Newtral
Las medidas que barajan los municipios de playa para garantizar la seguridad ante el COVID-19 en verano
Siguiente

Las medidas que barajan los municipios de playa para garantizar la seguridad ante el COVID-19 en verano

Parcelación por zonas, edades y horarios, control del aforo por aplicaciones y códigos QR, reducción de elementos complementarios como venta de hamacas, sombrillas o patines y probable ausencia de duchas, lavapiés y consignas. Estas son las medidas que veremos en las playas españolas este verano.

Playa de la Alboraya (Valencia) | Manuel Bruque (Efe)

Apenas queda un mes para la entrada oficial del verano y las dudas sobre cómo será ir a la playa no dejan de acumularse. Una vez considerado improbable el riesgo por contagio en el agua y la arena por parte del CSIC y la Secretaria de Estado de Turismo, los distintos ayuntamientos con más veraneantes del litoral ya han empezado a preparar borradores con planes para asegurar la distancia de seguridad, el verdadero y posible único riesgo de contagio que se tiene claro. A falta de directrices estatales, las diferencias entre comunidades se acentúan. Desde Newtral.es recorremos las costas españolas para conocer cuáles son las medidas por las que se decantan algunos de los municipios más visitados.

Cataluña

El acceso a la playas este verano será irregular. Lloret del Mar es una de las localidades catalanas más adelantadas en este respecto. La concejalía de Medio Ambiente de su ayuntamiento ya ha anunciado que sus dos playas más concurridas, Lloret y Fenals, se dividirán por sectores y limitarán la capacidad por medio de controles de acceso. De hecho para ello pretenden reforzar su equipo de seguridad y vigilancia además de crear nuevos grupos de servicios diferenciados adaptados a cada sector: una para personas mayores de 65 años, otra de núcleos familiares con niños y otra de adultos sin niños, parejas y grupos de amigos. 

También cada una de estas áreas tendrá sus propias normas. Por ejemplo, dentro del sector para personas mayores habrá un doble espacio, una de uso de parejas y otra de personas individuales y que dentro del sector familias el distanciamiento físico “será necesario” tanto en la arena como en el área de baño.

Por su parte los ayuntamiento de Salou (Tarragona) y Sitges (Barcelona) no lo tienen tan claro, aunque están trabajando en ello. Tal y como explican sus respectivos departamentos de prensa, “todavía hay muchos flecos que determinar” y aventurarse no ayuda a la situación: “se quiere asegurar las medidas de seguridad y protección de las playas tanto para los que las cuiden como los que vayan a disfrutarlas”. 

Comunidad Valenciana

En esta comunidad la situación también se mantiene a la espera, sobre todo del plan que ofrezca el Ayuntamiento de Benidorm (Alicante), donde en verano “más de 40.000 personas disfrutan a diario de sus aguas”. Según explica a Newtral.es su departamento de comunicación, por el momento “lo que Benidorm tiene claro es lo que no va a hacer”, por ejemplo “el uso de mamparas de metacrilato” puesto que “las playas hay que limpiarlas, pasar máquinas diariamente” y estas no permitirían un aseo efIcaz. 

Además, destacan que este es uno de sus mayores atractivos: “¿Por qué va a la gente a la playa? Por la brisa del mar”. Por lo que las mamparas no ayudarían a ello. Algo que también apoyan desde la mancomunidad de la comunidad andaluza de Islantilla (en Huelva), que cuenta con una playa de 1,4 kilómetros de largo. En cualquier caso, desde Benidorm esperan que su plan “sea escalable a otros puntos turísticos” de la comunidad. 

Otras zonas como Calpe (Alicante) o Gandía (Valencia), también están estudiando las alternativas disponibles. En ambos apuntan a la necesidad de aprovechar al máximo los metros cuadrados de sus playas. Así Calpe apuesta “por reducir elementos complementarios”, es decir, “no habrá sombrillas, patines, hamacas y otros elementos” municipales para “preservar la distancia de seguridad y garantizar el mayor espacio posible”.

Igualmente desde su gabinete de prensa nos indican que otro de los grandes temas que están pendientes es “la puesta a punto de lavapiés, pasarelas y separaciones de espacios”, puesto que no hay un criterio único por parte de los técnicos. Aún así, remarcan que todavía no se decantan por nada y están pendientes de las medidas del Protocolo de Uso y Disfrute de las playas que está realizado a nivel autonómico a través del Patronato de Turismo Costa Blanca y la Agencia Valenciana de Turismo como de posibles directrices estatales. 

Frente a esta opciones analógicas, también seguidas por ayuntamientos como Peñíscola (Castellón) que creará equipos que vayan informando a los usuarios a pie de playa de las medidas o en Cullera (Valencia) con el refuerzo del servicio de socorrismo, existen otras soluciones más informatizadas. Ejemplo de ello es Oliva (Valencia), que propone a los veraneante la consulta del aforo por medio de una aplicación o como Canet d’En Berenguer (Valencia), donde podría haber incluso reservas y obtención de códigos QR por turnos de mañana o tarde. 

En cualquier caso, como aclaran desde Benidorm, “la fórmula exacta no existe”, por lo que aunque haya medidas que intenten evitar el contagio habrá que apelar también a la responsabilidad individual de cada ciudadano. 

Andalucía

El gobierno andaluz anunciado esta semana que en un plazo de un mes estará disponible para toda la ciudadanía un Catálogo General de Playas para conocer todos los datos relativos al grado de protección y planes de seguridad y salvamento de los ayuntamientos, además de otras muchas especificaciones como horarios de prestación de servicios y afluencia, horarios de cierre y apertura, limpieza, posibilidad de acceso a juegos, capacidad, etc. Para ello los distintos municipios ya han empezado a crear distintos planes para sus costas, aunque en general todos indican, así como nos explicaban en Níjar (Almería) que “realmente todavía no hay un plan” y sería “muy aventurado decir nada antes de tiempo”. Pero zonas como Fuengirola (Málaga) sí lo tiene más claro y ya han instalado un programa de sensores que que pretende recorrer sus siete kilómetros de playas para controlar en tiempo real el aforo y a la que por medio de una app gratuita el usuario puede saber desde casa el grado de saturación. 

Galicia

Entre las múltiples propuestas, destaca la de Sanxenxo (Pontevedra), que se presenta como el referente de la seguridad del verano en la costa norte. Desde su Ayuntamiento plantean que la playa de Silgar esté dividida en cinco sectores con colores diferenciados y 780 cuadrículas con un espacio de 3×3 metros ampliable a cuatro parcelas juntas en función de las personas que acudan juntas, dos franjas longitudinales para albergar usos y servicios, es decir, una franja entre el mar y las primeras parcelas de siete metros de ancho en marea alta y que en bajamar puede llegar a los treinta metros como zona de paseo y juegos para niños, y otra franja al fondo pegada al muro del paseo de ocho metro dedicada a servicios como baños y módulos de salvamento y otras áreas recreativas. Más control de acceso por cuatro zonas de seis metro de ancho desde el muro al mar y pasillos interiores entre parcelas de tres metros de ancho. 

Fuentes:

2 Comentarios

  • Y qué pasa con la ley de costas que solo deja actuar en el 50% de la superficie de las playas urbanas o el 10% en las otras.Espero que haya una nueva normativa transitoria o tendremos a la policía con la comisaría en la playa porqué mucha gente conocé las limitacion de actuación de los ayuntamientos en las playas.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente