Newtral


La historia de Tatiana, una refugiada ucraniana que lleva un año en España: «Todavía no sé cómo lo he hecho»
Siguiente

La historia de Tatiana, una refugiada ucraniana que lleva un año en España: «Todavía no sé cómo lo he hecho»


Tatiana es madre separada procedente de Ucrania. Su historia es la historia de una mujer valiente que se sobrepuso a una situación de violencia de género y decidió tomar las riendas de su futuro. Huyó hace año y pico con su hijo, de 14 años, que tiene Síndrome de Down y sufría discriminación en su país. La ONG ‘Cesal’ se ha encargado de ayudarla con su integración y su solicitud de protección internacional. Con motivo del Día Internacional de la Persona Refugiada, queremos conocer cómo se siente y cómo vive un año después de que huyera de su país.

Pese a la dureza de su historia, la integración de Tatiana y su hijo ha sido muy positiva y ha supuesto un cambio de vida: está aprendiendo español muy rápido y ha sido muy notable como, por ejemplo, se ha prestado a ayudar en la traducción e integración de personas ucranianas que han llegado a la ONG. También tiene una relación muy estrecha con el equipo de profesionales y voluntariado. Ahora mismo vive de forma autónoma en una casa de alquiler y comienza a tener una vida nueva. 

Una cifra de desplazados sin precedentes: cada minuto, 31 personas se ven obligadas a dejar su hogar

El número de refugiados aumenta cada año. Este año 2019 se ha alcanzado una cifra sin precedentes: más 68,5 millones de personas viven desplazadas y refugiadas en todo el mundo. Son personas, en palabras de La Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), que «lo han perdido todo y necesitan de ayuda urgente para cubrir las necesidades más básicas: alimento, agua y refugio».

  • Cada minuto, 31 personas tienen que huir de su hogar.
  • Hoy en día más de 68,5 millones de personas viven desplazadas a la fuerza.
  • 25,4 millones se convirtieron en refugiados. Huyen fundamentalmente de países en guerra o conflicto como Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia, de donde proceden más de la mitad de los refugiados.
  • Más de la mitad son niños. 173,800 niños han huido solos, sin sus padres u otros familiares mayores de edad. La mayoría desde Afganistán, Eritrea y RD Congo.
  • En 2017, sólo se consiguió el 57% de los fondos necesarios para proporcionar alimentos, agua, educación o sanidad a quienes lo han perdido todo.

Según los datos de ACNUR, cada dos segundos una persona se ve obligada a desplazarse como resultado de los conflictos y la persecución. Desde los años 80, hay 8 regiones del mundo con un problema severos de desplazados, como Afganistán, Burundi, Congo, Irak, Palestina, Vietnam o el Sáhara Occidental, donde miles de personas siguen huyendo de una situación extrema.

ACNUR

España duplica las solicitudes de protección internacional

Según explica la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), en 2017, 31.120 personas formalizaron su solicitud de protección internacional en España, lo que implicó nada más y nada menos que duplicar las cifras del año anterior, que fueron 15.755 de 2016.

Otro dato significativo es que, si hasta 2016 España solía atender en torno al 1% de las peticiones del conjunto de la UE, en 2017 registró el 4,4% del total de las presentadas en los 28 países miembros. Además, España también fue el tercer país de la Unión Europea con un mayor número de llegadas de personas migrantes y refugiadas a través del Mediterráneo, tras Italia y Grecia.

Entre los solicitantes de asilo en España por nacionalidad en 2017 destaca, sin embargo, personas provenientes de Venezuela, seguido de Siria y Colombia.

Un total de 31.120 personas solicitaron protección internacional en España en 2017, de las cuales el Gobierno concedió el estatuto de refugiado a 595 (el dato más elevado desde 1994, en plena guerra de la ex Yugoslavia). «Nos preocupa
mucho la sensible disminución del porcentaje de resoluciones positivas: si en 2016 el 67% de las personas cuyo expediente se resolvió lograron o bien el estatuto o bien la protección subsidiaria, el año pasado este porcentaje se redujo casi a la mitad, al 35%», explica CEAR.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente