Newtral


ERC insiste en el gobierno de concentración para responder a la sentencia del 1-O
Siguiente

ERC insiste en el gobierno de concentración para responder a la sentencia del 1-O

El independentismo busca una respuesta unificada a la sentencia del juicio del ‘procés’, que previsiblemente se hará pública a mediados de octubre. ERC cree que es clave organizar un bloque de concentración… o ir a elecciones. El Govern y otras fuerzas, se decantan por tomar las calles.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, en una imagen de archivo de 2015 | ERC

En pleno debate sobre cuál debe ser la reacción del independentismo al fallo del Supremo sobre el procés, el entorno de ERC se inclina por la creación de un gobierno de concentración en Cataluña. El último en plantear esta idea fue el presidente del partido, Oriol Junqueras, y lo hizo a través de una entrevista escrita con SER Catalunya. Mientras, espera en la cárcel de Lledoners, donde cumple prisión preventiva, a que el Tribunal Supremo dicte el fallo, que se hará público previsiblemente a mediados de octubre.

«En las circunstancias actuales, sería bueno que el gobierno de Cataluña represente tanto como sea posible al 80% de la sociedad catalana que está en contra de la represión y a favor de una solución negociada y de que los ciudadanos de Cataluña puedan decidir su futuro con el voto», añadió Junqueras. Esta opción, planteada anteriormente por otros líderes republicanos, incluye a la CUP y a los comuns. 

¿Por qué es importante?

La sentencia del procés está en el centro de la actualidad catalana, y más en septiembre. El mes de la Diada ofrece una plataforma para intensificar el impacto de los mensajes. Las diferentes fuerzas partidarias de la autodeterminación estudian de qué manera debe responder la política catalana a la sentencia y, en definitiva, al Estado. Tanto Junqueras como los otros dirigentes de ERC que han planteado esta opción –Pere Aragonès, Joan Tardà o Roger Torrent– han deslizado otros dos puntos clave de cara a afrontar el otoño: la posibilidad de llamar a elecciones y la necesidad de cerrar los presupuestos

Pero el adelanto de comicios es un tema espinoso entre ERC y JxCat, cuyas relaciones no pasan por el mejor momento. Este viernes, Junqueras reprochó que Carles Puigdemont descartara el escenario electoral durante su reunión con su sucesor, el president Quim Torra, en Bruselas. “Las elecciones claramente debilitarían las instituciones”, advirtió Puigdemont. “¿Desde cuándo el ejercicio democrático del derecho de voto debilita las instituciones de un país’”, cuestionó Junqueras. 

¿Cuál es el contexto?

ERC, que lleva meses encabezando las encuestas de intención de voto, es responsable de negociar los presupuestos de la Generalitat de cara a 2020 pues esa labor corresponde a Aragonès, vicepresident y conseller de Economía. De manera que se establece una relación de dependencia entre los presupuestos y el adelanto electoral que Junqueras resumía así: «También sería bueno aprobar los presupuestos con una mayoría parlamentaria lo más amplia posible. Y, en todo caso, estoy seguro de que ningún demócrata debería tener miedo al voto de los ciudadanos expresado en unas elecciones». Cataluña sigue estirando los presupuestos de 2017, ya que la aplicación del artículo 155 en 2018 prorrogó las cuentas del año anterior y de cara a las de 2019, no se llegó a un acuerdo. 

¿Cómo responden los distintos partidos a esta propuesta?  Endavant, una de las principales organizaciones de la CUP, defiende que “la izquierda rupturista” tiene que “salir del seguidismo” de JxCat y ERC para promover un escenario “de insurrección democrática” que conduzca a la autodeterminación. Y la CUP también descartó esta posibilidad este viernes. “¿Con qué objetivo? ¿Con qué intencionalidad? No lo vemos en ningún caso”, aseguró la diputada María Sirvent. 

El portavoz en el Congreso de CatComú, Joan Mena, consideró “profundamente electoralista” la propuesta. Mientras tanto, el sábado anterior, el diputado de En Comú Podem Gerardo Pisarello había declarado su disposición “a hablar” para entrar en un gobierno de concentración con condiciones. Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, apuntaba al divorcio entre ERC y JxCat: “Ya lo veremos, pero yo creo que en estos momentos no se dan las circunstancias. Si entre los dos socios del Govern ya no se avienen, ¿cómo van a ampliarlo?”. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

La respuesta a la sentencia que defiende el president de la Generalitat, Quim Torra, consensuada esta semana con Puigdemont en Bélgica, pasa por la “desobediencia civil y no violenta”. No explicó en qué consistiría pero dijo que la movilización se inspiraría en Hong Kong, advirtió de que si la sentencia es condenatoria “lo último” que haría su gobierno es abocarse a unas elecciones, y reconoció el derecho de los trabajadores a “convocar una huelga general”.  Así lo planteó Torra en Madrid el jueves durante un desayuno informativo de Europa Press. Tampoco llegó a aclarar lo que hará la Generalitat el día después del fallo, aunque indicó que la Diada del 11 de septiembre habrá un anticipo con “una gran movilización” en Barcelona. 

#Fact 

La idea del gobierno de concentración como vía para superar escollos y lograr la independencia no es nueva en Cataluña. Y esta opción es mucho menos ajena todavía para Junqueras y ERC, que y en noviembre de 2014 presentó la que era su hoja de ruta soberanista para alcanzar la independencia en Cataluña, “Llamamiento a un nuevo país: la república catalana”. Un plan que incluía elecciones constituyentes, formar un gobierno de concentración “de la máxima unidad y transversalidad posible” y elaborar una constitución catalana que todos los catalanes ratifiquen en un referéndum. De este plan, nada se ha llegado a ejecutar.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente