‘Navidad en compañía’ es una campaña a la que se apuntan diferentes residencias de mayores públicas y privadas de una localidad en la que el 26% de la población tiene más de 65 años. Este año se han ofertado 65 plazas para que estas personas puedan disfrutar de comidas y cenas los días de nochebuena, nochevieja y año nuevo. Pero la demanda no es muy alta. La concejala de Mayores, Lourdes González, cuenta a newtral.es lo difícil que es lograr la difusión adecuada y “sacar a algunos mayores de sus casas”. “Hay un núcleo de mayores en León que se mueve mucho, que son siempre los mismos, y hay otros que se encierran en casa y es muy difícil llegar a ellos, y son gente muy solitaria”, explica. 

Para aumentar su difusión, este año han intentado que la plataforma de pensionistas tire de boca a boca, porque “los que han probado, repiten”, según asegura. Porque los hay que pasaban la Nochebuena solos viendo la televisión y que ya llevan tres años disfrutando de una partida de cartas y una buena conversación en compañía.

Estrategia estatal

“Hay que diseñar nuestra respuesta colectiva ante este problema” se queja Raúl Vaca. “La respuesta que demos a las necesidades de los individuos más vulnerables de nuestro entorno es un indicador de la calidad y cualidad de nuestra sociedad”, añade. Por eso es importante cómo cuidamos de nuestros mayores. Cada vez hay más conciencia, pero el modelo social no ayuda. “Nos olvidamos demasiado de nuestros semejantes y nos preocupamos únicamente por el bien e interés propio, se pierde cohesión social, hay falta de vínculos estables y fuertes. Y si existen, se producen con personas que nos son más parecidas (por edad, estilo de vida, ideas y valores compartidos…)”, defiende el psicólogo. 

Aunque estas iniciativas funcionan, desde la Sociedad Española de Geriatría o Gerontología defienden que es necesaria una estrategia estatal contra la soledad no deseada. “Somos conscientes de que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social lo tiene en mente”, dice Vaca. “Y es importante que esta estrategia tenga en cuenta lo que dice la evidencia científica: trabajar desde un enfoque interdisciplinar, analizar las causas multidimensionales de la soledad no deseada, potenciar los recursos comunitarios y la participación de las propias personas afectadas y, con una asignación presupuestaria propia suficiente”. Porque todos nos haremos mayores. Y la soledad no se combate con familias hinchables. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente