Newtral
México toma medidas contra la COVID-19
Siguiente

México toma medidas contra la COVID-19

El país azteca ha suspendido las actividades escolares, limitado el tráfico fronterizo con Estados Unidos e impulsado campañas de concienciación

EFE (José Méndez)

México registró este viernes 27 de marzo un total de 717 positivos por coronavirus, 12 defunciones y cuatro recuperaciones. Las autoridades sanitarias detectaron 132 contagios nuevos en las últimas 24 horas, un incremento del 22,5% respecto al jueves. El país azteca es el 45º del mundo en casos confirmados y cuenta con menos de seis infectados por cada millón de habitantes.

La población mexicana es especialmente vulnerable a la pandemia debido a la alta prevalencia de enfermedades crónicas. La mayoría de las personas fallecidas hasta la fecha presentaban obesidad, diabetes o hipertensión. “No es casual que los casos de defunción que se han presentado en México estén asociados al síndrome metabólico”, manifestó el 25 de marzo el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, cuando entonces la cifra de decesos se situaba en cinco.

Según recordó el miércoles la investigadora en Salud Alimentaria Paulina Magaña, de los 129,2 millones de habitantes de México, se estima que 96 millones de personas –más del 70% del total– tienen sobrepeso u obesidad y que las muertes por estas condiciones superan las 200.000 anuales. La diabetes, a su vez, suma más de 12 millones de personas afectadas en el país y se cobra la vida de más de 100.000 mexicanos cada año. En 2016, el Gobierno mexicano declaró la emergencia sanitaria epidemiológica por diabetes y obesidad en todo el territorio nacional. “México se encuentra en una posición desaventajada, pero no es para causar pánico, sino para reforzar medidas”, aseveró la nutrióloga Ana Larrañaga, coordinadora de la Coalición ContraPESO.

¿Qué ha dicho el presidente de México?

“Estamos preparados, tenemos recursos, todo el dinero que se necesite y lo más importante, hay organización”, aseveró el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tras una reunión del Consejo de Salubridad General de México el 19 de marzo. En la rueda de prensa, el mandatario destacó que su Ejecutivo empezó a desarrollar el plan para mitigar la epidemia hace tres meses, “antes que otros Gobiernos del mundo”.

El país norteamericano entró el 24 de marzo en el escenario de transmisión comunitaria por coronavirus o Fase 2. Un día antes, López Obrador fue criticado por emitir un vídeo –que borró posteriormente– en el que invitaba a la población a seguir acudiendo a restaurantes y a no paralizarse “de manera exagerada”.

A diferencia de la mayoría de los Gobiernos de Latinoamérica, el Ejecutivo mexicano rechaza decretar el cierre total de las fronteras que comparte con Guatemala, Belice y Estados Unidos. De momento, tampoco se suspenden los vuelos, incluidos los provenientes de Europa.

¿Cuándo se detectó el primer caso?

El coronavirus se extendió al país azteca el 28 de febrero, cuando un residente de Ciudad de México dio positivo tras volver de Italia. Pocas horas después se confirmó un segundo caso en el estado de Sinaloa y otro más en la capital. “Estamos preparados para enfrentar esta situación”, insistió el presidente en rueda de prensa. “No es algo terrible, fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza (gripe)”, subrayó entonces.

El subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, llamó a la calma y explicó que “la mayoría de los casos” presentan trastornos “leves”, con “síntomas como los de un catarro” y que los efectos “son mínimos” en personas “que no tengan edad avanzada o con enfermedades crónicas”. “Esto no se puede contener, pero eso no quiere decir que no se pueda mitigar la transmisión hasta el grado potencial de eliminarlo”, añadió.

La cifra de casos confirmados se mantuvo por debajo de la decena durante dos semanas. El 12 de marzo, el país alcanzó los 12 positivos. Y el 18, se confirmó la primera defunción por COVID-19. Desde entonces, el número de contagios se ha cuadruplicado: de los 93 enfermos del 18 de marzo a los 405 del día 25.

¿Qué medidas se han adoptado?

Como forma de preparar el cambio de fase epidemiológica, el Ejecutivo mexicano ha endurecido progresivamente sus medidas en las últimas dos semanas. Así, el 20 de marzo ordenó suspender las actividades escolares y, al día siguiente, acordó con EE.UU. restringir el tráfico en la frontera únicamente al comercio y a trabajadores con permiso migratorio. En Ciudad de México, la metrópoli capitalina de 21 millones de habitantes, se mantienen cerrados desde el 23 de marzo todos los cines, bares, restaurantes y otros establecimientos comerciales. 

En la misma línea, el lunes pasado dio comienzo la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, una campaña que promueve detener de manera temporal las actividades no esenciales, reprogramar los eventos masivos y mantener a la mayoría de la población en sus viviendas. “No se trata de una pausa económica total, sino de reducir la actividad procurando no afectar a los sectores que viven al día”, puntualizó el subsecretario de Salud en redes sociales.

Con la entrada en la Fase 2 de la pandemia el 24 de marzo, el Gobierno firmó un decreto presidencial que autoriza a los adultos mayores de 65 años, a las mujeres embarazadas y a los trabajadores con enfermedades crónicas a quedarse en sus hogares sin ser despedidos y con goce de sueldo. El día anterior, el presidente anunció que no se condonarán impuestos a las grandes corporaciones por los efectos que pudieran tener por la contingencia y que solo se proporcionarán créditos a las empresas pequeñas.

Para el peor escenario de la crisis, la Administración cuenta igualmente con un plan de emergencia que incorpora operativos de las Fuerzas Armadas. “Si se requiere, ya se está preparando un Plan DN-III con este propósito. Vamos a contar, como siempre lo han hecho, con el apoyo del Ejército y de la Marina, con todo su personal médico y con sus instalaciones. Está todo el Gobierno preparado”, anunció el presidente el 19 de marzo.

¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud?

México se encuentra un paso por delante en la contención del coronavirus con respecto a algunos de sus homólogos en Europa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las medidas para aplanar la curva de infección, adoptadas desde la primera fase epidemiológica, le han permitido escalonar los niveles de la pandemia dentro de los cauces delineados por el organismo de la ONU.

Pese a las críticas al mandatario, la OMS ha señalado que en países como Italia, España, Francia o Alemania las medidas de distanciamiento social se han tomado cuando llevaban “tres o cuatro veces más casos que México”. “Creo que estamos un paso adelante ocupando esta experiencia que nos viene de los países por donde ya ha transitado esta enfermedad”, expresó el representante de la OMS en México, Cristian Morales, en una entrevista el martes pasado.

1 Comentario

  • Den realmente importancia a los trabajadores de la salud valoren sus vidas y la de sus familias dando todo el equipo de protección necesaria para cada uno de ellos

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente