Newtral
Gibraltar abre la puerta a una España europea
Siguiente

Gibraltar abre la puerta a una España europea

La apertura total de la verja del Peñón fue al paso previo a la firma de la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea, que se haría efectiva el 1 de enero de 1986

Foto: Web Comisión Europea

5 de febrero de 1985. Dos meses después de la firma de la Declaración de Bruselas por la que España y Reino Unido se comprometían a aplicar definitivamente la Declaración de Lisboa y así resolver las divergencias sobre Gibraltar, incluida su soberanía, se lleva a cabo la apertura total de la verja del Peñón para personas, vehículos y mercancías. La frontera permaneció cerrada casi dieciséis años, desde el 8 de junio de 1969, en protesta por la aprobación de la Constitución de Gibraltar. Desde 1982, poco después de tomar posesión Felipe González, sí se permitía el paso a pie.

Portada ABC Sevilla, 5 de febrero de 1985

El Peñón ha sido objeto de disputa diplomática entre España y Gran Bretaña desde 1940, cuando Franco inició su reclamación. Estas reivindicaciones han sido apoyadas por la Asamblea de Naciones Unidas en seis resoluciones distintas. No obstante, el origen de las mismas se remonta al momento en el que España le cede a los británicos la “plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar, “con su puerto, defensas y fortalezas”, así como Menorca, que no volvió a ser española hasta 1802, 71 años después, por el artículo X del Tratado de Utrecht de junio de 1713. 

Desde entonces, el gobierno británico ha tomado decisiones sobre el Peñón que han alimentado la polémica. Entre ellas la denominación de Gibraltar como “colonia de la Corona” en 1830, el levantamiento unilateral de la verja en febrero de 1909 como consecuencia de distintas epidemias de fiebre amarilla y la construcción del aeródromo en 1938, aprovechando que España estaba inmersa en la guerra civil. 

Más radicales, pero igual e incluso más determinantes, fueron el rechazo de la primera propuesta formal del gobierno español de la devolución de del Peñón, formulada en 1966 por el entonces ministerio de Asuntos Exteriores, Fernando María Castiella, y poco después, en 1967, el primer referéndum en el que los gibraltareños manifestaron su deseo de mantener la relación con Londres con un aplastante 96% a favor de la continuidad británica. 

Aunque la punta del iceberg fue la consulta popular del 23 de mayo de 1969 para aprobar la Constitución de Lansdowne, un estatuto autónomo por el que Gibraltar establecía un sistema político como colonia británica. Tras ello  el gobierno español ordenó el cierre de la verja y corte de todas las comunicaciones Península-Peñón. 

Archivos Referéndum de Gibraltar, 1967

Con la llegada de la democracia a España, ambos países intentaron limar asperezas. Esto desembocó en la Declaración de Lisboa, firmada el 10 de abril de 1980, en el que se comprometían a resolver los problemas con Gibraltar, de acuerdo a las resoluciones pertinentes de la ONU. Esto fue, entre otros hechos, lo que motivó que el puesto de control policial para los españoles, frontera internacional para los británicos, se reabrirá para los peatones el 14 de diciembre de 1982, siete años después de la muerte de Franco. Aunque también había sido una petición de la Comunidad Económica Europea (CEE). 

Tres años después, el 27 de noviembre de 1984, con la firma  de la Declaración de Bruselas por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Fernando Morán, y Secretario de Estado de Asuntos Exteriores de la Commonwealth y del Reino Unido, Geoffrey Howe, se acordó restablecer el proceso negociador y también reanudar las conversaciones sobre la soberanía. El 5 de febrero de 1985, tras casi dieciséis años de aislamiento, la verja fue abierta para personas, vehículos y mercancías. Hecho imprescindible para la unión de España entrara a la CEE el 12 de junio de ese mismo año, aunque su ingreso se hace efectivo en enero del 86

Felipe Gonzalez y Fernando Morán, firma del tratado de adhesión de España |Comisión Europea

El 5 de febrero de 1985, pasada la medianoche, el gobernador civil de Cádiz, Mariano Baquedano, procedió a la reapertura de la verja en cumplimiento de lo firmado en acuerdo de Bruselas. Hecho que se habría demorado aún más, de no se por una prueba esa misma mañana en la que fue necesario llevar un compresor de aire para desatascar la barra vertical introducida en el suelo para mantenerla cerrada. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente