Newtral


Marta L. de Cervantes: «Tenemos que visibilizar el conflicto y admitir que no está bien”
Siguiente

Marta L. de Cervantes: «Tenemos que visibilizar el conflicto y admitir que no está bien”


Este entrevista es parte del reportaje ‘La discriminación de género: una asignatura pendiente en los eSports‘. Haz clic en el enlace para leerlo al completo

La DIRCOM de Movistar Riders cree que el movimiento feminista ha sido una gran ayuda a la hora de denunciar ciertas conductas

Marta López en el Movistar Esports Center. Fotografía de Luis H. Rodríguez.

La industria de los deportes electrónicos no es únicamente los jugadores. Marta López de Cervantes, DIRCOM de Movistar Riders, aceptó la aventura de llegar la comunicación de un club de eSports sin saber nada de la industria. “Me contaron el proyecto, yo tenía otra oferta… pero comencé a investigar y, mira que no era el boom que es ahora, me quedé alucinada. Me dije: es ahora o nunca; definitivamente quería aterrizar en un territorio en el que estaba todo por hacer”, recuerda López de Cervantes.

La directora explica que al principio “estaban acostumbrados a tratar con un chico” y ese trato había generado “un ambiente de vestuario”, pero que poco a poco fueron ganando esa confianza. “En la actualidad compartimos ese ambiente. Siempre les digo: ‘si alguien os escucha hablar de lo que lo estáis haciendo conmigo, igual se echa las manos a la cabeza’”, bromea Marta López de Cervantes. Además, ella misma explica que pretendía reformar la manera en que el club y los jugadores se comunicaban: “me acuerdo que no estaban acostumbrados a que los acompañara las entrevistas, a practicarlas, a transmitir un mensaje… pero ya lo controlan”.

Movistar Riders es un club que “tiene conciencia” de la falta de mujeres en la industria, aunque siempre se hagan las mismas preguntas “es lo que toca ahora mismo”. Marta López de Cervantes recuerda una de las campañas en pro de la mujer que más visibilidad ha logrado: MyGameMyName. La dinámica era sencilla: profesionales de renombre jugarían con un nick femenino. “Hubo alguno que dudó de su participación porque pensaron que no iba a pasar nada, pero al ver que a los 20 minutos ya le insultaban, se quedaron flipando”, recuerda. En uno de los casos, un jugador “se quedó alucinado” porque “en el primer minuto le mandaron a la cocina”.

“Tenemos que visibilizar el conflicto y admitir que no está bien”, confiesa López de Cervantes que agradece la ayuda “al movimiento feminista”. “Cada vez la gente lo tiene más claro (que no se puede discriminar a la mujer), pero es lo que ocurre con el machismo en general. El movimiento feminista nos ha ayudado a visibilizar conductas que no se deben permitir”.

“Creo que no hay más mujeres por un tema cultural”, comienza a explicar Marta López de Cervantes. “De pequeñas nos educan para pensar que eso (jugar/competir videojuegos) no es propio de una mujer y creo que ese tiempo es el que hemos perdido para poder estar al mismo nivel”.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente