Newtral
Evolución del IVA en España: qué es, cómo te afecta y por qué es un impuesto que agrava las desigualdades
Siguiente

Evolución del IVA en España: qué es, cómo te afecta y por qué es un impuesto que agrava las desigualdades

En épocas de crisis siempre se especula con subidas del IVA. ¿Habrá alzas en España próximamente? Te contamos las claves de este impuesto y cómo es en el resto de Europa

Foto: Shutterstock.

Hacemos un repaso por la historia del IVA en España, desde que surgió hasta nuestros días. Qué es y para qué sirve, cómo ha evolucionado en el tiempo y por qué tiende a subir tras las épocas de crisis. ¿Por qué es un impuesto que agrava las desigualdades sociales? ¿Cómo es el IVA en el resto de países de Europa? Te lo explicamos.

¿Qué es el IVA y qué grava?

“El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto indirecto que grava el consumo, tanto de bienes como de servicios, cuando quien vende o presta el servicio es un empresario o profesional”, explica Rafael Ruiz, profesor colaborador del CEF y socio director de Castellana Consultores. “El IVA grava fundamentalmente el consumo directo y su objetivo es que el consumidor final acabe pagando un impuesto sobre el producto que adquiere o el servicio que disfruta”, añade.

Se trata de uno de los impuestos con mayor potencial recaudatorio de nuestro sistema tributario y precisamente por eso los efectos económicos de cualquier variación en sus tipos son también muy importantes.

¿Cómo es el IVA en España en este momento?

En la actualidad existen en España tres tipos impositivos en vigor:  el tipo general del 21%, el tipo reducido del 10% y el superreducido del 4%. Se pueden ver los productos que corresponden a cada rango en la web de la Agencia Tributaria.

El IVA general (21%) es el tipo impositivo predeterminado para todos los productos y servicios a nivel general, ya que la Ley del IVA especifica que se utiliza siempre que no entren en juego los demás tipos. El IVA reducido (10%) se aplica en los alimentos que no tienen reconocido un porcentaje inferior, así como en algunos eventos de ocio y cultura y el IVA superreducido (4%) se centra en los productos de primerísima necesidad como sería el pan, la leche o los huevos.

[Tasa rosa, el impuesto que amplía la brecha de género en el súper]

Rafael Ruiz explica que el motivo de que existan varios tipos es para no penalizar el consumo de aquellos bienes y servicios que tienen una especial importancia para la población, por tratarse de consumos de primera necesidad. “Si todos los bienes y servicios tributaran al tipo general, se estaría dificultando el acceso de una parte de la población a productos básicos o esenciales”, apunta este experto.

¿Cuándo surge el IVA en España? Una historia de subidas

El 1 de enero de 1986, con el ingreso en la entonces Comunidad Económica Europea (CEE), desapareció la que hasta esa fecha había sido la figura básica de la imposición indirecta española, el Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas, y comenzó a aplicarse el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Este proceso es el que se venía produciendo desde la década de los años 60 en los distintos países europeos. En España, su regulación se llevó a cabo a través de la Ley 30/1985, de 2 de agosto, como refleja Fernando Marcos Gómez en su estudio sobre la evolución del IVA.

“La ley que seguimos teniendo ahora vigente, con sus modificaciones, es la que se aprobó el 28 de diciembre de 1992, la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido que entró en vigor el 1 de enero de 1993”, explica Juan Arrieta, Catedrático de Derecho Tributario de la Universidad Autónoma de Madrid, que recuerda que cada país no es tan dueño del IVA como a veces se transmite, ya que “nos debemos a la directiva europea que armoniza este impuesto”.

“El IVA en España arrancó con unos tipos impositivos menores que los utilizados en el resto del entorno europeo para que no resultara muy gravoso para el ciudadano el comenzar a pagar un nuevo impuesto. Los tipos que se aplicaron al principio fueron el general del 12% y el reducido del 6% ya que no existía el tipo superreducido”, explica Rafael Ruiz.

Luis del Amo: «Bajadas del IVA general nunca se han dado»

“Estos tipos fueron subiendo paulatinamente, en 1992 y en 1995, con un gobierno socialista, si bien las dos subidas más sonadas fueron en 2010 (tipo general al 18% y reducido al 8%), con un gobierno también socialista; y en 2012, que pasamos al tipo general actual del 21% y al reducido del 10%, con un gobierno popular”, recuerda Ruiz. La justificación de estas dos últimas subidas está en la crisis que se vivió y la necesidad de hacer crecer la recaudación.

Bajadas del IVA general como tal nunca se han dado. Lo que sí ha habido son cambios como pasar un producto o servicio que estaba en el tipo general a reducido”, apunta Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

¿Por qué se sube el IVA en las crisis? El problema de la desigualdad

“Se sube el IVA porque el Estado necesita dinero” afirma rotundo Juan Arrieta. “Sin embargo esto tiene unos efectos demoledores con las desigualdades. Una pequeña subida del IVA no afecta a las capas medias altas y afecta muchísimo a las capas bajas provocando una mayor diferenciación de rentas”, advierte este experto. 

“Un alza en el IVA el problema que tiene es que es regresivo”, afirma Luis del Amo. Y lo ilustra con un ejemplo. “Una persona que gana 15.000 euros al año se gasta prácticamente el 100% de su renta y no puede ahorrar. Como se gasta el 100%, paga IVA por el 100% de su renta. En cambio, otra persona que gana 200.000 euros por ejemplo y se gasta 80.000 al mes paga IVA por un porcentaje bastante menor de su renta”. Aunque pagará más dinero en IVA el que gasta 80.000 euros, paga menos proporción de su renta si se compara con el que gana 15.000 euros al año.

Amadeo Fuenmayor: «Es un impuesto de respuesta rápida: en tanto se consume se recauda»

“Otra de las ventajas del IVA es que se recauda muy fácil”, señala Luis del Amo. “El IVA tiene un alto potencial recaudatorio y es un impuesto de respuesta muy rápida, porque en tanto se consume se recauda, y a veces se utiliza con carácter recaudatorio extraordinario para recuperar recaudación”, añade Amadeo Fuenmayor, director del Departamento de Economía Aplicada de la Universitat de València.

¿Pero por qué nunca baja? “Cuando te ves obligado a subir el IVA sueles tener cierta oposición social, a la gente le cuesta más el día a día. Es entonces, cuando asumes el coste de haberlo subido, la gente se acostumbra y los gobiernos cuando tienen opción de bajarlo no ven el momento de hacerlo”, apunta Fuenmayor. “En general la idea es que los tipos sean más o menos estables en el tiempo”, termina este experto.

¿Cómo se modifica el IVA o los productos?

“Lo decide el poder legislativo, siempre dentro del marco normativo de la Unión Europea, pues aunque hablamos de un impuesto armonizado en todo el territorio UE, Bruselas concede una horquilla de movimiento a la soberanía fiscal de cada país, en función de sus peculiaridades propias”, advierte Rafael Ruiz.

“Cualquier modificación en el IVA tiene que tener rango de ley y no puede ir por decreto. El Parlamento lo tiene que aprobar de una u otra manera”, advierte Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

¿Subirá el Gobierno el IVA próximamente?

Fuenmayor cree que “a corto plazo no se va a subir el IVA porque en esta crisis ahora interesa mantener el consumo como se pueda para que las empresas puedan sobrevivir”. Lo que no descarta este experto es que se suba a medio o largo plazo ya que reconoce que tanto el gasto este año, como el déficit público van a ser brutales. “No me extrañaría una subida en cuanto se recupere un poco la actividad y empiece a funcionar la economía con cierta normalidad”, augura.

Tampoco ve una subida de IVA inminente Juan Arrieta que cree que “subirán el impuesto sobre la renta, discriminando más las rentas altas frente a las bajas, que subirán quizá el impuesto sobre sociedades, pero no el IVA por los efectos demoledores que tiene al penalizar a las rentas más bajas”.

Rafael Ruiz tampoco cree que el IVA sea uno de los primeros impuestos que se suban en España ahora. “Es el que menos encaja con la justicia redistributiva que se busca en un sistema tributario ya que al gravar directamente el consumo no se fija en quién es el consumidor”, recuerda.

¿Cómo es el IVA en el resto de Europa?

“El IVA está regulado en sus aspectos fundamentales por una directiva comunitaria. Esa directiva se ha traspuesto en nuestro caso con la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido que ha sufrido infinidad de modificaciones a lo largo de los años”, apunta Luis del Amo.

Rafael Ruiz: «En el resto de la UE el IVA es muy similar al nuestro porque está armonizado»

“En el resto de países de Europa el IVA es muy similar al nuestro, porque está armonizado y sujeto a la normativa supranacional que emite la UE”, afirma Rafael Ruiz. “Cada país tiene sus propios tipos siendo el tipo medio general que se aplica en todos los países el 21%, con un máximo del 27% en Hungría y un mínimo del 17% en Luxemburgo”, añade.

“El IVA es el impuesto más armonizado de la Unión Europea, por el interés que tiene la institución en que haya una tributación equilibrada y segura entre todos sus socios. Con un mercado libre de mercancías, una buena estructura del impuesto puede garantizar la seguridad de que los bienes y servicios tributan allí donde deben y de este modo se está cumpliendo con el mandato contributivo de todos los países”, explica Rafael Ruiz.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente