Newtral
Edmundo Bal: «Usted (a Isabel Celaá) propone suprimir la educación especial cuando más falta hace a las familias»
Siguiente

Edmundo Bal: «Usted (a Isabel Celaá) propone suprimir la educación especial cuando más falta hace a las familias»

La afirmación es FALSA. El Proyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOE (la denominada LOMLOE) no establece que se suprima la educación especial 

FOTO: Web del Congreso.

El pasado 17 de junio, en el Pleno del Congreso, el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal se dirigía a la ministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celaá diciéndole: “usted propone suprimir la educación especial cuando más falta hace a las familias”. ¿A qué se refiere Bal exactamente? 

Desde Newtral.es hemos preguntado a Ciudadanos sobre estas declaraciones y nos remiten a las declaraciones de Julián Ruiz, presidente de la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (ANCEE) en este artículo de ABC. «El Gobierno está aprovechando el confinamiento para acabar con los centros de Educación Especial», afirma Ruiz «y se da un plazo de 10 años para ello», añade. ANCEE es la asociación empresarial decana en España de los centros educativos de educación especial y desde Newtral.es también hemos hablado con su presidente.

¿De dónde viene esta polémica?

Durante estos meses se ha polemizado en redes sociales y medios de comunicación sobre lo que dice el Proyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOE (la denominada LOMLOE) que se tramita actualmente en el Congreso sobre los centros de educación especial. De hecho, desde Newtral.es ya explicamos en su día toda esta polémica surgida alrededor de la disposición adicional cuarta de la LOMLOE y que en ningún caso habla de cierre de centros de educación especial, ni ahora, ni dentro de diez años. ¿Qué pone exactamente en esa disposición?

Fragmento del Proyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOE (LOMLOE).

Lo que dice textualmente el proyecto de ley en la disposición adicional cuarta, es que en diez años “los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad”. En ningún punto hace referencia explícita al traspaso de escolares de centros especializados a normales.

Además, dice que “las Administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios”. 

Y añade que “las Administraciones educativas velarán para que las decisiones de escolarización garanticen la respuesta más adecuada a las necesidades específicas de cada alumno o alumna” incluyendo “una valoración de las necesidades educativas individuales, realizada por personal con la debida cualificación y en los términos que determinen las Administraciones educativas. En este proceso serán preceptivamente oídos e informados los padres, madres o tutores legales del alumnado”.

Celaá: “ No se van a cerrar centros de educación especial”

El pasado 5 de mayo la ministra de Educación Isabel Celaá respondía a la senadora del PP, Ana Camins, en una Comisión en el Senado diciendo: “por enésima vez señoría, este Gobierno no va a cerrar los centros de educación especial, y usted lo sabe bien. Usted se ha apuntado a un bulo sabiendo que lo era”.

El 21 de mayo Celaá volvía a repetir esta vez en la Comisión de Educación y Formación Profesional que “no se van  a cerrar centros de educación especial”. De hecho contestaba molesta en su último turno de palabra al añadir “pero no sé para qué me lo pregunta, porque les da igual mi respuesta y no hacen más que reiterar la pregunta. Lo que les preocupa es su pregunta y no mi respuesta, lo cual es verdaderamente denunciable”.

La opinión de Plena Inclusión y CERMI

Desde Newtral.es hemos contactado con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y de forma escueta reconocen que efectivamente en la LOMLOE «no pone que vayan a desaparecer los centros de educación especial”. En todo caso, desde CERMI creen que «es el Gobierno quien tiene que explicar lo que pone en la ley».

El presidente de la organización Plena Inclusión, Santiago López, se reunía con la ministra de Educación, Isabel Celaá el pasado 29 de mayo precisamente para tratar este tema y afirmaba “que la educación inclusiva es un derecho que no puede usarse como arma arrojadiza en la pelea partidista”. “Nadie debería jugar con el miedo de las familias a que sus hijos pierdan los apoyos que necesitan”, se quejaba.

Lo que nos cuenta desde la organización Plena Inclusión su coordinadora del Área Jurídica, Inés de Araoz Sánchez-Dopico, es que «la LOMLOE no suprime la educación especial: el artículo 74.1 no sufre ningún cambio en el proyecto. Sigue diciendo que se podrá escolarizar a niños con necesidades educativas especiales en colegios o unidades de educación especial solo cuando las necesidades del niño o la niña no puedan ser atendidas en el marco de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios». 

Y añade «los centros de educación especial no se cierran, siguen existiendo (igual que antes de la LOMLOE)».  ¿Y qué pasa con las familias? «A las que tengan hijos e hijas con necesidades educativas especiales actualmente escolarizados en centros de educación especial no les afecta porque continuarán escolarizados en los mismos, mientras que a las familias con hijos e hijas con necesidades educativas especiales escolarizados en centros ordinarios les favorece porque tendrían el apoyo adicional y más especializado que les pueden proporcionar los centros de educación especial», explica Inés de Araoz.

Desde Plena Inclusión destacan «que su labor como centros de referencia puede ser determinante para mejorar la atención al alumnado con necesidades educativas especiales actualmente escolarizado en centros ordinarios (actualmente, según las estadísticas del Ministerio de Educación el 79% del alumnado con discapacidad intelectual y trastorno generalizado del desarrollo está escolarizado en centros ordinarios). Nuestra demanda es que las Administraciones educativas autonómicas (las competentes para ello) les doten de los medios económicos, materiales y humanos que precisen para ello». 

¿De dónde sale entonces lo del cierre de centros especiales?

La plataforma ‘Educación Inclusiva Sí, Especial también’ ha sido uno de los grupos que más han criticado esta disposición adicional cuarta de la LOMLOE. Afirman que busca “la eliminación de la mayoría de escuelas destinadas a menores con necesidades especiales” y critican que se tramite “aprovechando la crisis sanitaria y el estado de alarma”. Hablan de que es una ley “llena de ambigüedad”. En concreto, hacen referencia a la problemática de la frase “atención muy especializada” y sostienen que “la decisión de traspasar alumnado a centros ordinarios” no ha sido consultada con las familias ni con los profesionales. 

En línea con este pensamiento está también la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (ANCEE). Desde Newtral.es hemos hablado con su presidente, Julián Ruiz, autor precisamente de las declaraciones de la noticia en la que Edmundo Bal se basaba.

 «La disposición  adicional cuarta no está clara y se presta a interpretaciones y eso es lo que hace desconfiar a las familias. Porque si se dijese que cada alumno estará escolarizado en la modalidad educativa donde mejor esté, sería claro», explica Ruiz. En su opinión, «lo que ha suscitado la alarma es que aparece un plazo de aquí a diez años y padres, educadores y centros lo han interpretado como un plazo para acabar con los colegios de educación especial y convertir esos colegios en centros de recursos».

«Ojalá que después no sea así. Lo que esperan las familias es que los criterios para la escolarización de los alumnos estén basados en criterios técnicos y objetivos. A mí lo que me sorprende es que en este momento que hay una educación especial excelente se la tache de segregadora», añade el presidente de ANCEE. «Que doten a los centros ordinarios para atender necesidades especiales nos parece perfecto pero yo creo que nunca va a ser posible que en cada uno de los centros ordinarios se vaya a poder reproducir los equipos con los que cuenta un colegio de educación especial», dice Ruiz.

«Como yo entiendo la inclusión no es meter a todos en un mismo centro sino que los sistemas educativos los tengan en cuenta y que cada uno esté donde mejor atendido sea. Hay muchísimos chicos que están en la atención ordinaria y que son felices y están bien atendidos y eso no hay por qué  moverlo. Pero lo que hay que procurar es invertir el proceso, que los chicos no vengan a la educación especial después de la ordinaria sino que sean atendidos cuanto antes dentro de sus necesidades para después poder incorporarse a la educación ordinaria con todas las garantías después», termina el presidente de ANCEE.

La mayoría de los grupos de la oposición en el Congreso han criticado aspectos del Proyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOE (la denominada LOMLOE), defendida por la ministra Isabel Celaá este 17 de junio, pero el texto sigue su curso tras rechazarse las enmiendas totales de PP, Vox y Ciudadanos (por 153 votos a favor y 195 en contra). Fijar fecha para el debate sobre las enmiendas parciales será su siguiente trámite ahora. 

La LOMLOE no plantea en su disposición adicional cuarta la eliminación de los centros de educación especial ni la educación especial. Dice textualmente que “las Administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios”. 

El diputado de Ciudadanos Edmundo Bal basa su afirmación en el temor que esa disposición adicional cuarta del Proyecto de Ley ha levantado en la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (ANCEE) que entiende que esta norma “pone en riesgo la actual situación de los colegios de educación especial” y “ que en diez años estos centros se convertirán exclusivamente en centros de recursos”. Sin embargo, esto no es lo que pone en el texto de la LOMLOE por lo que la declaración de Edmundo Bal es FALSA.

Edmundo Bal Ciudadanos
Foto: Web del Congreso.

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente