Newtral


La España vacía y sin niños: en nueve provincias nacen menos de cinco niños al día
Siguiente

La España vacía y sin niños: en nueve provincias nacen menos de cinco niños al día

En toda España nacieron 369.302 niños en el año 2018, la cifra más baja en los últimos veinte años, según los datos del INE. Aunque el descenso de la natalidad afecta a toda España es especialmente acusado en las provincias del interior. Hasta en nueve de ellas se registraron menos de cinco nacimientos diarios a lo largo del año pasado.

Se trata de Soria, Zamora, Teruel, Ávila, Palencia, Segovia, Cuenca, Ourense y Huesca. En las cinco primeras ni siquiera se alcanzó la cifra de mil nacimientos en un año, es decir, en Soria, Zamora, Teruel, Ávila y Palencia nacieron de media menos de tres niños cada día de 2018.

En el caso de estas provincias, además, la diferencia respecto a la media nacional no es sólo que ahora haya menos nacimientos, sino que la cifra no ha dejado de caer en los últimos 40 años. Mientras que en el conjunto del territorio nacional se experimentó una notable recuperación de la natalidad en los primeros años del siglo XXI, a la España del interior nunca llegó esa mejoría.

De hecho, en Soria, la provincia en la que menos nacimientos se produjeron en 2018 (606), la cifra es un 21% más baja que la que se registró en esta provincia en 1998, cuando en el conjunto de España, la cifra de alumbramientos era muy parecida a la actual. Si nos vamos más atrás en el tiempo, la diferencia es aún mayor. En 1975, por ejemplo, nacían en Soria prácticamente el doble de niños que hoy.

En Zamora, Teruel, Ávila, Palencia, Segovia y Ourense, la cifra de nacimientos también ha caído a la mitad respecto al año 1975 y en torno al 30% respecto a la que se registraba veinte años atrás en las mismas provincias.

Aunque la crisis demográfica es especialmente intensa en el interior, lo cierto es que el número de nacimientos bajó en todas las provincias españolas con excepción de Soria, Salamanca y Melilla, que registraron ligeros aumentos, y de León y Teruel, donde hubo exactamente el mismo número de nacimientos que en el ejercicio 2017.

1 Comentario

  • Normal que les este pasando esto, con las leyes de genero y las ventajas que tienen las mujeres, los hombres ya no quieren casarse y tener hijos. Casarse, tener hijos y después de un tiempo divorciarse, es para el hombre el camino seguro hacia una extrema pobreza.
    Pagar un sustento alimentario a vida, no tener ningún derecho de opinión sobre el futuro de los hijos, perder el domicilio, son unas de las tantas situaciones a las que un 80% de hombres tendrán que hacer frente.
    Por otro lado la maternidad es un asunto de mujeres, y ellas son dueñas de sus cuerpos. Que hagan lo que quieran entonces. Esta muy bien que los hombres hayan decidido de poner un freno a esta situación.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente