Newtral
Las ‘preguntas florero’: una práctica asumida en el Congreso, también por “la nueva política”
Siguiente

Las ‘preguntas florero’: una práctica asumida en el Congreso, también por “la nueva política”

En el ámbito parlamentario, se considera ‘pregunta florero’ a la que realiza el grupo del partido en el Gobierno a sus compañeros del Ejecutivo. En 2017, Unidas Podemos propuso prohibirlas. 

A un espectador u oyente de una sesión de control al Gobierno puede llamarle la atención que un diputado del mismo grupo parlamentario que el Ejecutivo le dirija una pregunta. La práctica de control o examen está más ligada al papel de la oposición. No obstante, esto no significa que no ocurra, de hecho, ocurre: son las llamadas preguntas florero.

¿Qué son las ‘preguntas florero’? 

Se conoce coloquialmente como preguntas florero aquellas que realiza el grupo parlamentario del Gobierno -en esta legislatura el PSOE o Unidas Podemos- a los miembros del propio Gobierno durante una sesión de control. 

La intencionalidad detrás de estas preguntas es permitir al ministro preguntado o, incluso, al Presidente del Ejecutivo, exponer de forma positiva sus propias políticas. Es decir, no son cuestiones que van dirigidas a realizar un examen al Gobierno, fin último de los debates de control que se realizan cada miércoles. Por el contrario, estas preguntas de cortesía otorgan a los miembros del Gobierno un espacio para que comenten cuál ha sido la labor de su ministerio hasta el momento, cómo van a solventar determinado problema, etc.

¿Qué dice el Reglamento del Congreso sobre las preguntas parlamentarias?

El artículo 188.1 del Reglamento del Congreso organiza la formulación de las preguntas en el Pleno. No establece excepciones, por lo que la norma permite a los diputados del partido político del Gobierno hacer preguntas a los miembros del mismo. Cualquier medida que suponga lo contrario es una decisión discrecional del Ejecutivo. 

Los grupos parlamentarios representan el Poder Legislativo mientras que el Gobierno ostenta el Poder Ejecutivo. Por ello, los diputados del partido político que gobierna no pierden su derecho a realizar preguntas en tanto que forma parte de los tres pilares de un Estado, que deben ser  independientes entre ellos. 

Sin embargo, estas preguntas se pueden evitar. Si echamos la vista atrás el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, marcó un hito en 2004 cuando ordenó a los diputados socialistas abandonar las preguntas florero dirigidas hacia él y que habían dominado las sesiones de control al Gobierno de su antecesor, José María Aznar. Tras Zapatero, Mariano Rajoy recogió el testigo y decidió evitar el autobombo. Lo cumplió salvo en alguna sesión previa a las elecciones de 2015.

¿Ha intentado algún partido eliminar las preguntas florero en las sesiones del control?

El grupo parlamentario de Unidas Podemos registró en junio de 2017 una propuesta de reforma del Reglamento del Congreso en la que planteaba, entre otros asuntos, modificar el mencionado artículo 188 sobre las preguntas parlamentarias. Entre otros asuntos, querían prohibir que el partido que apoya al Gobierno pudiese realizar a sus ministros en las sesiones de control. No obstante, la medida no se aplicaría a gobiernos de coalición con distintos partidos. 

“Las preguntas orales al presidente y a otros miembros del Gobierno habrán de realizarse en cada Pleno ordinario que se convoque. Cuando el Gobierno esté apoyado por un solo Grupo Parlamentario, este no podrá formular preguntas de control”, decía el texto de la enmienda. Sin embargo, esta propuesta no fue admitida a trámite por la Mesa del Parlamento presidida en aquel momento por Ana Pastor del Partido Popular.  

Unidas Podemos en el Gobierno se “autopregunta” en la segunda sesión de control

A pesar de que, como hemos visto, el grupo parlamentario de Unidas Podemos trató de eliminar este tipo de preguntas en junio de 2017, este miércoles, durante la sesión de control, han hecho uso de ellas. No obstante, no incumpliría el literal de su propia propuesta, ya que solo aplicaba en los Gobiernos sustentados por un único partido.

El diputado de UP, Ismael Cortés Gómez, preguntó a Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, sobre qué balance hacía “del trabajo del Gobierno en este primer mes en materia social”.

Esta pregunta sirvió a Iglesias para hacer un repaso de “los logros” que han conseguido estas semanas. “Creo que hay algunas cosas que se han hecho en este país son dignas de mención”, arrancó Iglesias. Tras la respuesta del vicepresidente, el diputado de su grupo parlamentario le deseó “suerte y éxitos” y le confirmó toda su “confianza”. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente