Newtral


El TS ante el escollo del lugar de reinhumación de los restos de Franco
Siguiente

El TS ante el escollo del lugar de reinhumación de los restos de Franco

Si el Alto Tribunal decide avalar el próximo 24 de septiembre la exhumación del dictador, tendrá que abordar la difícil decisión del lugar al que será trasladado el cadáver

Valle de los Caídos | PxHere

El Tribunal Supremo decidirá el próximo 24 de septiembre si avala la exhumación de los restos de Franscisco Franco del Valle de los Caídos. La resolución sobre la que ha sido una de las propuestas estrella del Gobierno de Pedro Sánchez tras la moción de censura contra Rajoy, se abordará a partir de las 10.00 horas del martes 24, cuando comenzarán a deliberar los seis magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo. 

El Tribunal Supremo examinará el recurso de los nietos del dictador contra el acuerdo del Consejo de Ministros del 15 de marzo, que había fijado la exhumación para el 10 de junio. Esta decisión quedó paralizada cautelarmente por la Sala hasta que hubiera sentencia. 

¿Por qué es importante?

La iniciativa del Ejecutivo de Sánchez de sacar los restos de Francisco Franco de la abadía benedictina del Valle de los Caídos ha convivido con la polémica desde la primera vez en la que Sánchez habló sobre sus intenciones. La familia y la Fundación Francisco Franco han recurrido a la Justicia para frenar la exhumación, así como los monjes benedictinos, cuyo prior también rechazó abiertamente el traslado. También el Vaticano ha tenido que intervenir, aunque sin mojarse. Ni se opuso a la exhumación ni se pronunció por el lugar donde deben ser trasladados los restos del dictador.

¿Cuál es el contexto?

Entre el planteamiento inicial y el desenlace de lo que pueda decidir el Supremo, la fecha de exhumación se ha pospuesto en varias ocasiones. Sánchez anunció en junio de 2018 que podría suceder a lo largo del verano pasado, pero en primer lugar tenía que tramitar el Real Decreto-ley 10/2018 por el que se modificaba la Ley de Memoria Histórica, con el fin de convertir el Valle de los Caídos en un espacio “para la cultura de la reconciliación, de la memoria colectiva, democrática y de dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura”. 

El pulso judicial de los siete nietos vivos del dictador alterna recursos al Supremo y denuncias a los responsables del plan de exhumación por ilegalidades urbanísticas para impedir que el Gobierno lleve a cabo sus planes. El Gobierno siguió su hoja de ruta y en paralelo se abrió otro escollo: el lugar al que deberían ser trasladados los restos. La familia pidió la cripta familiar en la Catedral de la Almudena, a lo que se negó el Gobierno al considerar que seguía prestándose “al enaltecimiento” y un posterior informe de la Delegación del Gobierno en Madrid, que apelaba a motivos de seguridad. El prior de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, se negó a facilitar el acceso. 

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, informó el 15 de febrero de 2019 sobre la decisión en el Consejo de Ministros de exhumar al dictador en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007. Los nietos del dictador y los monjes de la Abadía del Valle de los Caídos recurren ante el Supremo al entender que no hay “autorización eclesiástica”. Y el Gobierno fija una nueva fecha: el 10 de junio de 2019, con la propuesta alternativa de que los restos sean llevados al cementerio de Mingorrubio-El Pardo. La Fundación Francisco Franco y la familia piden al alto tribunal que se paralice todo, y nos plantamos en el pasado 4 de junio, cuando el Supremo paraliza cautelarmente la exhumación, a la espera de un dictamen a fondo sobre el asunto. Precisamente el que está al llegar.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El Supremo ha reconocido, en declaraciones a las agencias Europa Press y EFE, que el principal escollo, dados los acontecimientos, es fijar el lugar de destino de los restos, en caso de que se avale la exhumación. Reubicar el cadáver en un lugar que no cuente con el apoyo de la familia puede perpetuar el tira y afloja. La exhumación, por otra parte, es un tema algo menos espinoso en tanto que existe suficiente jurisprudencia. “Lo que ocurre es que de lo otro no hay nada”, añaden las fuentes consultadas por EFE. El Tribunal de Estrasburgo estipula que la familia tiene que ser escuchada, pero el dilema del Supremo es qué pesa más: la opinión de los Franco o el Gobierno en defensa del interés público.

En el cementerio de Mingorrubio-El Pardo reposan los restos de los expresidentes del Gobierno Carlos Arias Navarro y Luis Carrero Blanco, ministros del franquismo y la propia esposa del dictador, Carmen Polo. En este reportaje de El Confidencial se añaden unos cuantos nombres de empresarios del régimen y hasta el del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. 

#Fact 

Con el esperado fallo del Supremo, el asunto no queda resuelto. Los magistrados en esta ocasión solo se pronunciarán sobre el recurso de los nietos de Franco, pero no con respecto a los presentados por la Fundación Francisco Franco, la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos y la comunidad benedictina del Valle. Estos puntos serán resueltos más adelante.


¿Ordenará el Tribunal Supremo la exhumación de Franco del Valle de los Caídos el 24 de septiembre?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente