Newtral


El Thyssen, el tercer pilar del Triángulo del Arte de Madrid
Siguiente

El Thyssen, el tercer pilar del Triángulo del Arte de Madrid

En el Paseo del Prado se encuentra el Triángulo del Arte de Madrid, formado por tres de los museos más importantes de España. Este término se acuñó con la inauguración del último, el Thyssen-Bornemisza, que cuenta con una de las más importantes colecciones del mundo.

 

8 de octubre de 1992. Tal día como hoy hace 27 años se estrenó el más reciente de los tres museos que forman el Triángulo del Arte de Madrid: el museo Thyssen-Bornemisza. La consecución de la permanencia de la colección Thyssen no fue fácil. Te lo explicamos.

Las obras propiedad del barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza fueron reunificadas por éste de manos de su padre August Thyssen, que despreciaba el arte del siglo XX, según afirmaba su hijo. Hans Heinrich empezó a ampliarla adquiriendo obras de los entonces más importantes  pintores modernos. Además de por prestigio, adquiría obras por gusto personal, de modo que su colección es de las más valiosas del mundo. Dicha selección de obras estuvo deambulando en lotes durante años por todo el planeta: hizo exhibiciones en la Royal Academy londinense, o el Museo de Arte Moderno parisino. Finalmente, por miedo a que sus herederos terminasen disgregando la colección, decidió crear la Fundación Colección Thyssen Bornemisza en 1988.

La noticia de que el barón buscaba alojamiento para su valiosa colección corrió como la pólvora. La Fundación Getty de Los Ángeles, los gobiernos inglés, alemán y español eran algunos de los candidatos a exhibir estas obras.

La colección se la lleva España

Finalmente fue la nacionalidad de su quinta y última mujer, Carmen Tita Cervera, una también apasionada del arte, lo que le impulsó a escuchar ofertas de España. En 1988 se firmó un contrato de préstamo por el cual parte de ellas pasaban a ser exhibidas en Madrid y otras en el Monasterio de Pedralbes (Barcelona). A cambio el Gobierno cedía el Palacio de Villahermosa, que sería reformado para tal fin, como lugar de exhibición de las obras. Esta reforma fue hecha por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo, y terminó en 1992. Se produjo entonces el traslado de Lugano (Suiza) a Madrid de las obras.

La satisfacción de los barones con el tratamiento de los críticos y el público hacia la colección, así como la ubicación privilegiada del museo en pleno Paseo del Prado, y el buen funcionamiento de la Fundación hicieron que en 1993 se firmara la venta de gran parte de la colección (ni más ni menos que 775 obras) por 350 millones de dólares de la época.

Con el fallecimiento del Barón en 2002, la que otrora había sido actriz y modelo, Carmen Cervera heredó el resto del patrimonio de Heinrich y también les buscó casa en el Paseo del Prado. El Estado español adquirió dos edificios aledaños al Museo y tras reformarlos, alojó en ellos otra selección de obras. La Baronesa Thyssen firmó un contrato de cesión gratuita de 10 años que se ha ido prorrogando hasta la actualidad. Dicho contrato otorga a Carmen Cervera un marco legal por el cual su colección se puede mover libremente y ser temporalmente cedida a otros museos.

La gestión de una herencia

Investigaciones de El Confidencial en conjunto con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación han ido revelando datos relativos a la gestión del patrimonio Thyssen por parte de los herederos, como el de que la baronesa y su hijo gestionan los cuadros a través de sociedades offshore. También apareció el nombre de Borja Thyssen en los Papeles de Panamá, como propietario de una sociedad en Nevada (Estados Unidos) ligada a una cuenta en Andorra.

Fuentes

Spain Paying $350 Million for Baron’s Art, The New York Times (19/06/1993)

Las cifras tras la colección de Carmen Thyssen: 400 millones en seguros y el precio para que se quede en España, eldiario.es (28/12/2018)

Cuadros y contratos con el Estado: la baronesa Thyssen, «cliente clave» de Appleby, El Confidencial, Daniele Grasso (19/11/2017)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente